martes 16.08.2022

TRIBUNALES

MONTILLA: Le caen tres años y cinco meses por intentar hacer saltar por los aires a sus vecinos con una bombona de gas

El joven, de unos 35 años, consumía sustancias tóxicas con un problema mental aparejado y finalmente prendió fuego a su "arma", aunque no estalló

Juzgados
Sede de la Audiencia Provincial de Córdoba
MONTILLA: Le caen tres años y cinco meses por intentar hacer saltar por los aires a sus vecinos con una bombona de gas

El Juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba ha dictado una sentencia tras una conformidad por la que condena a un hombre, de unos 35 años, a penas de tres años y cinco meses de prisión por un delito de amenazas y un delito de atentado, tras supuestamente amenazar con explotar una bombona de gas en una urbanización de la localidad cordobesa de Montilla.

Según recoge la resolución judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en la noche del día 21 de julio de 2014, cuando el procesado se encontraba en la puerta de su vivienda, "cortó la goma del suministro del gas a la altura del calentador, sacó la bombona de gas a la calle, abrió el gas durante un minuto y con un mechero prendió fuego a la misma, saliendo una llamarada", todo ello mientras decía: "Si hay niños mejor, que exploten, tenéis que morir todos".

Ante ello, se personó la Policía Local montillana al haber sido avisada por los vecinos, y tras comprobar que en la zona "olía de forma intensa a gas y existía peligro de explosión", desalojaron a todos los vecinos de sus viviendas y solicitaron la presencia del Servicio de Extinción de Incendios, al tiempo que el acusado "con actitud desafiante" les decía que se acercaran, "si tenéis huevos, que vais a volar", según se detalla en el escrito.

"Esto lo reviento"

A continuación y una vez desalojada la urbanización, se dirigieron hacia el joven para que depusiera de su actitud, quien encerrado en su vivienda, desde una ventana y portando un mechero les decía: "De aquí no vais a salir vivos, esto lo reviento". De este modo, agrega el magistrado, el acusado "de forma inesperada y violenta se abalanzó" sobre un agente y supuestamente le propinó varias patadas en la pierna, momento en el que los agentes fueron a reducirlo, mientras que el joven forcejeó hasta que fue detenido.

Al respecto, el magistrado explica que los agentes de la Policía Local no sufrieron lesiones, a lo que añade que en el tiempo de los hechos el procesado consumía sustancias tóxicas y tenía asociado "un problema mental" por dicho consumo que "le avocó a realizar los hechos". El acusado ha estado privado de libertad por el suceso desde finales de julio de 2014. Cabe destacar que el Ministerio Público pedía inicialmente para el hombre penas de cinco años y nueve meses de prisión y multa de 24 euros, mientras que la defensa solicitaba la absolución.

Comentarios