miércoles 05.10.2022
Cordoba Hoy

Ley FSMA

García Ballester aprende a vender sus productos frescos en Estados Unidos

Otros 12 profesionales de ocho empresas agroalimentaria andaluzas han participado también en el taller puesto en marcha por Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior

Grupo García Ballester de Palma del Río
Grupo García Ballester de Palma del Río
García Ballester aprende a vender sus productos frescos en Estados Unidos

Un total de 13 profesionales de ocho empresas agroalimentarias andaluzas han conocido hoy los requisitos de seguridad alimentaria para la exportación de alimentos frescos a Estados Unidos establecidos por la Ley FSMA en un taller organizado por la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad, a través de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior, en la sede de Extenda en Sevilla.

El objetivo principal de este curso ha sido informar a las empresas andaluzas del sector agroalimentario sobre las oportunidades y amenazas generadas en el mercado estadounidense como consecuencia del cambio normativo que implica la nueva Ley FSMA (Food Safety Modernisation Act), dando a estas firmas la oportunidad de obtener certificados reconocidos por la FDA (Food and Drug Administration) en este ámbito.

Estados Unidos es el primer mercado extracomunitario y séptimo mundial de las exportaciones agroalimentarias andaluzas, con ventas que en los primeros nueve meses de 2018 alcanzan los 498 millones de euros. Esta cifra coloca a Andalucía, a su vez, como primera comunidad española en ventas de agro y bebidas al mercado estadounidense, con el 37% del total nacional.

Operario del Grupo García Ballester

De este modo, las firmas participantes han adquirido en el taller de hoy la información necesaria para evaluar los riesgos de seguridad existentes en la comercialización de productos frescos y orientar la implementación de buenas prácticas agrícolas, además de aprender cómo satisfacer las demandas sobre seguridad de los productos de la Ley FSMA y cumplir con los requisitos del comprador.

La Ley FSMA requiere que por lo menos un supervisor o responsable de la empresa complete con éxito una formación de seguridad alimentaria equivalente al menos a la que se ofrece bajo el currículo estandarizado reconocido por la FDA. En este sentido, el currículo ofrecido por la Produce Safety Alliance (PSA) está reconocido como una de las formas de satisfacer este requisito de formación en el marco de FSMA.

Esta legislación puesta en marcha en 2016 es la reforma más importante que ha experimentado la FDA en 70 años y la que señala una serie de normas imprescindibles para los proveedores que exportan a EEUU, al modificar los requisitos y las disposiciones para la admisión de productos.

El taller se ha dirigido a profesionales relacionados con la seguridad alimentaria; supervisores de operaciones o mantenimiento; responsables de producción y fabricación, de calidad o de la cadena de proveedores; así como a gerentes de empresas agroalimentarias interesados en el comercio con Estados Unidos.

Entre las empresas participantes destaca la presencia de firmas de Almería (Francisco Maleno García, Rocío Cazorla Díaz, María Ángeles Martín Linares y Agrocolor); seguidas de compañías de Sevilla (Laura López Hernández, Solingesa); Córdoba (García Ballester); y Huelva (Acerta Certificación).

En concreto, el Grupo García Ballester acaba de adquirir en la provincia de Córdoba el antiguo centro de Necfruit con la intención de mejorar la calidad del trabajo, así como la logística y la satisfacción de trabajadores y clientes. De hecho, tras la grata experiencia obtenida en los centros de Alcolea del Río y Sevilla, en el grupo apostaron por Palma del Río como territorio donde ubicar su nuevo centro de producción.

El motivo de elección de esta zona ha sido la importante producción de naranja que desde siempre se trabaja en el Valle del Guadalquivir. Este hecho favorecerá la logística en los procesos que se llevarán a cabo en el centro, que estará operativo para la campaña 2017-2018. Aunque el sector siempre dependa de la climatología y la evolución del mercado, entró en funcionamiento en octubre.

Allí, se puede precalibrar la fruta por calidad y calibre, de modo que se reducirá tanto el destrío de la fruta como la cantidad de productos fitosanitarios por cosecha. De este modo, se logrará una optimización tanto de costes como de energía. Abrir este nuevo centro nos permite seguir trabajando con agricultores comprometidos y profesionales que buscan una relación estable, directa, así como de confianza y que aporte continuidad a su labor en campo.

Empleo del Grupo García Ballester

Para esta campaña, se espera alcanzar los 30 millones de kilos, dependiendo de la fluctuación del mercado y la respuesta del campo. Asimismo, en el grupo se con el personal de la zona para ocupar las más de 10.000 jornadas en almacén y 25.000 en campo.

La campaña se inicia con la variedad navelina, pudiendo llegar a julio con naranjas Valencia. Asimismo, el centro tiene previsiones de probar con fruta de hueso e incluso sandías y melones. Otro de sus objetivos es trabajar la producción de la variedad protegida Nadorcott. Los kilos de fruta obtenidos en el nuevo centro de Palma del Río abarcarán los mercados de Centro Europa, EEUU y Canadá, China, Dubái y Noruega, entre otros.

La organización de esta acción por parte de Extenda será cofinanciada con fondos procedentes de la Unión Europea a través del Feder de Andalucía 2014-2020, dotado con una contribución comunitaria del 80%.

Con una balanza comercial positiva que alcanza los 414 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018, las exportaciones agroalimentarias a Estados Unidos se centran principalmente en la venta de aceite de oliva, que concentra más de la mitad de las transacciones (53%), por valor de 263 millones de enero a septiembre; seguido de las conservas hortofrutícolas, con 106 millones, el 21,2% del total; otras grasas y aceites, con 36 millones, el 7,2% y casi el doble de exportaciones que en el mismo periodo del año anterior; y pescados y mariscos, con 17,8 millones, el 3,6% y casi el doble de ventas también.

Sevilla es la principal provincia exportadora de productos agroalimentarios a Estados Unidos, con 214 millones vendidos de enero a septiembre, el 43% del total; seguida de Córdoba, con 128 millones, el 25,7%; Málaga, con 71 millones, el 14,3%; y Cádiz, con 35 millones, el 7% y un crecimiento interanual del 40%.

Por otro lado, en este periodo han sido 445 las empresas andaluzas que han exportado bienes agroalimentarios a Estados Unidos, de las cuales el 45% (202) son exportadoras regulares (cuatro años seguidos exportando), una tasa que refleja la consolidación del comercio que el sector agroalimentario andaluz mantiene en el mercado estadounidense.

Cítricos de García Ballester

Con este curso concluye el ciclo de talleres formativos organizados por Extenda desde el pasado mes de septiembre sobre las distintas certificaciones que exige la regulación de la FDA, la agencia gubernamental estadounidense responsable de proteger la salud pública. Su mandato incluye garantizar que los alimentos sean seguros y nutritivos y estén adecuadamente etiquetados, así como asegurar que los medicamentos veterinarios y humanos, las vacunas y otros productos biológicos y dispositivos médicos para uso humano sean seguros y efectivos.

En este ciclo se han incluido talleres dirigidos a facilitar las siguientes certificaciones asociadas al cumplimiento de la regulación establecida por la Ley FSMA: Curso PCQI (Preventive Controls Qualified Individual) para alimentos de consumo humano; FSVP (Foreign Supplier Verification Programmes) para verificación de proveedores extranjeros; y Seafood HACCP (Seafood HACCP Alliance) para productos del mar; así como un curso de etiquetado de alimentos según normativa.

Comentarios