jueves 29.10.2020
Cordoba Hoy

COMERCIO

Rebajas de verano en Córdoba: más incertidumbre que esperanza en una ¿oportunidad? para el comercio

El confinamiento generado por la crisis del coronavirus ha hecho de estas rebajas de verano una mezcla entre una posible remontada para el maltrecho sector comercial cordobés o la incertidumbre a si no será, por su fracaso, la puntilla para muchos
Rebajas del verano 2020 en la calle Cruz Conde
Rebajas del verano 2020 en la calle Cruz Conde
Rebajas de verano en Córdoba: más incertidumbre que esperanza en una ¿oportunidad? para el comercio

Si las rebajas del pasado enero se llegaron a calificar en algunas zonas de Córdoba directamente de desastre, las de verano no deben contar en el diccionario con calificativos adecuados. La crisis del coronavirus ha puesto patas arriba a una ciudad eminentemente turística y comercial como Córdoba. La pérdida de la temporada alta se une a un verano lleno de dudas ante una situación provocada por un hecho inédito como es un confinamiento estricto y general por motivos sanitarios. Hace tiempo que en cualquier caso el comercio tradicional se viene quejando por el hecho de unas rebajas de temporada que chocan con las ofertas constantes en internet, por lo que ya se producían constantes críticas. El coronavirus posiblemente sea el detonante de un cambio de concepto por pura necesidad y fuerza mayor.

Ayer el Corte Inglés empezaba sus rebajas con un adelanto de unos días. El objetivo es evitar aglomeraciones en la medida de lo posible dadas las estrictas medidas de seguridad. Esta empresa señera en España se ha enfrentado a varias crisis. A la económica del 2008 se ha sumado la del cambio en los modos de compra (siendo en su momento El Corte Inglés eminentemente "presencial"). ¿Es esta peculiar crisis del coronavirus la más complicada de todas? El gerente de El Corte Inglés en Córdoba, Daniel García Ibarrola, cree que no por el esfuerzo de adaptación que realizaron desde el principio del confinamiento: "Nos ha obligado a adaptarnos, son nuevos tiempos y afortunadamente nuestra empresa tuvo que ser un pilar principal con el tema de alimentos de primera necesidad y haber estado parcialmente funcionando nuestras tiendas nos ha dado la experiencia para ser absolutamente escrupulosos en la implementación de las distintas medidas de seguridad que tiene que haber". 

El Corte Inglés en su segundo día de rebajas del verano del 2020

En esta sentido, y al margen de las medidas de seguridad, las rebajas de El Corte Inglés obedecen a los criterios de siempre, en este caso "se va a llegar a una rebaja de hasta el 50% en más de 20.000 marcas y cuatro millones de artículos".

En el centro comercial abierto del centro no sólo hay pesimismo con respecto a las rebajas, sino que ya existe al parecer arrepentimiento desde las mismas aperturas de los comercios. "Con la puesta en marcha de las terrazas de los bares y su aumento, el comercio se lanzó a abrir, incluso muchos llamaron a sus empleados: hoy en día muchos se han arrepentido de haber abierto", ha comentado Manuel Blasco, presidente de dicho centro comercial, que además reconoce que el arranque tras el confinamiento acarrea pocas ventas. "¿Qué rebajas hago yo? ¿En qué? ¿Voy a rebajar algo que ni siquiera he empezado a vender?". Para Blasco esto "es un drama porque ya se empezaban a alquilar locales en Cruz Conde y otra vez vuelta a cerrarlos, pero es que en Gondomar hay tres o cuatro locales seguidos cerrados donde antes había solo uno vacío".

"La gente está apática, no por falta de ganas, sino por la incertidumbre que la mayoría tiene; hay mucha gente en Erte's, mucha gente que se ha quedado parada, gente que no sabe si recuperará su trabajo o en qué condiciones: hay al final mucho miedo a la hora de gastar", ha declarado María José Ruiz, responsable del Centro Comercial Abierto Valdeolleros/Santa Rosa. "No sólo hay mucho miedo a gastar, sino al contagio, la gente está optando por comercios en los que se encuentren seguros y en los que tengan garantías de higiene y de limpieza". En general en esta zona de Córdoba no se espera ni de lejos una afluencia masiva a las rebajas.

En su caso, el presidente de la Asociacion de Comerciantes de Occidente y Ciudad Jardin (Adecoc), Ramón Luque, ha detallado que en la zona de Ciudad Jardín están a la expectativa. "Hay comercios todavía cerrados, otros abiertos y otros a medio abrir, porque muchos por la tarde no abren". Lo que se nota para Luque es que el cliente tiene miedo a gastar por la situación económica. En cualquier caso "por lo que he hablado con los compañeros están pendiente de si con estas rebajas se pueden salvar los muebles de haber perdido la primavera". El representante de Adecoc al menos mantiene la esperanza en que la gente confíe más en el comercio de cercanía por la reducción de aforo y tiendan menos a ir a centros comerciales o grandes almacenes.

Por su parte, el presidente de Comercio Córdoba, Rafael Bados, hace suyas las reivindicaciones del sector en Andalucía, cuyas expectativas de bajada de ventas, no sólo en este periodo de rebajas sino para todo el año 2020 llegan a una reducción del 40%. Bados apoya que se abandonen las viejas fórmulas de la liberalización de horarios y rebajas que, en exclusiva, benefician a las grandes multinacionales. Y así pide volver a regular los periodos de rebajas. En Andalucía trabajan 428.000 trabajadores en el sector, un 23 % del total,  en extensión 1 cada 4 andaluces trabajan en el sector, 140,000 empresas, el 30% del total, y representa el 11,5% del PIB andaluz.

Clientes y comercios

Ana García acudía hoy a un Corte Inglés que, como hemos comentado, ha adelantado las rebajas. "Otros años aprovecharía para hacer muchas compras de ropa de verano o de playa, este hay que ir con cuidado", indica en referencia a la contención del gasto. También es estos grandes almacenes Elena Martínez coincide con la anterior apreciación, de hecho reconoce que se va a centrar en chanchas y bañadores, dejando a un lado otro tipo de prendas que aprovechaba para comprar en esta época y utilizar en la piscina de la parcela donde vive. 

"No te puedes arriesgar a comprar como antes porque no sabes qué va a pasar después del verano", explica Rafaela Miranda que dice con humor que siempre sale en las rebajas "sobre todo a bichear pero este año más que ninguno". Vamos, que se mira y no se toca.

Pero no siempre la incertidumbre va hacia lo negativo a pesar de todo. Y eso que hace unos días cerró su negocio contiguo, la conocida mercería 'La central' uno de los negocios más antiguos de Córdoba, como lo es también Calzados Toril. Su responsable, Francisco Muñoz, espera que pueda haber cierto ahorro por los meses de confinamiento y que ahora se den unas rebajas aceptables. De todas formas "La situación del comercio es una incçognita ya que no sabemos qué pasará de aquí a unos meses y si nos vuelven a confinar será un problema muy, muy grave".

La semana que viene resultará por tanto clave para analizar si estas rebajas suponen un pequeño alivio a la situación o el comercio cordobés se enfrenta a algo peor de lo que se esperaba.