martes 11.05.2021
Cordoba Hoy

Cifras del consolidado

La Diputación aprueba su presupuesto de 308 millones con la abstención del PP y Ciudadanos

Vox vota en contra y critica los 512.000 euros destinados a Memoria democrática
Vista general del Pleno de la Diputación
Vista general del Pleno de la Diputación
La Diputación aprueba su presupuesto de 308 millones con la abstención del PP y Ciudadanos

No es de extrañar que el alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), haya mirado con cierta envidia a lo ocurrido en la Diputación, donde esta mañana han salido adelante los presupuestos para 2020, con la abstención de PP y Ciudadanos, como "voto de confianza", tras haberse incorporado una serie de alegaciones realizadas por ambos grupos.

No así por parte de Vox, que ha votado en contra, y hasta ha criticado, por voz de Rafael Saco, los 512.000 euros que se destinan a Memoria Democrática, ya que "únicamente se destinan 3.000 euros al legítimo derecho de las personas a buscar a sus familiares, mientras que el resto es para películas, seminarios, música o financiación de asociaciones".

Ante eso, la diputada de Hacienda, Felisa Cañete, ha contestado que se siente "especialmente orgullosa de que Vox haya criticado los presupuestos de PSOE e IU y muy mal tendríamos que estar haciendo las cosas para recibir su visto bueno".

El portavoz de la formación naranja, Miguel Castellón, ha valorado la inclusión de alegaciones de si grupo y ha señalado que se le da al cogobierno provincial un "voto de confianza", al tiempo que ha criticado la situación del excelente del Consorcio de Extinción de Incendios, Antonio Navarrete, en juicio por apropiarse de dinero público, como ejemplo del continuismo del PSOE en la Junta que tenía Andalucía como un cortijo propio". Frente a eso ha abogado por llevar a cabo políticas útiles "para que el dinero de los contribuyentes no acabe en los bolsillos de ningún golfo".

También la popular María Luisa Ceballos ha señalado que su abstención tiene que verse con un voto de confianza y ha advertido que estarán muy vigilantes para que se apliquen las políticas por las que se dice que se va a apostar, con la creación de un órganos transversal que arbitre todas las medidas del objetivo del milenio. Y eso incluye medidas contra el despoblamiento, un plan para una Córdoba industrial, tener claros los criterios a la hora de conceder discrecionalmente las ayudas, elaborar un diagnóstico sobre la situación hídrica en el Norte de la provincia, con los problemas que ya arrastra el pantano de La Colada o las enmiendas suyas aceptadas en materia de carreteras, "de las que se han aceptado el 80%".

Por su parte, el portavoz de IU, Francisco Ángel Sánchez, ha destacado que las cuentas de 2020 se centran en el desempleo, la despoblación, las políticas sociales y la lucha contra el cambio climático. Así ha destacado que el consolidados son más de 308 millones de euros y aumentan las inversiones.

Sánchez ha aportado algunas cifras como los 10,5 millones para el Instituto de Bienestar Social; otros 10 millones para concertación y empleo, donde, además, va a primas la libertad de los ayuntamientos en ver cómo lo invierten; más de 10 millones para infraestructuras viarias, así como los 32 millones destinados a los Planes provinciales, otros 3 millones para arreglos de caminos, mientras que se destinan 27 millones de euros a 56 proyectos aprobados para poner en marcha iniciativas económicas bajas en emisión de carbono para luchar contra el cambio climático.

Bancada socialista en el Pleno de la Diputación

Por su parte, Felisa Cañete ha recordado que el Presupuesto de la institución provincial para el ejercicio 2020, dotado con 239’4 millones de euros, llega a los 308 millones con el consolidado, un 8,89% más que en 2019. Sobre este punto, la responsable de Hacienda de la Diputación, Felisa Cañete, ha explicado que "nos encontramos ante un presupuesto con un marcado carácter inversor y una clara apuesta por las políticas sociales, sin duda nuestra seña de identidad durante los últimos años".

Cañete ha incidido en que "somos conscientes de que la inversión pública revierte no sólo en la creación de empleo y riqueza, sino también en la mejora de los servicios que se ofrecen a la ciudadanía, garantizando así la cohesión social del territorio y poniendo en marcha propuestas que vengan a combatir las posibles situaciones de vulnerabilidad social".

"Estamos hablando de que serán más de 52 millones de euros los destinados a políticas sociales, dato que supone un 10,78 por ciento más que en 2019", ha continuado Cañete.

La también vicepresidenta segunda de la institución provincial ha afirmado que "en el apartado de inversiones son más de 50,5 millones de euros, cifra que superará los 66 millones si se tienen en cuenta las inversiones del resto de organismos".

Según Cañete, "una vez realizado el análisis de los retos a los que se enfrenta nuestra provincia, hacemos una apuesta, dotada con más de 24 millones de euros, por la lucha contra la despoblación y el desempleo, gracias a seis programas concretos, siendo éstos el Programa de Concertación y Empleo (más de 10 millones de euros), el Plan de Aldeas (2 millones de euros), un Plan de Mancomunidades (270.000 euros) o los 400.000 euros destinados a la mejora de infraestructuras agrarias".

La bancada de IU en el Pleno de la Diputación

Entre tanto, el portavoz del grupo del PSOE en la Diputación de Córdoba, Esteban Morales, ha centrado su intervención en el Plan de Estabilización de Personal, texto aprobado por unanimidad en la mesa general de negociación de la institución provincial y de sus organismos autónomos.

"Un documento que, aprovechando las disposiciones transitorias incluidas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017 y 2018, va a permitir que aquel personal que ocupa una plaza dotada presupuestariamente antes de 2005 pueda acogerse a un proceso de consolidación", ha apuntillado Morales.

El también delegado de Recursos Humanos de la Diputación ha continuado diciendo que “también podrán adherirse a este proceso el personal que ocupa plazas que están dotadas antes de 2016 y que han estado ocupadas de manera ininterrumpida con anterioridad a diciembre de 2016, así como aquellos que mediante sentencia han adquirido la condición de indefinidos no fijos".

"Por otro lado, y apoyándonos en la Ley de Presupuestos de 2018 vamos a extender esta estabilización a aquellos empleados que se encuentren ocupando una plaza dotada presupuestariamente antes de diciembre de 2017", ha añadido Morales.

Según el portavoz del Grupo del PSOE, "esto va a afectar directamente al personal del Instituto Provincial de Bienestar Social, así como nos va a permitir avanzar en el Patronato Provincial de Turismo, el Instituto Provincial de Desarrollo Económico y la propia Diputación".

"Del mismo modo, el documento que hoy hemos aprobado nos va a permitir la funcionarización de determinado personal laboral que está ocupando actualmente una plaza de laboral-funcionario, siempre mediante las pruebas previstas para tal fin", ha apostillado Morales.

El delegado de Recursos Humanos de la Diputación ha concluido remarcando que "se trata de un documento con el que buscamos reducir la temporalidad a una tasa inferior al 8 por ciento, una medida importante y necesaria", si bien hay departamentos que están actualmente al 60% en el IPBS.

Comentarios