lunes 30.01.2023

CONGRESO "CÓRDOBA: CIUDAD DE ENCUENTRO Y DE DIÁLOGO"

Zapatero: “La política de inmigración europea es tan importante como el euro”

El ex presidente del Gobierno propondrá a la ONU un Consejo de Religiones por la Paz, según anunció en la clausura de “Córdoba, ciudad de encuentro y el diálogo”

Zapatero 2
Ambrosio, Crespín y el rector de la Universidad de Córdoba junto al ex presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero
Zapatero: “La política de inmigración europea es tan importante como el euro”

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido hoy en Córdoba la utilidad de la Alianza de Civilizaciones, que impulsó él mismo junto al presidente turco, Tayyib Erdogan, como instrumento para abrir canales de diálogo y entendimiento entre las culturas y las religiones. “El mundo debe exigir a todas las religiones un compromiso por la paz”, declaró, después de anunciar que propondrá a Naciones Unidas la creación de un consejo que agrupe a los monoteísmos más importantes del mundo en el seno de la ONU.

“Matar es sólo matar”, sentenció en un salón de actos de la Universidad de Córdoba prácticamente lleno. “No se mata en nombre de una idea o de Dios, porque no hay ninguna cultura superior a las otras”, afirmó en la clausura del congreso “Córdoba, ciudad de encuentro y diálogo”, que ha reunido durante tres días a expertos en resolución de conflictos bajo el patrocinio de la Universidad de Córdoba y la Universidad Internacional de Andalucía.

Contrario a una respuesta militar

Zapatero se mostró abiertamente contrario a la respuesta militar para hacer frente al desafío yihadista. “Más bombardeos conllevarán más refugiados”, advirtió de forma gráfica. En ese sentido, recordó que su rechazo a la guerra de Irak de 2003 no era por oponerse a Aznar, sino porque sabía, dijo, que los ataques sólo provocarían “generaciones de terroristas”. En lugar de la reacción armada, el entonces presidente del Gobierno promovió la conocida como Alianza de las Civilizaciones, que agrupa a decenas de países de latitudes y religiones distintas.

En todo caso, expresó una crítica de profundidad contra el acuerdo suscrito entre la UE y Turquía para repatriar a miles de refugiados, mayoritariamente sirios. “La política de inmigración es tan importante como el euro”, declaró junto al politólogo Sami Nair y el director de la Cátedra Unesco de la UCO, Manuel Torres.

En su opinión, en el mundo de hoy el elemento de mayor riesgo para la paz son los “conflictos de carácter religioso”, en cuyas coordenadas se incardina la creación de la Alianza de Civilizaciones. En ese sentido, se mostró escéptico sobre la oportunidad actual de promover el “laicismo activo”. “Ahora no conviene”, defendió. “Lo que conviene hoy es el laicismo de cooperación”. Zapatero apoyó su argumento en el hecho de que, bajo punto de vista, la intervención del Estado puede ser útil para evitar la radicalización de ciertos sectores musulmanes. Esta posición laicista matizada le ha valido, puntualizó, no pocos debates con sus colegas franceses, cuya República es la más laica de toda Europa.

El ex presidente elogió la elección de Córdoba como sede del encuentro. “Pocas ciudades como esta para apelar al diálogo”, aseguró. Y añadió: “Córdoba es una ciudad emblemática por su geografía de la diversidad”. Finalmente, el profesor Manuel Torres agradeció la presencia de Rodríguez Zapatero y de todos los ponentes y anunció que ya trabaja junto con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, presente también en la clausura, para un congreso similar en 2018.

Programa de actividades paralelas

Dentro del programa de actividades paralelas desarrollado coincidiendo con el congreso, mañana jueves, 14 de abril, en la Iglesia de la Magdalena, tendrá lugar a las 21.00 horas, la actuación del grupo “Darawish”. Se trata de un proyecto musical orientado a ofrecer al público una muestra de las músicas del Mediterráneo y Oriente (Siria, Grecia, Turquía, Irán, Líbano, Túnez, los Balcanes, etc.), dentro de su amplia diversidad de estilos. El repertorio abarca desde temas clásicos y populares de estas regiones, hasta versiones contemporáneas, influenciadas por la música de jazz y otras tendencias de música moderna de occidente. Se consigue así un amplio abanico musical, sin perder en ningún momento la esencia de las raíces mediterráneas.

Para llevarlo a cabo se emplean instrumentos tradicionales como el laúd, el nay, el rik, el duf, junto a otros más modernos: el saxo y la flauta. Esta formación consigue una sonoridad especial y versátil, que le permite recrear un repertorio tanto tradicional como moderno. El grupo está formado por músicos de Siria, Irán y España, con amplia experiencia en este tipo de músicas.

Comentarios