viernes 01.07.2022
Cordoba Hoy

TRIBUNALES

El TSJA confirma la absolución de un varón que estaba acusado de abusos sexuales a una mujer

La sentencia argumenta que la mujer "perdió la consciencia de la realidad, sin que conste, no obstante, que estuviera en una situación que le impidiera prestar su consentimiento ni dejara de interactuar con aparente normalidad"
Tribunal Superior de Justicia de Granada (TSJA)
Tribunal Superior de Justicia de Granada (TSJA)
El TSJA confirma la absolución de un varón que estaba acusado de abusos sexuales a una mujer

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Andalucía (TSJA) ha confirmado una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba que absolvió a un hombre, de 58 años de edad, que estaba acusado de la supuesta comisión de un delito de abuso sexual sobre una mujer tras tomar unas copas con ella en un bar.

Al respecto, el Alto Tribunal andaluz ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la acusación particular contra la resolución de la Audiencia Provincial, confirmando la misma, aunque cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS).

En concreto, se da por probado que el 13 de septiembre de 2017, la mujer se encontraba en la terraza de un bar consumiendo algunas bebidas alcohólicas. En un principio, tras hallarse sola, entabló conversación con un hombre, hoy ya fallecido, y posteriormente, avanzada la noche y cuando fue menester recoger la terraza, se reunieron en el interior del local los dos y el procesado.

Allí, permanecieron bebiendo y conversando, en ese momento ya con la intervención también de la propietaria del establecimiento, quien desde detrás de la barra era la encargada de servir las bebidas que sucesivamente iban pidiendo.

Llegada ya la hora del cierre, se marcharon sucesivamente el primer varón y la mujer, mientras que el acusado permaneció unos instantes en el interior, ayudando a la titular.

En ese momento, sin precisar cuánto tiempo había transcurrido, el procesado comentó a la propietaria del local que le hubiera gustado invitar a la otra mujer a una copa más, señalándole ésta que todavía podía hacerlo, pero que "se apresurara antes de que llegara a su domicilio".

"Por razones que se desconocen", la mujer "perdió la consciencia de la realidad, sin que conste, no obstante, que estuviera en una situación que le impidiera prestar su consentimiento ni dejara de interactuar con aparente normalidad". Así, ambos fueron a su domicilio, "abrió la puerta con su llave" y "mantuvieron relaciones sexuales".

Comentarios