sábado 31.10.2020

LA POLICÍA Y LA ALCALDESA TUVIERON QUE INTERVENIR EN VARIAS OCASIONES PARA CALMAR LOS ÁNIMOS

Vuelve la televisión en un Pleno que resultó algo bronco y con tensión social

La alcaldesa tuvo que usar en tres ocasiones su voto de calidad, dos para apoyar una moción de Ganemos y una para tumbar otra presentada por el Grupo Popular

El salón del Plenos del Ayuntamiento estaba al completo
El salón del Plenos del Ayuntamiento estaba al completo
Vuelve la televisión en un Pleno que resultó algo bronco y con tensión social

Había mucha expectación para este primer Pleno ordinario del Ayuntamiento de Córdoba de 2016, y no por que haya subido de repente el interés entre los cordobeses por seguir las sesiones plenarias, sino más bien por el morbo de seguir la polémica sobre varias cuestiones que hoy han salido a la palestra tanto en vivo como en directo. Y es que el salón plenario estaba abarrotado de público, pero también se trataba del primero que vuelve a ser televisado a través de la Televisión Municipal, y eso también se notaba en las formas de muchos de los allí presentes.

Por lo pronto, tres de las mociones traían cola temática y de público. La primera de ellas fue la de la Mesa de Cosmos, que terminó creándose por unanimidad, pero que contó con la omnipresencial protesta por parte de unas 200 personas que estuvieron a lo largo de todo el Pleno gritando, pitando y causando toda clase de ruidos en el exterior para hacerse notar. De ahí que sus palabras sonaran altas y claras: "la mesa nace cuando la hoja de ruta para el proceso de recalificación del suelo ya está en marcha", echaron en cara los trabajadores de la cementera a los concejales.

Pepe Rojas en Pleno

Mesa de Cosmos con protesta

La segunda ellas fue quizá la más mediática, habida cuenta de que desde hace días se ha tratado de transformar una moción contra el maltrato animal en un texto para debatir sobre la tauromaquia. Y no era el caso. Por lo pronto, entre el público había numerosos aficionados que no suelen llenar el coso, pero sí el salón de plenos para, supuestamente, defender el toreo contra el ataque de Ganemos.

Algunos de ellos llegaron con capotes para dejar clara su posición y todos ellos demostraron con ovaciones y largos aplausos a los portavoces de los grupos que se posicionaron en contra. Por el contrario, o bien se formaba un silencio sepulcral o incluso llegaban a interrumpir con gritos de "¡fuera!" y alguna que otra salida subida de tono en las intervenciones de los tres grupos que la apoyaban.

Hubo gritos de "¡fuera!" y salidas de tono por parte del público asistente

Eso ocurrió especialmente con la intervención del portavoz de Ganemos, Alberto de los Ríos, en la que la alcaldesa, Isabel Ambrosio, llegó a pedir al público que mostrara orden y respeto e incluso la Policía Local tuvo que advertir a alguno de los presentes que dejara de molestar.

Triple voto de calidad

En la tercera de ellas, la moción del PP para que se restituyera la ayuda directa a las 13 organizaciones sociales que han dejado de percibir esa subvención municipal, la regidora socialista tuvo que poner sobre la mesa su voto de calidad al haber un empate entre los que estaban a favor (PP, Ciudadanos y Grupo Mixto) y los que estaban en contra (PSOE, IU y Ganemos) y al final fue rechazada. Eso mismo ocurrió, pero a la inversa, con la moción sobre maltrato animal de Ganemos, ya que el doble empate en la votación se saldó con el voto de Ambrosio para aprobarla.

Aire limpio

En este punto, sí se aprobó por contra una enmienda de sustitución presentada por PSOE, Ganemos e IU en la que se acuerda garantizar en el presupuesto de 2016, así como en el Plan Estratégico de Subvenciones, partidas reservadas a convocatorias públicas de subvenciones con el fin de ir reduciendo las ayudas y subvenciones directas. Asimismo, se acordó la redacción de una serie de criterios consensuado para la realización de las bases de las convocatorias públicas incluidas en el presupuesto de este año. 

El PP acusó al gobierno de estar "escorado hacia la izquierda radical" y llevar una "gestión de gestos"

Así, el PP ha vuelto ha señalar que el Ayuntamiento ha excluido a 13 colectivos que venían recibiendo subvenciones directas, como la Asociación Española contra el Cáncer, la Fundación Bangassou o Adevida, lo que ha asegurado que perjudica "a muchas personas que vienen recibiendo ese apoyo por parte del Consistorio", según el flamante portavoz popular, José Luis Bellido.

José Luis Vilches, de Ciudadanos, ha asegurado que espera que se acabe en un sistema profesional y transparente y ha pedido que este tema en el futuro no sea partidista. Los grupos Ganemos, PP y PSOE coincidieron en que lo ideal y más justo es ir disminuyendo las ayudas directas y ha asegurado que los colectivos se podrán presentar todos en igualdad de condiciones a la convocatoria pública. 

En cuanto a la derogación de la Ley Mordaza, que también planteó Ganemos, salió igualmente adelante con el voto de calidad de Ambrosio para romper el empate entre las cada vez más definidas posiciones de los grupos en el Ayuntamiento de Córdoba. Pero aquí ni Ciudadanos ni PP evitaron acusar a la nueva formación política de tratar sobre materias en las que nada tiene competencias la municipalidad cordobesa, mientras que el popular Salvador Fuentes ha apuntado que esa normativa "cumple su función ante 10.000 disturbios violentos y 47 millones de euros invertidos en reparar desperfectos causados en manifestaciones violentas".

Temas "no cordobeses"

Durante la sesión, los grupos de la oposición, especialmente el PP y C's, volvieron a destacar el elevado número de temas que se debaten en el Pleno cordobés sin que sean materia de ciudad. Así, Bellido aprovechó la situación para acusar a PSOE e IU de demostrar que "Córdoba carece de gobierno municipal, así como de pulso político y de gestión". Es más, Bellido acusó a la alcaldesa de llevar las riendas de un ejecutivo municipal "escorado a la izquierda radical y que sólo aplica una gestión de gestos". Por su parte, Vilches llegó a calificar de "torticera" la moción de Ganemos sobre el maltrato animal, al tratar de incluir dentro "escondido" un mensaje contra las corridas de toros.

Pero no todo fueron encontronazos. También hubo momentos de hermanamiento global con algunas mociones conjuntas, como las referentes a las obras que se quieren realizar en Cañada Real Mestas y las mejoras globales que se van a practicar en el barrio de Huerta de la Reina, o con una propuesta sobre economía social y solidaria tendente a fomentar la contratación de empresas locales.