domingo 24.01.2021
Cordoba Hoy

Efectos de la pandemia en la economía

El sector de las bodas espera con esperanza que haya celebraciones en el segundo semestre del año

Los efectos de la crisis ya son devastadores, con el 95 por ciento de las comuniones anuladas, la mitad del negocio por completo paralizado y se van a dejar de obtener un 50% de beneficios, que muchos señalarían incluso como pérdidas
El sector de las bodas está sufriendo una profunda crisis
El sector de las bodas está sufriendo una profunda crisis
El sector de las bodas espera con esperanza que haya celebraciones en el segundo semestre del año

El sector nacional de las bodas y comuniones tiene por delante dos escenarios: Uno malo e inmediato y otro peor a medio plazo. Pero los efectos de la pandemia mundial se han cebado ya con ellos y por lo pronto el 95 por ciento de las comuniones se han anulado, la mitad del negocio está por completo parado y se van a dejar de obtener un 50% de beneficios, que muchos señalarían incluso como pérdidas.

Para aclarar, ese 5% de comuniones celebradas serían las puramente en familia, frente a lo que empezaba a ser habitual en los últimos años de eventos sociales a modo de 'minibodas' y numerosos invitados, mientras que si la mitad de los negocios siguen funcionando es porque en los talleres a día de hoy (de hecho, han comenzado a trabajar esta misma semana) están confeccionando los trajes que ya se habían encargado para el segundo semestre del año, con la incertidumbre de lo que pueda pasar de aquí a entonces.

EXPOBODA 22

Esos dos escenarios a los que se enfrenta este multitransversal sector, en palabras de Manuel Maya, director de Expobodas, son un posible desplazamientos de celebraciones desde el primer al segundo semestre del año, sobre todo a septiembre, octubre o noviembre, que conllevaría la desaparición de numerosos negocios, pero sería "reversible", y un segundo caso "caótico" en el que no se puedan celebrar este año que causaría estragos. "Hay ya muchas celebraciones que se han aplazado a 2021 por lo que pueda pasar", señala.

No hay que pensar en las bodas sólo en vestidos y convites. También la hostelería en general 'come' de esto, con hoteles donde alojar a los ciento de invitados que acuden, locales de celebración y hasta cáterings que en esos días, a partir de mayo, sobre todo, nutren las celebraciones. Afecta, incluso, al sector mobiliario (ya sea alquilando o comprando una casa para vivir) y automovilístico, y siempre teniendo en cuenta que "cada invitado, a su vez, es un cliente del sector".

Expobodas 1

"Habrá muchos efectos colaterales", advierte Maya, con ERTEs y autónomos que saldrán perdiendo y un "reajuste importante del sector" en número y tamaño de las celebraciones a partir de ahora. Por lo menos el que sobreviva la crisis. "La zona de confort en la que nos hemos movido todos en los últimos tiempos va a desaparecer habrá que aprender de nuevo a moverse", avisa el director de Expobodas.

Ya ocurrió en la crisis económica de 2008. "Nuestra cultura es nuestra principal fortaleza, en el sentido de que las bodas van a continuar, ajustadas económicamente y buscando de donde no hay, pero se descarta la suspensión porque es el evento social más imprtantente de nuestra vida", explica Manuel Maya. Pero la situación actual es por completo diferente y hay una inmensa incertidumbre con el futuro. "Y de esto no se libra ninguna comunidad autónoma, aunque quizá en Andalucía y Castilla-La Mancha sean acontecimientos más profundos que en otras zonas del país, la crisis es generalizada".

Expo Bodas one+one 6

Pero se trata, igualmente, de un sector que rezuma optimismo. "Vamos a salir de ésta, lo tenemos clarísimo", expone, por su parte, Manuel Jesús Adame Moro, presidente de la Asociación de Empresarios de Fuente Palmera, que organiza una de las ferias nupciales más importantes del país. Por lo pronto, es consciente de que la desescalada no será igual en todo el país y en este punto, por ejemplo, la provincia de Córdoba está mucho mejor posesionada que otras, incluso de Andalucía, para salir antes a la ya anormal 'normalidad'.

"Llevamos más de 45 días preparándonos para la salida, a base de sesiones de coach, infinitas reuniones telemáticas o cursos impartidos por las redes sociales para que el impacto sea el menor posible", señala esta incansable representante de la patronal, que no para de estar en contacto con el resto de empresarios de su municipio dando ánimos y recopilando necesidades.

palomo Spain con el cartel de la feria de la Boda

"Aquí estamos hechos de una pasta distinta y nuestra clientes están repartidos por todo el mundo y ahora se está trabajando de cara a las bodas de octubre que todavía siguen en pie y a las que hay que servir". Se trata simplemente de adatar un traje de verano a invierno añadiendo algo de manga y puntualizaciones similares. estas cuestiones va a servir para que el sector "salga más unido que nunca de esta situación, simplemente se trata de saber adatarse a las nuevas necesidades de la gente y aprovechar mejor cada estación".

Es el caso, por ejemplo, de la Navidad "que habrá que hacerla más atractiva si cabe", o de elaborar campañas promocionales con mucha más cabeza para la recuperación y recordando al cliente que "estuvimos a su lado en época de crisis y ahora se necesita el apoyo de todos cuando esto acabe". El futuro es incierto, aunque todavía no es del todo negro.

Expoboda 6

Comentarios