lunes 02.08.2021

Distrito Norte Sierra

Los padres del Nuestra Señora de Linares amenazan con no llevar a los niños al colegio

El principal problema sigue siendo el de la climatización, que sigue sin resolverse

pp
pp
Los padres del Nuestra Señora de Linares amenazan con no llevar a los niños al colegio

Los padres y madres del CEIP Nuestra Señora de Linares, en Valdeolleros, han amenazado esta mañana, por voz de su presidenta, Carmen López, con no llevar la semana que viene a los niños al colegio hasta que no se resuelva el principal problema de un edificio de nueva construcción (de hace tres años) y que no es otro que la climatización. Una amenaza que puede 'complicarse' para la Administración educativa su finalmente "llevamos nuestros niños a la Delegación para hacer más visible el problema", ha añadido López.

Y es que se trata de la tercera vez que el AMPA cita a los medios de comunicación porque "cada curso que pasa hay más carencias" en este centro ubicado en la calle Don Lope de los Ríos, junto a la Avenida Almogávares. Pero el principal es el calor que se nota en las aulas cuando lleva el calor cordobés. En su caso, el 90% de las aulas están en la tercera planta, prácticamente en la azotea, "y en esta ciudad cualquier piso en esa misma circunstancia en Córdoba tiene una mínima climatización". La demanda ahora ha pasado a ser "exigencia", ya que por ley no puede haber un centro de trabajo donde se superen los 27 grados, "más cuando se trata de niños de tres años", y en el colegio se llegan a alcanzar máximas de 40.

En septiembre pasado la Junta les colocó toldos en el patio, pero sólo sirve para el recreo en un centro donde "al día le da el sol directo de ocho a nueve horas". Además, la estructura de los toldos no está forrada como sí lo están los pies de las canastas de baloncesto para que los niños no se hagan daño si chocan contra ellos. Tampoco hay fuente para beber.

Otras deficiencias "abrumadoras" de un edifico relativamente nuevo son una escalera de emergencias que está en el patio y que se encuentra en mal estado por no estar impermeabilizada. Los niños "pasan debajo de ella y algún día corremos el serio riesgo de que se caiga en parte por el óxido". Además el último tramo de la escalera está a una altura suficiente como para que algunos niños se golpeen la frente contra ella, como ya ha ocurrido con lo que se pide que se valle alrededor. También en el patio hay una serie de peyotes de unos 30 centímetros de altura que eran para delimitar el aparcamiento de profesores que se había pensado en un principio. "Son del mismo color hormigón del suelo y no se distinguen mucho y ya hemos tenido casos de niños con golpes, porque saltan por encima de ellos; nosotros evitamos que se ubicara el aparcamiento, pero no han retirado los muretes de delimitación", señala la presidenta.

Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido, quien junto al parlamentario andaluz Miguel Ángel Torrico y otros concejales populares, han mantenido esta mañana una concentración con padres a las puertas del centro, ha avanzado que su grupo va a llevar iniciativas tanto el Pleno municipal como el parlamentario para solventar el problema. "La moción que vamos a llevar no es nuestra, sino del AMPA y nosotros vamos a servir de altavoz para que se hagan oír en el Consistorio". Una actuación similar es la que piensa llevar el Grupo del PO en el Parlamento.