DENUNCIA

Una protectora denuncia una montería ante la Junta, que avisa que "cualquier incumplimiento conllevará sanción"

Monteria

La Asociación de Juristas por la Defensa Animal y el Medio Ambiente de Córdoba ha presentado una denuncia ante la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía en Córdoba contra el titular de un coto y un organizador de monterías, porque supuestamente "se ha excedido del cupo autorizado en 119 ejemplares" y, ante ello desde la citada Delegación Territorial se ha advertido que "cualquier incumplimiento dará lugar a un expediente sancionador y a la suspensión de la actividad cinegética".

En concreto y según ha informado el colectivo denunciante en una nota, el Plan Técnico de Caza del coto denunciado recoge que "durante la temporada cinegética 2023/2024, lo máximo permitido a abatir de ciervos eran 47 machos y 47 hembras" y, sin embargo, "tras una montería llevada a cabo en el mes de octubre de 2023 dieron muerte a 49 machos y 164 hembras, lo que supone una matanza indiscriminada de ejemplares y una infracción calificada como muy grave en la Ley de Flora y Fauna por superar con creces el 50% del número autorizado en la resolución de autorización del plan técnico".

En este sentido, han indicado que "por estos hechos se enfrentan a una sanción que oscila entre 4.001 y 53.500 euros", a la vez que "como sanción accesoria lleva aparejada la suspensión o inhabilitación para la obtención de la correspondiente licencia o autorización del aprovechamiento por un período comprendido entre cinco años y un día y diez años", solicitando la asociación a la Junta que "acuerde el inicio del oportuno expediente sancionador" y la considere como parte interesada en el procedimiento, dándole cuenta de todo lo actuado.

En relación con esta denuncia, fuentes de la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta en Córdoba han precisado a Europa Press que está "tramitando todos los partes de resultados de monterías, conforme a la normativa de aplicación y a los planes técnicos de caza", de forma que "cualquier incumpliendo dará lugar a un expediente sancionador y a la suspensión actividad cinegética".