martes 05.07.2022

CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL TRABAJO

El Primero de Mayo clama contra la pobreza salarial y social

Córdoba acoge el acto central del Día del Trabajo en Andalucía con la participación de los secretarios generales de CCOO y UGT de Andalucía, que encabezan una manifestación que reclama trabajo y derechos

Presentación Primero de Mayo
Los responsables de CCOO y UGT en la presentación de la manifestación del Primero de Mayo
El Primero de Mayo clama contra la pobreza salarial y social

Bajo el lema “Contra la pobreza salarial y social. Trabajo y Derechos”, el próximo domingo, a las 11.00 horas, partirá de la Glorieta de la Cruz Roja la tradicional manifestación del Día del Trabajo, que este año constituye el acto central de la celebración del Primero de Mayo en Andalucía y que contará con la presencia de los secretarios generales de Andalucía de CCOO y UGT, Francisco Carbonero y Carmen Castilla, respectivamente.

El secretario General de CCOO de Córdoba, Rafael Rodríguez, señaló en la presentación de la manifestación que el lema “resume muy bien lo que debería ser el principio de cualquier política que se desarrolle en nuestro país” y más aún en Córdoba, donde hay una tasa de riego de pobreza del 33% de la población, donde más del 40% de las personas desempleadas no cobran ningún tipo de prestación y hay más de 40.000 personas que llevan más de dos años desempleadas, es decir, “tenemos un mercado laboral muy precario”.

En este sentido, la secretaria General de UGT, Isabel Araque, señalaba que el lema de este Primero de Mayo “viene a resumir la crónica que se ha venido escribiendo desde el 11 de febrero de 2012, día en el que se aprobaba desgraciadamente la peor de las reformas laborales que puede recordar este país”, una reforma que en su opinión “ha desembocado en trabajadores sin trabajo y una sociedad sin derechos” y que “es incompatible con todos los derechos laborales y sociales de la sociedad”.

Por ello, Rodríguez considera que hay que dar un giro a las políticas que se están haciendo en España, especialmente, la derogación de la reforma laboral del PP que “ha supuesto un varapalo muy importante al empleo de calidad, con derechos y estable y ha supuesto la pérdida de miles y miles de puestos de trabajo”. Tan es así que para alcanzar los niveles de empleo de 2008 tendríamos que rebajar en cerca de 65.000 personas el desempleo y “a 1.700 por trimestre tendríamos unos pocos de años para poder llegar a esa cifra”.

Pero no sólo reclamarán la derogación de la reforma laboral, sino también la de la reforma de las pensiones y la de la Ley de Mutuas y exigirán mejoras de protección al desempleo, una renta mínima para las personas que no tienen ningún tipo de ingresos (sobre la que CCOO y UGT presentarán una ILP próximamente) y una reforma fiscal que grave las grandes rentas y que rebaje el IVA de los productos básicos y de la cultura, que “creemos que es fundamental para reducir la desigualdad que se ha generado estos años”, dijo Rodríguez quien añadió que en Córdoba, este cambio de políticas se debe traducir en un “Compromiso por Córdoba”, que se ha presentado a la Diputación y al Ayuntamiento de Córdoba.

Araque, que en nombre de los dos sindicatos animó a la ciudadanía cordobesa a sumarse a la manifestación y defender “lo que se ha llevado para adelante la reforma laboral, que han sido los derechos que fundamentaban las libertades en este país”, hizo hincapié en que “estamos esperando el movimiento que le corresponde hacer al Gobierno de España para plantear en ciudades como Córdoba planes específicos de choque para la creación de empleo y planes específicos de industrialización”.

Elecciones

El Primero de Mayo es para los sindicatos, además, una oportunidad de hacer un llamamiento a los partidos que concurrirán a las nuevas elecciones generales para que “tengan en cuenta estas reivindicaciones en sus programas, que las lleven al Gobierno y que se pongan de acuerdo cuanto antes para que no sigamos en una situación de interinidad”, apuntó el secretario General de CCOO quien animó a la ciudadanía a votar a los partidos que en sus programas se comprometan a recoger todas estas propuestas.

Sobre esta cuestión, su homóloga de UGT dijo que “queremos un Gobierno que sepa leer en el rostro de los trabajadores y de las trabajadoras y que no solamente se limite a leer los datos que arrojan las encuestas electorales. Queremos gobiernos que estén dispuestos a negociar y no a mercadear con los derechos laborales; no queremos gobiernos conservadores que alimentan, al fin y al cabo, a los mercados economicistas que campan a sus anchas por Europa con el miedo real que sienten los trabajadores y trabajadoras a perder su puesto de trabajo”.

Comentarios