jueves 02.12.2021
Cordoba Hoy

LA RAMBLA

Alfarería Ivanros de La Rambla homenajea el botijo tradicional creando el ‘Botijo Cubitera’

La pieza es una manufactura artesanal y original, 100% elaborada con las manos
botijo 2
Alfarería Ivanros de La Rambla homenajea el botijo tradicional creando el ‘Botijo Cubitera’

La alfarería Ivanros ha querido rendir homenaje al instrumento utilizado tradicionalmente en las culturas mediterráneas para mantener el agua fresca desde hace mas de 3.500 años, el botijo, con una pieza única, innovadora y 100% artesanal: el ‘Botijo Cubitera’. La pieza tradicional forma parte de la historia, de la cultura y del estilo de vida Mediterráneo, y con el objetivo de mantener viva esta tradición Ivanros le ha dado un toque de modernidad adaptándolo a los nuevos tiempos.

La fábrica de cerámica ha aprovechado las especiales características del barro de la campiña cordobesa, del municipio de La Rambla, para continuar con la historia de su fabricación y seguir disfrutando de la ‘Tecnología de la Naturaleza’. Además, como cada producto de Ivanros, la manufactura es artesanal y original, 100% elaborada con las manos.

Novedad, tradición, estética, funcionalidad y cultura que pasa de generación en generación para mantener el estilo de vida Mediterráneo y las piezas más significativas de nuestras tradiciones.

Historia de Ivanros

La fábrica de cerámica lleva más de 50 años, siendo una dinastía de alfareros, padres y abuelos, que han seguido inculcando esta cultura y arte. Como gran parte del sector alfarero, empezaron fabricando piezas en un pequeño local, donde ya se respiraba esa pasión que los define, llenos de sueños y grandes expectativas. Sus objetivos se basaban en reivindicar este arte y trasmitir el valor tangible e intangible de un producto elaborado totalmente a mano, con métodos de elaboración antiquísimos y con materia prima únicamente local.

Botijo

Ahora los sentimientos y filosofía no han cambiado, la esencia se mantiene como el primer día. El equipo ha crecido junto con su elevado nivel de producción, convirtiéndola en una fábrica de cerámica muy reconocida en el mercado. Aún así, se conserva el Ivanros de hace 50 años y cuando entras en su taller el tiempo parece que se detiene, se respira concentración, inspiración, creatividad, vanguardismo, tradición… todo funciona a otro ritmo y se denota el mimo y la entrega de los trabajadores. El taller de Ivanros es un viaje al pasado, con mucho presente y un enorme futuro.

Tradición e Innovación

Los métodos de fabricación de cerámica empleados en Ivanros son totalmente tradicionales, respetando el arte y cultura que dio vida al negocio. A pesar de la tradición, se basan en la creatividad y vanguardismo de sus colecciones como aspecto distintivo. De esta forma, crean piezas de cerámica artística genuinas, únicas en su especie.

Recientemente han iniciado una nueva etapa que los ha motivado, aún mas si cabe, a intentar llevar a los hogares de todos los amantes de las piezas con significado productos alegres, novedosos, innovadores, coloridos y llenos de pasión. Un impulso de energía para seguir creando y mostrando que ponen el alma en ello.

Gracias a la dedicación, este año han recibido el galardón de los premios DigitAll en la modalidad de Mejores RRSS, haciendo la alfarería un especial reconocimiento “a todos nuestros compañeros de la agencia de marketing Dobuss por la gran conexión que hemos desarrollado durante este año, gracias a la cual se han conseguido estos logros”. A esto se suma la creación de una vajilla oficial del Palacio de Congresos de Córdoba, unas piezas elaboradas de manera exclusiva para el futuro espacio gastronómico y tienda del Palacio de Congresos.

Fruto de esta nueva etapa de simbiosis entre nuevas tecnologías y tradición, y teniendo en cuenta las necesidades cambiantes de esta sociedad que gira tan rápido, todo el equipo de Ivanros ha trabajado en el desarrollo del Botijo tradicional, transformándolo a una utilidad moderna, que se ha convertido en todo un hito por su funcionalidad y su originalidad: el ‘Botijo Cubitera’.

Comentarios