miércoles 20.01.2021
Cordoba Hoy

Encuesta de Población Activa

Desciende la ocupación en Córdoba un 28,9% en el segundo trimestre en la que se incluyen los ERTEs

La tasa de paro entre abril y junio fue del 24,29%, con 45.800 mujeres paradas
El paro se nutre en Córdoba de mujeres sobre todo
El paro se nutre en Córdoba de mujeres sobre todo
Desciende la ocupación en Córdoba un 28,9% en el segundo trimestre en la que se incluyen los ERTEs

Los resultados de la encuesta de población activa (EPA) del segundo trimestre de 2020 continúan reflejando la situación derivada de la pandemia. Es decir, que la ocupación ha bajado en España en 1.074.000 personas en el segundo trimestre.

En Concreto, en la provincia de Córdoba esos valores de abril a junio fueron de 266.300 personas ocupadas frente a 85.400 parados, lo que implica una tasa de actividad del 53,82% y una tasa de paro del 24,29%.

La ocupación, por tanto, en Córdoba ha descendido bastante, en 108.500 personas del primer al segundo trimestre, lo que supone un descenso del 28,9 por ciento.

Por sexos, hubo 158.300 hombres ocupados y 108.000 mujeres, mientras que de parados 39.700 fueron hombres y 45.800, mujeres. Eso implica una tasa de actividad masculina del 62,37% y femenina del 45,74%. Por contra, en tasa de paro, el 20,03% correspondió a hombres y el 29,76%, a mujeres.

Hay que tener en cuenta que esta cifra no incluye a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo que, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA, se consideran ocupados.

En cambio, la suspensión o reducción de jornada de los trabajadores afectados por ERTE, junto con otros tipos de ausencias al trabajo (como paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal), sí ha tenido reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas, que han disminuido un 22,59% respecto al primer trimestre. Con ello, el número de ocupados que efectivamente han trabajado en el segundo trimestre se reduce a 13.901.000 (el 35,14% de la población de 16 y más años).

El 16,20% de los ocupados (3.015.200) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 4,81% observado en 2019.

Por su parte, el paro ha aumentado en 55.000 personas. La tasa de paro se sitúa en el 15,33%. Hay que tener en cuenta que no todos los que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados según la definición de la OIT. Una parte considerable ha pasado a la inactividad, categoría que ha aumentado en 1.062.800 personas.

Este incremento de la inactividad se debe fundamentalmente a que el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar. Por ello, no han podido cumplir todas las condiciones que la definición OIT exige para ser clasificado como parado y han quedado clasificados como inactivos.

Una visión más pormenorizada de las transiciones observadas entre ocupación, paro e inactividad se obtiene con la Estadística de Flujos, que refleja que 1.034.200 ocupados y 1.107.600 parados del primer trimestre han pasado a la inactividad en el segundo. No se ha producido una reducción del empleo y del paro del mismo orden debido a la existencia de movimientos en sentido contrario que han compensado parcialmente el descenso de la actividad. Entre ellos cabe señalar que 454.800 parados y 409.600 inactivos del primer trimestre han encontrado empleo en el segundo.