sábado 31.07.2021

OTRA PERSONA SALVADA POR MILITARES DE CERRO MURIANO

Dos sargentos del Regimiento La Reina Nº 2 salvan a un ciclista atropellado por un vehículo

Hace sólo un mes una cabo de la Compañía de Sanidad del Grupo Logístico de la BRIMZ X también salvó la vida a un hombre que sufrió una parada cardiorespiratoria

Militares
Dos sargentos de la BRIMZ X han salvado a un ciclista que había sido atropellado y estaba en shock
Dos sargentos del Regimiento La Reina Nº 2 salvan a un ciclista atropellado por un vehículo

Parece que los efectivos de la BRIMZ Guzmán El Bueno X empiezan a acostumbrarse a salvar vidas allá por donde van. Si hace cinco días la cabo María Trinidad Ruiz salvaba la vida a un hombre que había sufrido una parada cardiorespiratoria en Villaviciosa de Córdoba ahora se ha conocido que los sargentos Frontera y Gallardo, pertenecientes al Batallón 'Lepanto' del Regimiento 'La Reina 2' de la BRIMZ X, con base en Cerro Muriano, salvaron la vida hace un mes a un ciclista que había sido atropellado a la salida de la localidad de Zafra (Badajoz) hace unos días, según una información difundida por Servimedia y de la que se han hecho eco diversos medios de comunicación nacionales.

Al parecer, según informó el Ejército de Tierra, los sargentos circulaban por la N-432 a la salida de Zafra cuando observaron, en el sentido contrario al de su marcha, a un ciclista tendido en la cuneta. Sin pensárselo dos veces los militares acudieron a prestar asistencia al ciclista, que había sufrido el impacto de un vehículo que se había dado a la fuga.

Así, procedieron a verificar las constantes vitales del herido, que presentaba claros síntomas de inicio de entrada en estado de shock, con aumento de la frecuencia cardíaca con subidas y bajadas, arritmia cardíaca, no respuesta ante los estímulos, frialdad, palidez de la piel, lengua y ojos secos, y pérdida de la consciencia.

Regulando el tráfico

Casualmente, en esos momentos pasó una ambulancia en dirección Badajoz que hacía un servicio de transporte, aunque no llevaba sanitario, por lo que los sargentos cogieron unas mantas para evitar la entrada en shock del accidentado por bajada de temperatura mientras esperaban a la llegada de los servicios sanitarios sin dejar de controlar las constantes vitales del herido.

No contentos con avisar a la Guardia Civil y a los familiares del ciclista, los dos sargentos también se encargaron de regular momentáneamente el tráfico para evitar aglomeraciones en la carretera y facilitar el acceso de los sanitarios al lugar del siniestro, al que llegaron veinte minutos después del aviso.

Una vez que los servicios sanitarios se hicieron cargo del herido, que fue trasladado al hospital, los militares explicaron a la Guardia Civil lo ocurrido antes de acercarse al hospital para ponerse a disposición de la familia.

Afortunadamente, el ciclista se encuentra fuera de peligro tras permanecer ingresado cerca de una semana y lo que se desconoce es si el conductor del vehículo que golpeó al ciclista ha sido localizado.

Comentarios