miércoles 06.07.2022
Cordoba Hoy

POLÍTICA DE VIVIENDA EN LA CAPITAL

Podemos pide actuar desde el Ayuntamiento en "un control de los precios de alquileres abusivos"

El concejal Juan Alcántara señala que desde el Ayuntamiento hay que actuar en un control de precios de alquileres abusivos y búsqueda de garantías para arrendatarias y la pequeña propiedad 
Cierre de establecimientos en el Casco Histórico
Casco Histórico de Córdoba
Podemos pide actuar desde el Ayuntamiento en "un control de los precios de alquileres abusivos"

El Grupo Municipal de Podemos Córdoba considera que en Córdoba "vivir de alquiler puede ser un gran problema", ya que hay "pocas viviendas en alquiler, abundan los precios excesivos, contratos con cláusulas y fianzas abusivas, impedimentos para que los inquilinos se empadronen, intermediarios que se quedan con meses de alquiler, alquileres en los que no se admiten ni mascotas ni niños o niñas, y pocas o ninguna oportunidad de acceso a viviendas municipales en alquiler".

Según ha especificado el concejal de la formación morada Juan Alcántara, el incremento de los alquileres no se corresponde en absoluto con una mejora en la capacidad adquisitiva de la población. Y eso se puede comprobar con el estudio 'El Estado de la Pobreza. España 2019 IX Informe anual sobre el riesgo de pobreza y exclusión” realizado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social EAPN España', donde se indica claramente que un total de 12.188.288 personas, es decir el 26,1% de la población española, está en riesgo de pobreza y/o exclusión social. "Más de un cuarto de la población, que se dice pronto, para un país que se supone está entre los más desarrollados del mundo", ha puntualizado Alcántara.

Paradójicamente, España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea (UE), tras Chipre, donde más ha crecido la desigualdad de renta, 20 veces más que el promedio europeo. Al descenso de los salarios hay que sumar también los casos de cientos de familias obligadas a buscar otro piso con precios inasumibles y con el riesgo de ser expulsadas de sus casas, porque no pueden literalmente pagar el alquiler. Y no sólo son expulsadas de sus viviendas, sino también de sus barrios. "De este modo, la pérdida de vecinos y vecinas, transforma esas viviendas en aparadores para el turismo o en zonas residenciales exclusivas, únicamente para personas con alto poder adquisitivo", ha alertado el concejal cordobés.

Para Podemos Córdoba, lo primero que tiene que tener el Ayuntamiento es una política municipal de viviendas, que no la hay a día de hoy, con un objetivo claro: "Empujar y construir desde mecanismos de control y potenciación desde lo público en aras de muchas más opciones para acceder a un alquiler asequible,  a la espera de una Ley estatal que regule el sector". Para Juan Alcántara, "ya vamos tarde con esto, y Córdoba realmente necesita facilitar el acceso a la vivienda a demasiadas personas que lo están pasando muy mal, con el agravante de la pandemia que lo infecta todo". 

Y frente a la desidia del cogobierno bicéfalo de Córdoba, el Grupo Municipal podemita plantea "aprovechar esta ventana de oportunidad que tenemos con un Gobierno central progresista, que aspira a tocar uno de los principales problemas de la ciudadanía, consistente en  un alquiler que permita la emancipación de la juventud, la revitalización de zonas residenciales céntricas, que en la capital cordobesa son un auténtico problema al que nadie parece estar dispuesto a meter mano,  y un parque municipal de vivienda que influya en la rebaja deseable de unos precios excesivos para la capacidad económica de muchos vecinos y vecinas de Córdoba", ha insistido el edil.

Córdoba, en ese sentido, no es una ciudad única. Basta con abrir los ojos y comprobar que existen ciudades europeas con problemáticas muy parecidas. Es el caso de Ámsterdam, París o Berlín, que ya han puesto en marcha medidas legislativas que limitan los precios y las subidas abusivas de los alquileres. "Si tanto queremos parecernos a nuestros vecinos del Norte, ¿por qué no recoger de ellos lo que realmente es bueno y beneficioso para la sociedad, como es este caso?", se ha cuestionado Alcántara.

Los desahucios por impago de alquiler, la saturación de los servicios sociales municipales y la precarización de los arrendamientos genera exclusión y sobreendeudamiento de las personas arrendatarias, o lo que es lo mismo, más impagos de alquiler. En cambio, más estabilidad y adaptación de los alquileres a los salarios de las personas equivale a más seguridad de pago y, por lo tanto, de cobro por parte de los propietarios. "Es una regla básica de funcionamiento que parece incomprensible que no se haya aplicado todavía", se ha lamentado el concejal de Podemos.

En opinión de Podemos Córdoba, es necesario comprender que la posibilidad de regulación de los precios de alquiler asegura una rentabilidad económica proporcionada del alquiler a largo plazo para los propietarios, equilibrando, así, el derecho a la libertad de empresa y el derecho a la propiedad privada en relación al derecho de acceso a una vivienda digna y el cumplimiento de la función social de la propiedad.

Pero a día de hoy, el "desequilibrio que hay en la negociación de la renta entre la parte arrendadora y la parte arrendataria, en escenarios de escasez de oferta y tensión de los precios, comporta que el precio se determine de forma unilateral por la parte arrendadora, siendo la mayoría de las veces una carga desproporcionada en relación con los ingresos familiares". Evidentemente, todo ello "justifica que sea posible la intervención de los poderes públicos en la regulación de un elemento esencial en la relación contractual, como es el precio", en lugar de dejar que la supuesta libertad de mercado, que tantos defensores tiene entre los que no tienen tantos problemas económicos, "siga machacando a los menos favorecidos". Por eso, "en estos momentos, acabar con los precios abusivos es urgente, especialmente", ha determinado Alcántara.

Ya a nivel práctico, según Podemos Córdoba, desde la Empresa Pública de Vivienda, Vimcosrsa, y creando uy poniendo en marcha políticas reales de vivienda en el Ayuntamiento, "tenemos que dar el mejor servicio de asesoramiento gratuito para personas afectadas en esta materia y, a la vez, atender las necesidades más apremiantes de vivienda a sectores vulnerables, motivados por la Covid o con urgencias anteriores al mismo". No hay que olvidar que la pandemia llegó, cuando la situación apenas se estaba recuperando de una anterior crisis económica que dejó temblando los cimientos del país.

Es imprescindible, por tanto, para la formación morada en Córdoba que, en cuanto se apruebe de manera inminente la Ley estatal de vivienda, "nos remanguemos todos en el Ayuntamiento" para desarrollar un marco de competencias municipales, que blinde la función social de la vivienda y asegure el cumplimiento efectivo y el respeto del derecho a una vivienda digna, con alquileres asequibles y con precios regulados". Y en este sentido Podemos Córdoba de nuevo vuelve a tender la mano al cogobierno de PP y Cs para colaborar en la consecución de este objetivo que debería estar por encima de ideologías.