domingo 03.07.2022

Distrito Norte-Sierra

La lavandería rivaliza con las lavadoras

Los cordobeses empiezan a ser conscientes de lo que vale su tiempo y eso llevó a Juana Coleto a abrir una lavandería de uso no industrial en Huerta de San Rafael. La clientela ha ido en aumento y cada vez son más las familias que se apuntan a una moda que hasta ahora sólo habían visto en películas americanas

Lavanderia 1
Juana Coleto con una de las lavadoras grandes de su negocio, 'Hora exacta'
La lavandería rivaliza con las lavadoras

Quién iba a decirle a Juana Coleto que su idea de instalar una lavandería no industrial (para entenderse, que sirva para uso de particulares) en un barrio de Córdoba iba a tener aceptación entre el público cordobés. Y es que en España la mayoría de los hogares cuentan con su propia lavadora en casa y el hecho de acudir a un local de estas características, tan normal en el continente americano, tanto al Norte como al Sur, podría chocar de bruces con la mentalidad tan euro-latina de preferir hacerlo todo en casa para preservar la intimidad de cada cual.

Pero no ha sido así. Cuando en febrero de 2016 se lanzó, animada (y arropada) por los proveedores tanto de maquinarias como de productos de limpieza, a abrir su propia lavandería en el barrio de Huerta de San Rafael, en el Distrito Norte-Sierra, al principio acudían a cuentagotas los clientes, pero "el boca a boca ha funcionado y la calidad del servicio está haciendo el resto", señala esta emprendedora jarota.

Juana Coleto es la típica víctima de la crisis económica que aún colea con fuerza y que, a la postre, ha sabido rehacer su vida. Natural de Villanueva de Córdoba, llevaba trabajando desde hacía años en la administración de una lavandería industrial ubicada en el polígono de La Torrecilla, que fue a la quiebra y cerró. Pero esta mujer, divorciada y con dos hijas a su cargo, no se achantó y echó mano de sus contactos, quienes le plantearon la idea de una lavandería de barrio.

En Málaga y Granada

"Los proveedores con los que yo tenía contacto y que conocen bien el mercado me indicaron que ya se estaban montando de forma masiva este tipo de negocios en las provincias de Málaga o de Granada y me indicaron que en Córdoba no había, ni era habitual ni parecía una necesidad que cubrir", indica. Pero, como ella misma añade, "la necesidad muchas veces se crea, porque una vez que se ve físicamente el servicio se acaba usando".

Lavanderia 2

Se llama 'Hora exacta' y está ubicada en la calle La Palmera. El nombre procede de la duración de un servicio completo para la ropa (media hora de lavado y otra media hora de secado) y eso, precisamente, es una de las claves del buen resultado del negocio, en opinión de su propietaria, ya que aquí acude mucha gente que tiene en su casa lavadoras. "Aparte de la calidad, el atractivo de este negocio es la rapidez, y últimamente el tiempo es un valor en alza", dice. Que se lo digan a ella que también eligió este tipo de negocio para conciliar la vida laboral y la familiar.

"Esto da la libertad de no tener que estar presente todo el día, pero a cambio sufres la esclavitud de estar disponible casi todo el tiempo". Eso significa que tiene que estar pendiente del teléfono de lunes a domingo, de 08.00 a 21.30 horas.

Los clientes ya habituales

Al principio, el establecimiento estaba pensado para el barrio o, como mucho, para un barrio algo más amplio, como Santa Rosa. "Mi idea inicial era quedarme en el barrio y no hacer gran negocio", pero a día de hoy le llegan clientes de otros barrios y ya cuenta con su propia agenda de clientela fija. Así cuando abrió en febrero, pensando en que la macha del negocio se notaría a medio plazo, notó el 'boom' en abril y mayo, con el cambio de temporada, que es cuando las familias comenzaron a llevar las grandes prendas del hogar (sábanas, mantas y edredones), pero también empezaron a llegar trajes de gitana, y aparecieron profesionales con pequeños negocios que requerían de un lugar donde lavar sus prendas sin necesidad de acudir a un negocio de tipo industrial. Es el caso de casas rurales, salones de estética, apartamentos turísticos o incluso clínicas de fisioterapia, que parecen estar floreciendo en los últimos tiempos.

La evolución está en marcha y el cambio de mentalidad, que requiere de una voluntariedad para llevar la prenda de tu casa a un lugar apartado, se está dando entre los cordobeses, porque es también una cuestión práctica para sus vidas. "Vienen familias los viernes con sacos de ropa de los niños de toda la semana y se lo ventilan en una hora para no estar ocupados el fin de semana y hasta me han llegado soldados con su ropa de campaña que no se quieren complicar la vida, y hasta extranjeros que están pasando unos días en el Cámping municipal".

lavandería

Lo que ofrece este sitio, a cambio, es tranquilidad, una maquinaria de calidad y materiales de limpieza igualmente buenos y sostenibles, con higienizares incluidos para los cambios de uso de las lavadoras. "Tienen la marca de calidad ISO", resalta. Cuenta con una lavadora de 8 kilos que cuesta 4 euros y otras dos de 13 kilos a 7 euros más dos secadoras.

Desembolso inicial

El desembolso inicial es "importante", sólo las lavadoras cuestan cada una un mínimo de 8.000 euros, a lo que hay que añadir el alquiler del local, una instalación mecánica, y varias auditorías anuales de gas natural para evitar accidentes. La verdad es que sus lavadoras funcionan con gas natural en lugar de electricidad, porque llegó a un acuerdo con esta empresa para financiar el negocio mediante el sistema de renting, y eso lo hace todavía más sostenible con el medio ambiente.

¿Que si lo usan más mujeres que hombres? Según Juana Coleto están a la par en este servicio, aunque todavía le falta por hacer un estudio sociológico de su clientela. "Sólo me comunico con ellos cuando les veo predispuestos a hablar, porque no quiere meterme en su intimidad, y sólo para ver de qué manera puedo mejorar el servicio a través de las posibles carencias que ellos puedan ver".

Toda una filosofía de vida... Y de negocio.

Comentarios