martes 31.01.2023
Cordoba Hoy

TOP DE VIAJES

Cinco escapadas para una semana sin puente pero con muchos festivos

No hay puente propiamente dicho, pero hay muchos momentos esta semana para hacer una escapada y aquí te proponemos cinco maravillosas salidas a la provincia elaboradas por Adeitur para el Patronato de Turismo
Un paseo por 'Cabra Jurásica'
Un paseo por 'Cabra Jurásica'
Cinco escapadas para una semana sin puente pero con muchos festivos

Se avecina una de las semanas más extrañas en cuanto a festivos y lectivos, porque ni hay puente propiamente dicho ni, por supuesto, hay tantas jornadas de trabajo como es habitual. De hecho, en los nueve día que van del 3 al 11 sólo hay tres días lectivos propiamente dichos, el resto o son festivos (el 6, Día de la Constitución, y el 8, de la Inmaculada) o son fines de semana (3 y 4 y 10 y 11).

Sin ánimo de marear mucho la perdiz al respecto, es una temporada estupenda para realizar una serie de escapadas a esta tierra tan hermosa como es la provincia de Córdoba, que los propios cordobeses y cordobesas pudieron redescubrir durante la penosa pandemia, cuando no dejaban salir de las provincias ni de la comunidad autónoma.

Gracias a ese periodo es verdad que muchas personas se desplazaron por el interior de la provincia para darse cuenta de que, a veces, no hace falta irse lejos para pasar unos estupendos días de asueto, como son los que se avecinan.

En este periódico te dejamos una serie de ideas que puedes hacer realidad y que no son tampoco extremadamente onerosas, teniendo en cuenta la nueva crisis generada por la subida de los precios y el coste energético y que elaboró Adeitur por encargo del Patronato de Turismo, con 42 circuitos por el interior de la provincia de Córdoba (ha costado, y mucho, decidirse).

Vista aérea de Montoro
Vista aérea de Montoro

1) Oleoturismo entre la Campiña y la Sierra (Montoro, Bujalance, Cañete de las Torres y Adamuz)

Ruta de tres días para disfrutar del enorme patrimonio etnográfico procedentes de la cultura del aceite de oliva que se podrá ver y saborear. Hay visitas a antiguos cortijos, catas de aceite de oliva virgen extra (aove) con Denominación de Oliva Montoro-Adamuz y habrá paseos entre olivares centenarios.

Día 1 en Montoro. Visita a Centro de interpretación y a cortijo con almazara. Concretamente, el edificio de 'Las Tercias' o Museo del Aceite. Después se puede ir hasta un antiguo cortijo típico, con su característica piedra molinaza, donde se podrá visitar una moderna almazara. Se podrá dar un paseo entre olivares para conocer los secretos de este milenario cultivo. En plena época de recolección se pueden ver y participar y se acabará con una cata de estos aceites para aprender a reconocer sus matices, sabores y olor. El almuerzo se hará en restaurantes en un entorno rural y después se recorrerá en coche la sierra de olivares de Montoro, para disfrutar de este paisaje y ver los tradicionales y espectaculares cortijos que aún se mantienen en este entorno.

Vista del Castillo de Bujalance
Vista del Castillo de Bujalance

Día 2 en Bujalance y Cañete de las Torres. La oleo-visita comienza en Bujalance, en el Centro del Olivar y el Aceite, que contiene un espacio de exposición e interpretación sobre la cultura del olivar y el aceite. Se visitará una almazara de aceite de oliva para conocer el proceso de extracción de este oro virgen. Ya en Cañete, se acudirá a un taller de cocina, cuyo elemento estrella será este zumo de aceituna. Allí podrá elaborarse su propio almuerzo de una forma divertida.

Día 3 en Adamuz. Visita al Centro del Olivar de Sierra y recorrido en coche por olivares de sierra. Adamuz es sinónimo de olivar de sierra, con aceites bajo la DO Montoro-Adamuz. Aquí hay un extraordinario y singular 'Centro del Olivar de Sierra', que es visita ineludible. Para terminar se dará un paseo en coche por estos olivares en pendiente, cuyo paisaje es único y se almorzará en el pueblo.

Si se quiere repetir por la zona es recomendable asistir a la Feria del Olivo, en Montoro; asistir al Concurso Local de los Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra, o bien ir a la fiesta de 'La Botijuela', en Adamuz.

Bodegas Gómez Nevado en Villaviciosa de Córdoba
Bodegas Gómez Nevado en Villaviciosa de Córdoba

2) Saborea Guadiato (Villaviciosa de Córdoba)

Se trata de catar las carnes de caza, los piñones y los vinos ecológicos que se producen en esta municipio de sierra. Piérdete por un sin fin de caminos, veredas y senderos, que te conducirán a lugares tan pintorescos como el Castillo del Névalo, la sierra de Cabeza Aguda, el Molino de los Pilones o los senderos del embalse de Puente Nuevo. Todo ello en una jornada.

Por la mañana. Visita a fábrica y degustación de embutidos de caza. Tras la ruta de senderismo, se irá a la fábrica de productos de caza y del cerdo, donde tradición y calidad se dan la mano, para conocer sus magníficas instalaciones. Finalizará la visita con una degustación de productos de caza, que se podrán adquirir para llevarnos estos increíbles sabores. Después, dando un agradable paseo por las calles típicas de Villaviciosa de Córdoba, se llegará a una tradicional bodega fundada en 1870. Allí se disfrutará de una visita por sus magníficas instalaciones y se probará su reconocido y cuidado vino. Finalmente, almuerzo en Villaviciosa de Córdoba.

Ciervo en celo en plena berrea
Ciervo en celo en plena berrea

Por la tarde. Para terminar la experiencia en Villaviciosa, se hará una ruta de senderismo suave, que permitirá disfrutar del increíble entorno paisajístico de este municipio, enclavado en el corazón de Sierra Morena.

Para los más inquietos si desean volver es muy recomendable escuchar la berrea en otoño; conocer la finca pública Cabeza Aguda y su inmensa zona forestal; hacer turismo activo en el embalse de Puente Nuevo; conocer las instalaciones de la cooperativa de piñón Coforest, única en Andalucía, o conocer el oficio del corchero.

Torreparedones, en una imagen cogida de Youtube
Torreparedones, en una imagen cogida de Youtube

3) Tesoros de Baena

Se trata de sentir la historia de Baena, sorprendiéndose gratamente con su patrimonio y disfrutando con su milenaria cultura del olivar y del aceite de oliva virgen con DOP, seña de identidad por antonomasia de este pueblo que da nombre a esa marca de calidad. El visitante disfrutará conociendo el original manantial de sal en Albendín y le envolverá la magia del sobrecogedor Parque Arqueológico de Torreparedones.

Por la mañana. Visita guiada al Parque Arqueológico de Torreparedones donde se iniciará el circuito de esa jornada. Allí el visitante se quedará sobrecogido por su belleza y su valor histórico gracias a su buen estado de conservación. El paso de otras civilizaciones se puede ver y sentir aún en este espacio. Después se almorzará en el pueblo.

Castillo de Baena
Castillo de Baena

Por la tarde. Para completar esta visita al patrimonial municipio de Baena, se conocerá su Castillo recientemente rehabilitado y sus museos más emblemáticos. El Museo Histórico y Arqueológico de Baena atesora una colección única de piezas extraídas de Torreparedones. Son famosos sus exvotos, es decir figuritas que se realizaban y llevaban al santuario dedicado a Dea Caelisis de Torreparedones, como señales de agradecimiento por curaciones. También podrá conocerse la arraigada cultura del olivar en el Museo del Olivar y el Aceite de Baena.

Para quienes quieran volver, se recomienda vivamente visitar la Almazara Núñez de Prado; ver la noria de Albendín; visitar el Área Recreativa del Puente de Piedra; conocer el embalse de Vadomojón, en la pedanía de Albendín, o conocer el Corpus Christi de Valenzuela, otro municipio de la misma comarca del Guadajoz-Campiña Este muy próximo a Baena.

Cueva de los Murciélagos en Zuheros
Cueva de los Murciélagos en Zuheros

4) Subbética en familia

Son dos días y una noche. La idea es disfrutar en la Subbética en familia y con amigos. Se descenderá al mundo subterráneo, en la famosa Cueva de los Murciélagos, se llevarán a cabo talleres en un Centro de Educación Ambiental en plena naturaleza, habrá paseos en bici por la Vía Verde del Aceite, se viajará en el tiempo en Cabra Jurásica. Son, en definitiva, dos días de diversión y aprendizaje, en los que poder conocer los secretos mejor guardados de esta comarca.

Día 1 en Zuheros y Doña Mencía. Lo primero de todo un buen desayuno para afrontar la jornada que empezará bajando al mundo subterráneo de la Subbética, a uno de los yacimientos neolíticos más importantes de Andalucía, que no es otro que la Cueva de los Murciélagos, en el espectacular pueblo de Zuheros. A continuación se cuidará al al Parque de Naturaleza Salvaje Iberfauna, muy del gusto de los más pequeños, para conocer una granja y participar en diversos talleres. En su recorrido se podrán ver animales de la fauna ibérica como el lobo, el zorro, el corzo o muflones.

Se almorzará en Zuheros y ya por la tarde, un buen paseo en bicicleta en la vía Verde del Aceite. Llegando a la estación de Doña Mencía, podrá pasearse por los lugares más emblemáticos del antiguo trazado del Tren del Aceite, todo ello a golpe de pedal, recorriendo la Vía Verde más larga de Andalucía. Paradas obligatorias en Estación de Luque y la Laguna del Salobral.

Centro de Interpretación de 'Cabra Jurásica'
Centro de Interpretación de 'Cabra Jurásica'

Día 2 en Cabra. Comenzará el día en el pueblo de los niños por excelencia: Cabra, donde se convertirán en exploradores, con maletín y plano para viajar en el tiempo, a través de 'Cabra Jurásica', recorriendo el Centro de Interpretación del Jurásico.

Tras el almuerzo en Cabra, continúa la diversión en la fantástica Ciudad de los Niños, un lugar para el esparcimiento y la diversión, en un recinto cerrado y vigilado, donde los niños y niñas podrán dar rienda suelta a su creatividad y pasárselo en grande.

Recomendaciones para visitas venideras a la zona son la Fiesta del Queso de Zuheros, que se celebra en septiembre; conocer la Ermita de Cabra; visitar el municipio de Luque y sus búnkers de la Guerra Civil, o visitar la Subbética en mayo, para disfrutar del Concurso de Patios, Rejas y Balcones, donde los pueblos se transforman en una eterna primavera.

La Catedral de la Sierra FOTO PACO BARRANCO (FLICKR)
La Catedral de la Sierra FOTO PACO BARRANCO (FLICKR)

5) Los Pedroches, el legado

Son también dos días y una noche. La serenidad que transfiere el Valle de Los Pedroches proviene de cómo su naturaleza ha sido modelada por el tiempo y por la mano del hombre. El uso principal de la ganadería como medio de vida ha supuesto un empeño de conservación del medio, que ha llegado hasta nuestros días. El espíritu de sus gentes, templado y fuerte, se percibe en todas sus manifestaciones culturales.

Día 1 en Pozoblanco, Añora y Dos Torres. Arrancará la experiencia en Pozoblanco, con una visita guiada por los principales hitos patrimoniales de esta ciudad. Así se paseará por el Coso de Los Llanos, donde ocurrió la trágica cogida del diestro Paquirri. Se continuará hasta la Plaza del Pozo Viejo, emplazamiento de los edificios más antiguos de la localidad, entre los que se encuentra la Casa de la Viga, hoy Museo de la Localidad.

En Añora se conocerá el Centro de Interpretación de la Ganadería de Los Pedroches y se cursará visita a una empresa dedicada a la producción de ibéricos, con secadero propio. Se podrá conocer de primera mano el mundo del ibérico y se aprenderá a diferenciar un auténtico jamón ibérico de bellota en el paladar. Se almorzará igualmente en Añora y después comenzará un paseo cultural por Dos Torres. Este municipio, con un atractivo Conjunto Histórico Artístico, ha sido cuna de nobles e hidalgos y este rango social ha quedado patente en sus monumentos y casas solariegas de portadas, con escudos blasonados. Conserva uno de los m.s importantes legados arquitectónicos de los existentes en la zona.

Castillo de Gahete, en Belalcázar. FOTO TURISMO DE CÓRDOBA
Castillo de Gahete, en Belalcázar. FOTO TURISMO DE CÓRDOBA

Día 2 en Hinojosa del Duque y Belalcázar. La propuesta es un recorrido cargado de historia, cultura y arte por Hinojosa, donde se verá su afamada Iglesia de San Juan Bautista, conocida también muy meritoriamente como la Catedral de la Sierra, entre otros muchos tesoros patrimoniales. Se terminará visitando un secadero de jamones para despedirse con el sabor de este increíble jamón ibérico en el paladar y luego el almuerzo en ese mismo municipio.

Luego se dará un salto hacia Belalcázar, en el extremo occidental de la comarca. Este municipio cuenta con un importante patrimonio histórico-artístico, donde destaca con luz propia el Castillo de los Sotomayor-Zúñiga, del Siglo XV, que tiene la torre del Homenaje más alta de la Península. También es una delicia para los ojos el Convento de Santa Clara de la Columna, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1982, que posee una riqueza histórico-artística muy importante, destacando sus increíbles artesonados mudéjares.

Como es una comarca que enamora y pide más visitas, se recomienda realizar la experiencia del ibérico en Pozoblanco; ver la Fiesta de las Cruces de Añora en mayo; conocer la fiesta de la Candelaria de Dos Torres en invierno; realizar la ruta de los escudos en Belalcázar; un buena ruta astronómica nocturna en Hinojosa del Duque, 'Cosmos Tour Andalucía'; asistir a la representación teatral 'La Vaquera de la Finojosa' en el agosto de Hinojosa, o ver los muros de piedra seca del entorno de la comarca, declarados Patrimonio de la Humanidad por la forma de elaborarse.

Comentarios