martes 09.08.2022
Cordoba Hoy

treinta aniversario del comedor social

Prolibertas advierte que sigue la crisis para las clases bajas y que se repetirán las cifras de 2011

Entre 2007 y lo que va de 2019 el comedor de los Trinitarios ha repartido 209.864 almuerzos, 57.601 servicios de ropero y 42.227 de ducha, pero hace un llamamiento para que este servicio social pueda seguir ofreciéndose
Comedor social de los Trinitarios en Córdoba
Comedor social de los Trinitarios en Córdoba
Prolibertas advierte que sigue la crisis para las clases bajas y que se repetirán las cifras de 2011

Las cifras de necesidades en Córdoba siguen siendo demoledoras y van a peor. Porque, como bien dice Antonio Jiménez, director general de la Fundación Prolibertas, la crisis lo único que ha conseguido es ahondar en las diferencias entre una clase media, que parece que ha podido salir algo de esa situación y que vive de nuevo con la espada de Damocles de una nueva recesión, y los que se encuentran hundidos en la pobreza, cuya situación se deteriora año tras año.

Para muestra, un botón. Según ha indicado esta mañana, por su parte, el director provincial, Eduardo García, si hace una semana se tuvo que doblar el turno en el comedor trinitaria para atender la demanda, ayer, lunes, hubo 99 comensales haciendo uso del servicio de comida y otros 50 utilizaron el servicio de ducha.

En opinión de David Pino, director del comedor social de los Trinitarios, ha indicado que las cifras pueden hacer pensar que se ha vuelto a una situación similar a 2008, es decir en el inicio de una crisis que colea y no termina de desaparecer. "Tenemos datos de lo que hemos aportado este año hasta el pasado domingo y ya teneos a 783 personas diferentes que han usado el comedor y a 153 familias, lo que hace un total de 1.395 personas".

Tipología

De esas 783, además, el 41% es de nacionalidad española, mientras que los extranjeros hay un preocupante 13% que es demandante de asilo político , cuyo periodo de estancia se ha denegado o está en trámites de renovación, por lo que están en una situación ilegal. "Es un colectivo que vamos a tener que tener más en cuenta a partir de ahora", ha indicado.

Voluntario en el comedor de los Trinitarios

Las otras cifras también son como para echarse las manos a la cabeza. Cuando aún faltan dos meses y medio para apurar 2019, se han ofrecido ya más almuerzos que en todo 2018. Son ya 16.139 (2.000 más que el año pasado y todo apunta a que se alcanzarán las 20.000 comidas de 2011), a los que hay que sumar 4.138 servicios de ropero, 3.088 de ducha, 18.596 paces de alimentos para cenas, 34 canastillas para neonatos y 200 de peluquería. este año, también, se ha detectado que hay un incremento de personas con problemas de salud mental o toxicomanía y vulnerabilidad extrema, "sin posibilidad de adaptarse a ningún recurso y que no pueden estar conviviendo en su entorno familiar". Así de duro.

Necesidades acuciantes

Por otra parte, en la 'Casa Libertad', inaugurada en marzo de 2018, se han atendido a 606 personas, cuando las previsiones llegaban a las 180.

Si alguien busca las causas de este repunte, cuando en teoría se ha aliviado algo la situación, los responsables antes citados no tienen una explicación, salvo que la crisis "quizá haya pasado para la clase media, pero no para las capas inferiores, según Jiménez, y un ejemplo de ello es que "han vuelto personas que solicitaron nuestros servicios hace dos o tres años".

Todo ello lleva a pensar que una Fundación como Prolibertas y un comedor social como éste es cada vez más necesaria, pero sus necesidades son más acuciares, especialmente desde que se les redujo el pasado año 80.000 euros del IRPF y que iban a servir para actividades y cubrir servicios en el actual 2019. Según Eduardo García, a los 80 voluntarios con los que cuentan en la actualidad harían falta añadir otros 15 más, para llegar a tener un centenar redondeando.

Presentación de la campaña para los 30 años del comedor Trinitario

El espacio en las dependencias actuales se ha quedado extremadamente pequeño, y desde la Fundación se sueña con que el Ayuntamiento mueva ficha para una nueva sede o la remodelación del edificio de Lepanto destinado a esta actividad. Si el centro social ubicado en las dependencias de la antigua Cruz Roja supuso una inversión superior a los 2 millones de euros, para el edificio de Lepanto ni siquiera se han atrevido a hacer cuentas.

De todos modos, son ya 30 años bosque lleva este comedor ofreciendo servicio a los más necesitados. Tres décadas en las que han pasado miles de personas a comer y vestirse. Imposible de calcular, porque no hay una contabilidad real hasta que Proliferas se hizo cargo del comedor. Las cuentas que se tienen son limitadas, sólo desde 2007 hasta la actualidad, pero suman cifras de seis guarismos. Han sido ya 209.864 almuerzos, 57.601 servicios de ropero y 42.227 servicios en sus cinco duchas.

Programa 30 aniversario

Esos 30 años van a ser motivo de celebraciones a lo largo de los próximos meses, que han quedado plasmadas en un cartel diseñado para la ocasión. Así, el próximo domingo se celebrará una eucaristía en la parroquia de Nuestra Señora de Gracia, a las 12.30 horas; el sábado, 9 noviembre, los usuarios del comedor habrá un perol con música y momentos para compartir con los voluntarios; el 12 de noviembre tendrá lugar un cóctel solidario en Caballerizas Reales, a las 20.00 horas, con un precio de entrada de 28 euros; el 14 de diciembre, en la iglesia de La Magdalena, habrá un concierto benéfico, a partir de las 19.30 horas, en colaboración con la Fundación Cajasur, a cargo de la soprano Lucía Milllán y el pianista Ángel Andrés Muñoz, con una entrada de 10 euros; se va a llevar a cabo una campaña de colaboración económica por las parroquias de Córdoba y con el Cabildo Catedral; el 27 de diciembre tendrá lugar un desayuno con medios de comunicación en el que participará la profesora de la Universidad de Sevilla Lorena Romero sobre el lenguaje periodístico a la hora de hablar de sinhogarismo; el 17 de diciembre habrá una exposición de fotografía creativa en la Casa Libertad a cargo de uno de los usuarios de estos servicios, Fernando Ruiz Marta, bajo el título de 'Otra mirada'; los días 26 y 28 de noviembre el Hospital Reina Sofía cede espacios para mesas informativas sobre la labor de la Fundación, y el viernes, 20 de diciembre, se instalarán mesas petitorias en las calles dentro de su campaña navideña de sensibilización.

La Fundación acepta donaciones puntuales en sus cuentas ES91 0237 6053 1091 6181 8847, de Cajasur, y en la cuenta ES13 2100 2634 1702 1011 3079 de La caixa.

Voluntario en el comedor de los Trinitarios descargando comida

Comentarios