martes 24.05.2022

en el cementerio Nuestra Señora de Araceli de Lucena

Memoria Democrática reactiva la búsqueda de un centenar de personas asesinadas por el Franquismo

Los arqueólogos de la Universidad de Granada regresarán al camposanto, donde trabajaron sin éxito en el pasado mes de enero, para tratar de localizar los restos de los lucentinos represaliados por el Franquismo 

Lucena exhumaciones de la Guerrab Civil
Reunión previa con los familiares de los desaparecidos
Memoria Democrática reactiva la búsqueda de un centenar de personas asesinadas por el Franquismo

La Dirección General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, con el apoyo del Ayuntamiento de Lucena, acometerán la segunda fase de los trabajos de exhumación en el cementerio Nuestra Señora de Araceli con el objetivo de localizar los restos de las personas represaliadas por el Franquismo documentadas por trabajos de investigación de carácter histórico.

Con la dirección técnica del Departamento de Arqueología de la Universidad de Granada, los trabajos de excavación se prolongarán durante las próximas seis semanas a cargo de un equipo permanente compuesto por una docena de arqueólogos encabezados por el profesor Francisco Carrillo, que volverá a trabajar "en la zona final del cementerio en un espacio donde se cree que se encuentra la fosa donde se enterraron ilegalmente alrededor de un centenar de personas" tanto durante la Guerra Civil como en los primeros meses de la dictadura.

Previamente al inicio del trabajo de los arqueólogos en el cementerio lucentino, el coordinador de Excavaciones de la Dirección General de Memoria Democrática, Miguel Ángel Melero, ha mantenido, en compañía del concejal de Cultura, Manuel Lara, una reunión con un grupo de representantes de los familiares para explicarles los detalles de la campaña.

Restos óseos

Ante la posibilidad de hallar la fosa con los restos óseos de las personas represaliadas, tanto la Junta de Andalucía como el equipo técnico de la Universidad de Granada afrontan esta nueva fase "con optimismo" sabiendo que "contamos con toda la confianza de los familiares por llevar a buen puerto este reto de localizar a sus antepasados".

Al igual que en la anterior fase de trabajos, el Ayuntamiento lucentino colabora con este proyecto facilitando alojamiento al grupo de arqueólogos y cediendo el uso de diferentes herramientas para la excavación.