jueves 06.10.2022
Cordoba Hoy

FARMACÉUTICA CORDOBESA

Calmante Vitaminado vuelve a los lineales farmacéuticos de la mano de Laboratorios Combix

Se sigue fabricando en las instalaciones de Pharmex en Almodóvar
Vuelta de Calmante Vitaminado a los lineales de las farmacias
Vuelta de Calmante Vitaminado a los lineales de las farmacias
Calmante Vitaminado vuelve a los lineales farmacéuticos de la mano de Laboratorios Combix

La próxima vez que vayan a una farmacia se van a llevar la sorpresa de volver a contemplar en los lineales de venta el analgésico Calmante Vitaminado que hizo famoso en toda España Laboratorios Pérez Giménez en la década de los 70 del siglo pasado y que acabó siendo el más consumido en el país, por delante incluso de la aspirina Bayer.

Y si ha vuelto ha sido de la mano de Laboratorios Combix, con sede en la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón, que desde principios de 2022 adquirió el producto a Pharmex Advanced Laboratories y lo ha empezado a comercializar desde el pasado mes de mayo a nivel nacional.

Según han indicado fuentes de Combix, la fabricación se sigue realizando en la planta de Pharmex de Almodóvar del Río, en la cordobesa Vega del Guadalquivir, y mantiene sus reconocidos colores verdes y amarillo en la caja.

Vuelta de Calmante Vitaminado a los lineales de las farmacias
Vuelta de Calmante Vitaminado a los lineales de las farmacias

El motivo por el que Laboratorios Combix, que trabaja especialmente con productos genéricos, ha optado por adquirir la marca Calmante Vitaminado es por el "reconocimiento que tiene ese medicamento en España y que fue el más vendido en el país como analgésico". Además, la empresa española está cada vez más metida en venta y comercialización de marcas, tales como Dr Line (productos sanitarios para el autocontrol y otros productos de consumo), Movitex (regeneración de cartílagos, huesos y tendones) o el HeiQ Viroblock (protección antiviral).

Curiosamente, Bayer lleva fabricando desde abril pasado el principio activo de su aspirina en su planta de La Felguera, en Asturias. Lo que ha trasladado la batalla de los analgésicos hasta tierras hispanas.

Comentarios