miércoles 08.02.2023
Cordoba Hoy

UN PROBLEMA QUE CRECE CADA AÑO

Aumenta en un 50% la cifra de jóvenes entre 18 y 29 años en situación de sin hogarismo en Córdoba

En la foto fija de la Red Co-Habita los pasados 8 y 9 de noviembre salieron a la luz 169 personas que viven en la calle o en un espacio público o exterior, pero sin albergue, al estar todos los recursos municipales disponibles al completo
Voluntarios de Cáritas atienden a una persona sin hogar
Voluntarios de Cáritas atienden a una persona sin hogar
Aumenta en un 50% la cifra de jóvenes entre 18 y 29 años en situación de sin hogarismo en Córdoba

La Red Co-Habita ha vuelto a elaborar este año la foto fija del sinhogarismo en la capital cordobesa durante 24 horas, entre los días 8 y 9 de noviembre pasados, con 369 personas que están en una situación de vulnerabilidad cada vez mayor y carecen de vivienda, de los que 169 viven en la calle o en un espacio público o exterior, pero sin albergue, al estar todos los recursos municipales disponibles al completo. Eso supone que 45.80% de las personas que participan en este estudio viven literalmente en la calle.

De ese total, hay 304 hombres (el 82,38%) y 65 mujeres (el 17.61%), mientras que el 71.80% de esas personas se encuentran en una franja de edad entre los 30 a los 64 años, con un 23.3% menores de 30 años.

Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento
Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento

Hay seis entre los 0 a 17 años (el 1,62%), si bien ninguno de ellos duerme en la calle y están en la Casa de Acogida Municipal, que cuenta con un módulo familiar; 80 son entre los 18 y 29 años (21,68%); hay 117 entre los 30 y los 45 años (el 31,70%); 148 son de la franja entre 46 y 64 años (el 40,10%), y hay 16 que tienen más de 65 años (el 4,34%). José Luis Rodríguez Guirao, gerente del Programa de Atención a Personas Sin Hogar de Cáritas, ha explicado que la franja de los más jóvenes, hasta los 29 años, cada año es mayor, hasta el punto de que del pasado año hasta la fecha han podido aumentar en torno al 50%.

En cuanto a la nacionalidad, la mayoría son españoles, el 51,76%, frente a un 61% en 2021 y un 56% el año anterior. En números llega a los 191 (con 44 mujeres). Si ha bajado de forma significativa se debe a una mayor movilidad tras la pandemia. De los encuestados para esta foto fija hubo 31 personas de países de la UE (siete mujeres y 24 hombres) y 146 extracomunitarios (con 11 mujeres), en muy buena parte, el 39,56%, de nacionalidad marroquí.

Ya se ha indicado que 169 viven en la calle. El resto lo hacen ahora mismo en alojamientos a largo plazo por carencia de vivienda (residencias y pisos para personas sin hogar), con 30 personas en esa situación; en alojamientos de emergencia (nocturno, para ola de frío o de calor), con 38 personas así; en alojamientos para personas sin hogar (el Albergue y la Casa de Acogida), con 93 personas; y hay 39 personas más en una infravivienda.

Sin perfil concreto

Las razones que les ha llevado a esa situación son, en palabras de Rodríguez Guirao, muy diferentes, hasta el punto de que cada persona es un mundo, "y por ese motivo nos negamos a indicar un perfil que describa a esta gente". Y es así, porque "muchas de las nuevas realidades de pobreza que llegan a situación de calle no pueden sobrevivir en una sociedad que cada vez cierra más las puertas a quienes no son productivos para la sociedad".

Así, entre las 304 mujeres encuestadas 13 llegaron a esa situación por motivos de adicciones; 99 por razones migratorias; ocho por pérdida de vivienda; 79 por pérdida de empleo y 57 por problemas familiares. Hubo que optaron por no responder o no tenerlo muy claro.

Para los 65 hombres, hubo 59 que culparon a las adicciones; 111 son migrantes; una decena es por pérdida de la vivienda; cinco, por pérdida del empleo; y 23 por problemas familiares.

Eso significa que la razón principal, 111 casos en total, es debido a las adicciones (alcohol o drogas), con un 30,08% del total. Por falta de empleo fueron 84 (el 22,76%); Los problemas familiares representan un 21,68% (80) y, finalmente, las adicciones suponen el 15,98% de los casos (59 en total). También se les ha preguntado por su situación en materia de salud y hubo 174 personas que consideraron que no estaban enfermas (el 47,45%), mientras que con problemas mentales diagnosticados lo reconocieron 44 (el 11,92%) y hubo 31 más con otros problemas de salud.

Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento
Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento

En los últimos tres meses hubo 105 personas que han accedido a la Casa de Acogida (80 hombres y 25 mujeres); nueve lo hicieron a un centro de salud (siete hombres); 61 a centros de día (de los que 49 son hombres); 116 acudieron a comedores sociales (sólo 18 fueron mujeres); 15, a hospitales (dos mujeres); 19, al Servicios Andaluz de Empleo (todos hombres); dos, a Servicios Sociales Comunitarios (ninguna mujer); y cuatro a Servicios Temporales de Alojamiento (todos hombres). También hubo 38 personas que dejaron esta pregunta en blanco.

Teniendo en cuenta los datos de años anteriores, se puede concluir que el número de personas en situación de sin hogar en la ciudad sigue siendo muy elevado. De este modo, se ha pasado de 275 personas (57 mujeres) en el año 2018 en esa foto fija a las 369 cuales. El porcentaje de hombres, además, siempre es muy superior al de las mujeres que están en situación de sin hogar, rondando los datos todos los años entre 80% para los hombres y el 20% para las mujeres.

Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento
Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento

Entre las conclusiones del estudio se destaca que estas personas no pueden acceder a una vivienda por los requisitos y elevados precios, además de un parque de vivienda social prácticamente inexistente y que tienen que acudir a comedores sociales y a por alimentos para sobrevivir, personas sin ningún tipo de ingreso en búsqueda activa de empleo y sin oportunidades, trabas burocráticas para conseguir la documentación, asilados, migrantes, personas con problemas de salud, física o mental.

Un año más, se pone de manifiesto la falta de recursos residenciales para personas con dependencia y problemas de salud mental, y prueba de ello es que existen personas que esperan un recurso específico más de dos años. Igualmente, se destaca la necesidad de crear recursos para personas que reciben el alta hospitalaria precisando cuidados sin tener una alternativa residencial, que deben recibir cuidados que en situación de sin hogar no pueden recibir.

Manifestación silenciosa por el sinhogarismo
Manifestación silenciosa por el sinhogarismo

Por último, este año desde las ocho entidades que conforman la Red se ha hecho un llamamiento "ante la innegable necesidad de creación de viviendas a nivel social, el derecho a la vivienda es un derecho universal y que conlleva por lo tanto la vulneración de otros derechos que se entienden fundamentales para el desarrollo de la persona.

Ésta es la razón de que se haya organizado para mañana, miércoles, las VI Jornadas de Buenas Prácticas en Intervención con Personas Sin Hogar con la temática del 'Derecho a una vivienda digna'.

Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento
Concentración por el sinhogarismo a las puertas del Ayuntamiento

Previa a la presentación del trabajo de la Red, se celebró a las puertas del Consistorio una concentración con decenas de personas portando pancartas para reclamar más compromiso con el sinhogarismo, tras la celebración de una marcha silenciosa que salió a las 10.00 horas desde la Biblioteca Municipal. Una vez en Capitulares, una persona sin hogar leyó un manifiesto con motivo del Día Internacional de las Personas en Situación de Sin Hogar.

El lema de la manifestación fue 'Derecho a una vivienda digna'.

Comentarios