lunes 04.07.2022
Cordoba Hoy

EFEMÉRIDES

Tal día como hoy pero de 1925 se organizaba la primera cabalgata en Córdoba

Daban cuenta de ella los periódicos 'Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y avisos", "El defensor de Córdoba" y "La voz de Córdoba"
Reyes Magos 27
Tal día como hoy pero de 1925 se organizaba la primera cabalgata en Córdoba

"Un acto verdaderamente simpático y lucidísimo ha resultado la cabalgata de los Reyes Magos, organizada por el coloso  rector de la parroquial de San Francisco y San Eulogio Don Carlos Romero Berral, para obsequiar con juguetes y ropas a los niños de las escuelas del Ave María". Así empezaba la crónica de la primera cabalgata de Córdoba el 'Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y avisos" publicado al día siguiente del evento, que se celebró el 5 de enero de 1925. Dieron cuenta de esta actividad entonces novedosa, y además del 'Diario Córdoba', los periódicos 'El defensor de Córdoba' y 'La voz de Córdoba'.

Diario Córdoba

El 'Diario de Córdoba', resaltaba a la persona que confeccionó los trajes, Luisa Sánchez Parra. El gentío se acumulaba en la Plaza del Potro y la calle San Fernando, parte de un itinerario que incluía un portal de Belén en la Ermita de la Aurora. Estaban los tres reyes, batidores a caballo de la Guardia Municipal, banda de clarines del cuarto regimiento de artillería pesada, "un heraldo en cuya daimática aparecían los escudos de Córdoba y España conduciendo una farola con luz eléctrica que representaba la estrella de Oriente". Y además "esclavos vestidos de judíos" y "a los lados muchachos con análogos trajes portadores de grandes hachones".

El periódico reiteraba en lo simpático de esta primera cabalgata, y concluía: "a la que puede aplicarse el calificativo de acontecimiento". También hacía un listado de qué regalo recibía cada niño de las escuelas del Ave María. ¿Cuáles eran estos juguetes?: pesetas en metálico, plumas estilográficas, bufandas, escopetas de tiro al blanco, sables, juegos de la oca y las damas, aeroplanos, flautas, trompas, borricos con agarraderas o libros recreativos, entre otros.

El defensor de Córdoba

El periódido 'El defensor de Córdoba' era más escueto y menos detallista, pero se metía en el papel y fíjense cómo solventaban el problema de que sus majestades tuvieran que ir a tantos sitios y a la vez estuviesen en la cabalgata: "Después de recorrer esta madrugada las calles de Córdoba para entregar a los niños sus obsequios, regresaron a la región de la poesía los Reyes Magos, y por esto no han podido ser felicitados por muchas personas, que en su lugar han dado la enhorabuena a los jóvenes Emiliano Costi Jordano, representante de Melchor, a don Francisco Diéguez  Santos, de Gaspar, y a don Antonio Diéguez Santos, de Baltasar". Ya sabemos el nombre de los primeros Reyes.

La voz de Córdoba

Por su parte, el periódico 'La voz de Córdoba' empezaba disculpándose por no haber podido ofrecer información en la noche anterior, por lo que se presupone era un diario vespertino. Indicaba que no cabía nadie en Claudio Marcelo y San Fernando. 

El redactor, eso sí, era lisonjero: "Desde antes de las seis de la tarde, las calles que había de recorrer la cabalgata estaban abarrotadas de público, predominando las mujeres, que con su belleza daban mayor realce al simpático acto que iba a desarrollarse".

Los balcones lucían mantones de Manila y el periodista compara el evento, por la afluencia de público, con días grandes como el Viernes Santo o el Corpus Christi. Los pajes, narra, llevaban antorchas, había una carreta tirada por bueyes auténticos y bandas de cornetas tambores y música. También hacía mención a los nombres de los Reyes, el de esos tres jóvenes.

El reparto de juguetes duró hasta las diez. Pero también tuvieron suerte los invitados adultos al acto, pues el periódico destaca que recibieron también sus regalitos, en este caso vinos y habanos. 

Y el colofón, que lo deja bien claro: "Es el primer acto de esta índole que en Córdoba se verifica, pero puede decirse que todo el pueblo ha contribuido a su explendor, mereciendo un sincero aplauso sus organizadores, principalmente don Carlos Romero Berral, el maestro don Antonio Serrano y damas del Centro en colaboración con los señores antes citados".

Comentarios