martes 02.03.2021
Cordoba Hoy

Tras lo ocurrido en ABB

UGT plantea una mesa de la industria para sostener la ya existente y atraer a nuevas empresas

Sería, en principio, una iniciativa para la provincia de Córdoba, aunque extrapolarle a otras provincias andaluzas
Carmen Castilla y Vicente Palomares en la sede de UGT de Córdoba
Carmen Castilla y Vicente Palomares en la sede de UGT de Córdoba
UGT plantea una mesa de la industria para sostener la ya existente y atraer a nuevas empresas

El secretario general de UGT en Córdoba, Vicente Palomares, ha planeado esta mañana la necesidad de poner en marcha en Córdoba de una Mesa por la Industria, junto con instituciones, partidos políticos y patronal, después de lo ocurrido en ABB, y que servirá básicamente para el sostenimiento de la escasa industria cordobesa y atraer, al mismo tiempo, a nuevas empresas a la provincia.

La iniciativa comenzaría a moverse tras el periodo vacacional, es decir el próximo mes de septiembre, y pretende que haya "una valoración constante en el tiempo de las necesidades que tiene la industria en Córdoba". Estaría compuesta por empresarios, instituciones y por sindicatos, "ya que el aspecto laboral y social tiene que estar presente en las opiniones y valoraciones que se hagan en este aspecto”, ha explicado, para añadir que "con esta mesa tenemos confianza y vamos a poder luchar por atraer la industria a la tierra".

En principio, la mesa funcionaria a nivel cordobés, si bien Palomares ha explicado que es una iniciativa claramente extrapolable a nivel de otras provincias, porque "si nace en córdoba está claro que las ideas, si son útiles, son para todos". "Es una iniciativa necesaria y que está justificada, porque no podemos hacer una propuesta por la industria hablando sólo de futuro, sino que tenemos que tener muy presente el día a día de las necesidades de las empresas, con una interlocución mas fluida y una actitud productiva ante los problemas que se pueden surgir".

Precisamente la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, también presente en Córdoba esta mañana para realizar una valoración de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), ha destacado que a diferencia de pactos anteriores, que "han terminado guardados en un cajón", esa mesa es "puramente operativa, con capacidad de actuar cuando surja una necesidad".

Mesas por el empleo

Y ésa es la razón de que Castilla haya anunciado en Córdoba que se van a retomar en Andalucía las mesas por el empleo, gracias a las buena conexión que se esta manteniendo a día de hoy con la Consejería de Empleo, lo que permitirá, entre otras cuestiones, ahondar en el problema de la sinistralidad laboral "como uno de los síntomas más claros de la precariedad laboral, que en su mayoría se está produciendo in itinere por las largas jornadas laborales y el estrés de tener que ir de un lado para otro".

En este sentido, la líder de UGT en Andalucía ha advertido contra los nuevos tipos de siniestralidad laboral, muy relacionados con los riesgos psicosociales que devienen, por ejemplos, en ictus cerebrales o infartos cardiovasculares. "Hablamos  de ese tipo de patologías silentes por el estrés laboral, que no son tan patentes como lo es la caída desde un andamio, pero que tienen sus efectos nocivos en los trabajadores y trabajadoras", ha explicado.

Esas mesas se van a reiniciar "con medidas puestas sobre la mesa para soluciona ese tipo de problemas, en estrecha colaboración con la Consejería, para aplicar estrategias políticas como bien común para que no exista desigualdad, ni pobreza, ni brecha salarial entre hombres y mujeres y para que los jóvenes se queden en nuestra tierra". Porque, entre otras cosas, sólo en Andalucía "quedan por recuperar 100.000 empleos destruidos desde el inicio de la crisis", allá por 2007.

Industrialización 4.0

La máxima responsable del sindicato andaluz ha advertido también de otro riesgo actual como es la "industrialización 4.0 o digitalizacion" de las empresas, donde muchos de los empleos que hay son susceptibles de ser automatizados. En este sentido, la secretaria general ha señalado que los trabajadores y trabajadoras no reciben la formación necesaria para adaptarse a ese cambio tecnológico, y "si no están formados en esas habilidades, que tiene que ser una obligación por parte de las administraciones, aumentará la desigualdad".

Además, Castilla, ha indicado que las grandes empresas tecnológicas, que mantienen a empleos tan especializados, "pagan menos impuestos" al tiempo que obtienen enormes beneficios, con lo que ha apostado por "una tasa digital" para que "contribuyan con el pago de impuestos y éstos reviertan en el estado de bienestar, y en el sistema de la Seguridad Social y las pensiones".

En ambos casos "son sistemas viables", ya que, en su opinión, "no es cuestión de gastos, sino de ingresos" y con la situación actual, en la que "España es de los países que menos invierte en la industrialización", es "obvio que se debilite el sistema "con las tasas de desempleo que tenso y la precariedad laboral que ha dejado la crisis.