miércoles 03.03.2021
Cordoba Hoy

TRIBUNALES CORDOBESES

El alcalde de Posadas volverá a ser procesado por acoso laboral en juicio el próximo 3 de noviembre

Emilio Martínez ya fue condenado a pagar una indemnización a otro empleado del Ayuntamiento también por la misma causa
Entrada a la Ciudad de la Justica de Córdoba
Entrada a la Ciudad de la Justica de Córdoba
El alcalde de Posadas volverá a ser procesado por acoso laboral en juicio el próximo 3 de noviembre

El próximo 3 de noviembre, a las 09.10 horas, se celebrará en el Juzgado de lo Social Nº 2 de Córdoba el juicio contra el Ayuntamiento de Posadas, contra el alcalde del municipio, Emilio Martínez (PSOE), y contra el responsable de Personal del Ayuntamiento, Manuel Pulido, por un supuesto caso de acoso hacia una de las trabajadoras del Consistorio.

Según adelantó Radio Córdoba en su página web el pasado día 16, el titular del Juzgado había admitido a trámite la denuncia de esta trabajadora por un supuesto caso de acoso laboral y discriminación por ideología, que habría sufrido en los últimos meses.

La misma fuente indica que el texto del abogado de esta mujer indicaba que la trabajadora ejercía como secretaria particular de Alcaldía desde hacía ya varios años y que es trabajadora del Consistorio desde 2002 con Corporaciones de muy diferentes signos políticos sin problemas de ningún tipo hacia su persona, fue apartada de esas funciones cuando llegó la nueva Corporación municipal.

Pero en lugar que ponerla a trabajar en alguna otra dependencia, "se la dejó sin atribuciones y sin tener ni siquiera claves de acceso a las aplicaciones informáticas que utiliza el Ayuntamiento para sus trámites habituales". Una situación que el letrado ha considerado susceptible de considerarse acoso y vacío que ha durado tres meses y que derivó en una baja por depresión.

La denunciante, además, ha recordado que el alcalde ya fue condenado anteriormente en 2017 por acoso laboral, junto con el entonces edil de IU Daniel García Arrabal, en esa ocasión por el Juzgado de lo Social número 4, y obligados a pagar una indemnización de 36.000 euros, por la que ambos vieron embargadas sus cuentas personales.

Comentarios