viernes 15.10.2021
Cordoba Hoy

PLATAFORMA DERECHO A MORIR DIGNAMENTE

UPporA y DMD piden a la Junta que "no boicotee más y garantice el derecho a una muerte digna"

Muestran su "preocupación" por el retraso en la adaptación al marco legal estatal y exigen que se garantice desde lo público
Ana Naranjo (centro) con miembros de Derecho a Morir Dignamente (DMD) Córdoba
Ana Naranjo (centro) con miembros de Derecho a Morir Dignamente (DMD) Córdoba
UPporA y DMD piden a la Junta que "no boicotee más y garantice el derecho a una muerte digna"

La parlamentaria cordobesa de Unidas Podemos por Andalucía (UPporA), Ana Naranjo, ha mantenido una reunión con representantes de la plataforma Derecho a Morir Dignamente (DMD) Córdoba para trabajar iniciativas conjuntas para "la reivindicación de un derecho que ya tenemos reconocido a través de la Ley de Eutanasia, que sin embargo no se está garantizando aún en Córdoba ni en el conjunto de Andalucía por el bloqueo de (Juan Manuel) Moreno Bonilla (presidente de la Junta) y sus socios de la ultraderecha".

Naranjo ha compartido la "preocupación" de DMD Córdoba por el "incomprensible" retraso en la adaptación al marco legal estatal, que Andalucía comparte con Madrid y que en la práctica supone "un intento de boicot desde las autonomías a una ley valiente que llevábamos mucho tiempo esperando".

Al respecto, la diputada andaluza ha recordado que la ley se aprobó en marzo, con un plazo para que las autonomías crearan sus comisiones de garantía y evaluación que "ya ha expirado sin que Andalucía haya hecho sus tareas". Para Naranjo,"no es casualidad" que sean estas comunidades las que se están resistiendo a garantizar este derecho, ya que "están en manos de gobiernos reaccionarios que usan el concepto de libertad para su interés mientras dificultan que el conjunto de la ciudadanía pueda ejercer la suya en aspectos tan sensibles como el de una muerte digna".

La parlamentaria de UPporA ha recordado que Andalucía fue "pionera" en la materia, a través la ley autonómica de 2010, que no podía garantizar los derechos para las personas y su decisión con respecto al tránsito de la muerte porque escapaba de sus competencias, pero sí permitió acabar con lo que el personal sanitario y jurídico llaman obstinación terapéutica. Por ello, es "especialmente triste" que una comunidad "históricamente garantista y de progreso" se encuentre ahora "secuestrada por una extrema derecha que quiere que volvamos a la Edad Media y que presiona para restringir y vulnerar los derechos y libertades que tenemos conquistados".

Desde UPporA y DMD Córdoba han recordado al consejero de Salud, el cordobés Jesús Aguirre, que "la eutanasia y los cuidados paliativos no son conceptos opuestos, sino complementarios", por lo que han pedido que "deje de generar confusión y garantice este derecho a quienes hayan decidido ejercerlo". Durante el encuentro, han coincidido también en señalar que "la objeción de conciencia del personal sanitario tiene que ser compatible con que la ciudadanía pueda ejercer su derecho a una muerte digna dentro del Sistema Andaluz de Salud (SAS), desde lo público", y no "a través de conciertos con clínicas privadas como sucede actualmente con el aborto".

Además, han demandado "la validez de los testamentos vitales, el documento que establece las condiciones del tratamiento médico que quiere recibir un paciente en caso de enfermedad grave o proceso agónico, que ya aludían a la eutanasia antes de la aprobación de la ley", ya que, según DMD Córdoba, "se está instando a rehacer aquellos que ya estaban registrados". En esta línea, han pedido "más difusión dentro del SAS sobre la figura del testamento vital, un recurso del que existe poca información y al que puede accederse en escasos centros y en un horario excesivamente reducido".

Comentarios