jueves 29.10.2020
Cordoba Hoy

Minuto de silencio en la Subdelegación

Valenzuela: "Córdoba y sus instituciones estarán a la altura" para repatriar a la asesinada en Santa Rosa

La hija menor de la pareja muerta el pasado viernes está recibiendo la mayor cobertura en ayuda por parte de la Junta de Andalucía que activó el protocolo antes de conocer los resultados de la autopsia

Minuto de silencio por el asesinato de Santa Rosa
Minuto de silencio por el asesinato de Santa Rosa
Valenzuela: "Córdoba y sus instituciones estarán a la altura" para repatriar a la asesinada en Santa Rosa

Minuto de silencio ante la Subdelegación del Gobierno por la víctima de la violencia machista número 1.000 (oficial), que en palabras de la subdelegada, Rafi Valenzuela (PSOE), "hemos tenido la mala suerte de que se haya producido en Córdoba", si bien la responsable y portavoz gubernamental en la provincia ha señalado que "esta mañana se ha encontrado a otra mujer que llevaba casi un año con su asesino conviviendo, lo cual me perece especialmente tétrico".

A preguntas de los periodistas, la subdelegada ha señalado que en la repatriación del cadáver de Ana Lucía de Silva, la mujer brasileña que falleció el pasado viernes a manos de su pareja, el español Salvador Ramírez (quien en 2003 ya asesinó a su anterior mujer), en el corazón de San Rosa, "el país de origen no está colaborando", como suele ser habitual en estos casos, a pesar de que la familia ha solicitado ayuda para los 5.000 euros que cuesta la expatriación del cuerpo.

No obstante, "la sociedad española es generosa y la sociedad cordobesa y sus instituciones van a estar a la altura de las circunstancias" para que todo se lleve a buen puerto.

En cuanto a la hija menor de la pareja, la Junta ha iniciado con carácter excepcional a tenor de las circunstancias especiales que rodean al caso los protocolos de ayuda y la mayor cobertura tanto para ella como para su entorno, es decir compañeros, profesorado y familia, a pesar de que de forma habitual se suele esperar a los resultados de la autopsia y a que la Policía Científica determine que finalmente es un caso de violencia de género, como realmente así ha sido.

Valenzuela ha indicado que toda la sociedad en general tiene que ser consecuente de que "estas situaciones tienen que parar" y que el problema no es sólo educativo en las aulas y posteriormente en los hogares con las familias. Por lo pronto, a nivel administrativo, la coordinación "es excelente, todos a una, trabajando y ensayando nuevas metofologías desde Córdoba, pero, al mismo tiempo,  evidentemente algo falla en esta sociedad cuando se siguen produciendo estos casos", ha señalado.

Se trata de una situación complicada, con una " tarea larga, muy dura y difícil" por delante, cada uno desempeñando su papel para afrontar las dificultades añadidas que en este sentido aportan las redes sociales, que "son elementos difícilmente controlables", los medios de comunicación determinadas formaciones políticas que pretender "cambiar nomenclaturas envolver el problema en nominaciones que no le corresponden y minimizando la violencia de género". Al respecto, Valenzuela ha advertido que "vamos a seguir con paso firme con los logros conseguidos y ni un pasito atrás, porque no nos lo podemos permitir como sociedad; esta en juego la dignidad de cada uno de nosotros y de la sociedad que transmitimos a los que vienen detrás".