miércoles 25.05.2022

CAMPO MADRE DE DIOS

El PP pide al Ayuntamiento que ceda el terreno para la nueva Comisaría

Merino insiste en trasladar al Consistorio cordobés la solución al problema con el suelo de Campo Madre de Dios, que pertenece en su mayor parte a la Mutualidad de la Policía Nacional

Comisaría de Campo Madre de Dios
Comisaría de Campo Madre de Dios.
El PP pide al Ayuntamiento que ceda el terreno para la nueva Comisaría

La solución al problema con los terrenos de la Comisaría de la Policía Nacional en Campo Madre de Dios pasa por la implicación directa del Ayuntamiento en un proyecto del que hasta ahora no era parte. Lo ha explicado Rafael Merino (PP), presidente de la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, quien ha pedido a la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), que "ponga las soluciones" para una obra que corresponde al Ministerio del Interior.

Más de la mitad de los terrenos pertenecen a la Mutualidad de la Policía (Mupol), gracias a una cesión gratuita de los terrenos que se hizo en los años 50, antes de la construcción de la actual Comisaría. Merino ha apuntado que la alcaldesa debió de intentar "revocar la cesión" que se hizo "para construir viviendas" que no se han hecho, una actuación que considera "una cosa muy rápida". Sin embargo, Mupol ya ha manifestado que los terrenos están registrados a su nombre y cualquier movimiento del Ayuntamiento en ese sentido tendría que dirimirse en los tribunales, lo que retrasaría aún más la solución del problema.

Preguntado al respecto, Merino ha reconocido que retrotraer la cesión podría no ser viable y ha aclarado cuál es la postura real del Gobierno: "Que el Ayuntamiento ceda suelo de equipamiento" para construir la nueva comisaría en otro espacio. Por supuesto, se debería tratar de una cesión gratuita, porque "lo normal es que cuando se hacen cesiones de equipamientos sean gratuitas, a cambio de la construcción de la Comisaría de Policía".

El congresista del PP también ha pedido a Mupol que "informe por qué no han hecho las viviendas", a sabiendas de que era físicamente imposible. La Comisaría se levantó sobre los terrenos que ya poseía Mupol en una época en que las cosas se hacían de otra manera. La mutua y los mandos de la Policía Nacional eran los mismos en la época franquista -cosa que no ocurre hoy en día: Mupol es una entidad jurídica independiente-, y quienes decidían sobre las infraestructuras del Instituto Armado también lo hacían sobre los bienes de la mutualidad.

15 años pidiendo una solución

Mupol lleva 60 años en posesión de unos valiosos terrenos a los que aún no le ha sacado partido. Y desde hace 15 años, según ha manifestado la dirección de la mutua a Córdoba Hoy, están intentando negociar sin resultado con la Dirección General de la Policía para solucionar el problema de la finca. Aquí viene lo más extraño de esta rocambolesca situación: Merino, así como el secretario de Seguridad, José Antonio Nieto, aseguran que desconocían la situación real de la Comisaría de Campo Madre de Dios hasta el año pasado, cuando se dispusieron a incluir partidas para la obra en los Presupuestos Generales del Estado. "Yo lo desconocía y cuando estaba Nieto de alcalde tampoco se conocía" la situación de la Comisaría, ha dicho el popular.

Para la alcaldesa, por el contrario, la solución más fácil sería que el Ministerio del Interior construya la nueva Comisaría sobre el solar de la actual, que debe derribarse -y así se plantea en el proyecto original-. Sin embargo, eso obligaría al Gobierno a negociar con los propietarios de parte de la parcela y a desembolsar una importante cantidad económica de la que probablemente no se disponga. Esa postura está avalada por los servicios jurídicos del Ayuntamiento, que vienen a decir que el problema es del Ministerio, y por tanto es el Ministerio quien debe encontrar la solución.

Ésa es "la primera opción" que baraja el Ayuntamiento, pero "si no se puede, veremos otro suelo público", ha dicho hoy mismo Ambrosio. Hasta ahora, el Consistorio se ha limitado a enviar una carta al Ministerio para iniciar oficialmente la negociación.

El tiempo corre en contra de este proyecto largamente esperado. El Gobierno, con Nieto a la cabeza de la Secretaría de Estado responsable de la obra, quiere incluir partidas presupuestarias este mismo año -así lo ha asegurado Merino-, pero antes debe esperar a que se solucione el problema con los terrenos. Ninguna de las propuestas parece sencilla ni rápida de ejecutar.