jueves 28.10.2021
Cordoba Hoy

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los vendedores ambulantes no quieren abrir los mercadillos si no están todos los puestos

En teoría abrirán en la tercera fase, a partir del 8 de junio, pero si están todos, lo que todavía está en el aire
Nuevo Mercadillo del Distrito Sur 10
Imagen de archivo de un mercadillo de Córdoba
Los vendedores ambulantes no quieren abrir los mercadillos si no están todos los puestos

Los vendedores de los mercadillos ambulantes de Córdoba no quieren volver a su actividad si no están todos. Hoy en una rueda de prensa, el concejal de Comercio, Antonio Álvarez, ya adelantaba la decisión tomada por estos trabajadores tras una reunión mantenida ayer con diversas asociaciones del sector. Los ambulantes no abrirán sus puestos la semana que viene con las restricciones de sólo el 25% de puestos y un tercio de aforo, pero tampoco lo harán en la segunda fase, que mantiene ese tercio de aforo permitido. En la tercera, que es la fase avanzada, las restricciones serán menores, pero en principio contemplan una limitación del 50% de puestos pero con el 100% de aforo.

Los vendedores ambulantes apuestan por extender los mercadillos para poder abrir todos los puestos. Como ejemplo han puesto sobre la mesa, entre otras opciones, que el mercadillo del Sector Sur se alargue hasta el río bajándolo de la acera a la carretera, quitando extensión de los puestos y dejando así espacio de uno a otro; lo mismo para el del Arenal -algo relativamente sencillo, o en para el de la Ladera, que requeriría en su caso para montar parte en la carretera de un corte de tráfico. Así lo ha confirmado Basilio Torres, de la Unión Ambulante Andaluza. 

Además de la reducción de los puestos, los ambulantes se veían obligados a decidir "quién se pone y quién no se pone" o distribuir de algún modo por el género que se vende en cada lugar "pero eso en un mercadillo no funciona, por ejemplo un mercadillo sólo de fruta, ¿quién va a ir a comprar allí solo fruta?". 

La tercera fase, a partir del 8 de junio, contempla numerosos avances, pero los ambulantes aún no saben si desde el primer momento podrán abrir todos (ahora mismo no es así), lo que sí tienen claro es que no lo harán sin esa condición. "Habrá que llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, pero queremos salir a trabajar porque muchas familias lo están pasando mal", ha indicado Juan Fernández, presidente de la Asociación de Comercio Ambulante de Córdoba. "Son familias que vivían al día y que además tenían el género comprado ya para la temporada de Semana Santa y las comuniones". Fernández ha añadido que familias de vendedores de ambulantes ya están teniendo que ir al banco de alimentos. "El sector está en Córdoba en un estado crítico y no puede aguantar mucho más".

Este representante de los ambulantes ha detallado que la crisis económica del 2008 ya golpeó mucho al sector, que todavía no acababa de recuperarse porque la clientela "todavía iba al día". Así que esta nueva crisis del coronavirus "se lo ha terminado de cargar".

Por su parte Torres se ha mostrado predispuesto ante la situación a que los propios comerciantes puedan contribuir en la ayuda para controlar el mercadillo en cuanto al cumplimiento de las condiciones impuestas por el estado de alarma una vez puedan abrir, a modo de voluntarios, ante la posible escasez de personal policial para ello dadas las circunstancias. En este sentido el representante de los comerciantes ambulantes ha recordado que a su juicio en general había muchas escasez de policías para controlar los mercadillos, algo especialmente destacable en el de las Moreras de los sábados.

Comentarios