martes 17.05.2022
Cordoba Hoy

EL PLAZO FINALIZA A FINALES DE MAYO

Acansa advierte que necesitan 40 familias para cubrir el cupo de menores saharauis para este verano

La pandemia, la guerra de Ucrania y la mala situación económica no ayudan a remontar un proyecto que se ha visto muy afectado por la situación mundial
Despedida de los niños saharauis de Córdoba en 2019
Despedida de los niños saharauis de Córdoba en 2019
Acansa advierte que necesitan 40 familias para cubrir el cupo de menores saharauis para este verano

La directora técnica de la Asociación de Amigos de Niños y Niñas Saharauis de Córdoba, Beatriz Sánchez, ha sido muy clara: "Hemos pedido solicitudes a la Junta para traer a la provincia a un centenar de menores de los campamentos saharauis y sólo tenemos a 60 familias para acogerlos".

La situación es más grave de lo que parece. A finales de este mes de mayo se acaba el plazo y se tendrán que entregar las solicitudes que haya. Si se cierra tal cual, quiere decir que "en torno a 40 niños y niñas se van a tener que quedar un año más en los campamentos". Por esta razón, Acansa está poniendo toda la carne en el asador para captar al mayor número posible de familias y tratar de cubrir todo el cupo de este año. "Estamos haciendo una auténtica llamada de SOS, porque necesitamos familias para los dos meses de verano", que son julio y agosto.

Han sido dos largos años por culpa de la pandemia sin contar con la presencia de estos chavales y chavales que saben agradecer como nadie la posibilidad de pasar unas vacaciones en paz en tierras españolas. Y lo de 'paz' va con toda intención, porque no es sólo evitarles las temperaturas de más de 50 grados que se dan en los campamentos durante el estío, sino que se olviden por unos días de las tensiones constantes que se vive con Marruecos.

Beatriz Sánchez, además, asegura que los requisitos para traer a estos niños y niñas son muy fáciles de cumplir: No ser mayores de 65 años, no estar en trámite de adopción y no estar tampoco en curso en delitos penales sexuales. "Pedimos, por favor, a la ciudadanía de Córdoba que se sume a este proyecto y que le den la oportunidad a un niño o una niña de salir de los campos de refugiados y pasar los dos meses de verano aquí, para que reciba una buena alimentación, pasen sus revisiones médicas y accedan a otras muchas cuestiones que dada su condición de refugiado no pueden tener allí".

Cartel para captar familias de acogina a menores saharauis para el verano de 2022
Cartel para captar familias de acogina a menores saharauis para el verano de 2022

Son cuestiones tan nimias como abrir un grifo y que salga agua potable, acceder a una nevera con comida, nadar en una piscina, subir unas escaleras (y no digamos ya un ascensor) o ver por vez primera el mar.

¿Por qué está costando tanto conseguir familias este año? Hay que tener en cuenta que normalmente venían a Córdoba unos 140 menores al año con picos que han superado algunas ediciones los 180. "Estamos saliendo de una pandemia, de una situación económica muy compleja y no todo el mundo está ahora como para acoger una boca más en casa, el tema de Ucrania está afectando también... Es una mezcla de todo", señala la responsable de Acansa.

Según afirma Sánchez, no es un problema sólo de Córdoba. Hay problemas en todo el país, y si Sevilla, por ejemplo, ha logrado cubrir su cupo es porque ha solicitado muchos menos menores que años anteriores. "En todo el país estamos igual, tratando de remontar un proyecto que se ha visto muy afectado por los dos años de pandemia y, como ocurre con todo, cuando hay un parón fuerte, luego cuesta mucho volver a remontar el vuelo".

Para hacerse una idea de cómo está la situación, el último año antes de la irrupción de la Covid-19, en 2019, había más de 4.000 niños en España y este año "estamos trabajando a ver si vienen 1.000 o 1.500 siquiera", teniendo en cuenta, además, que Andalucía es la comunidad que más acoge en este sentido.

Por tanto, hay hasta final de mayo para captar solicitudes, porque se espera que los menores lleguen a finales de junio o en la primera semana de julio, y "estamos en la cuenta atrás, y tenemos capacidad y estructura para acoger a esos 100 niños y niñas; que, por favor, no se quede ninguno sin venir".

Comentarios