jueves 03.12.2020
Cordoba Hoy

POLÍTICA MUNICIPAL

Podemos califica de "inmoral, alegal y falta de ética" el cobro de dietas en empresas municipales

Cristina Pedrajas calcula que IU y Podemos han ahorrado al Ayuntamiento 16.443 euros en la pandemia mientras que los demás partidos se han embolsado más de 106.000 euros
Consejo de Emacsa vía telepática del pasado 30 de marzo
Consejo de Emacsa vía telepática del pasado 30 de marzo
Podemos califica de "inmoral, alegal y falta de ética" el cobro de dietas en empresas municipales

El Grupo Municipal de Podemos Córdoba ha calificado esta mañana, a través de su portavoz municipal, Cristina Pedrajas, de "inmoral, alegal y falta de ética" que los consejeros de tres empresas municipales, a saber Sadeco, Emacsa y Aucorsa, haya aprobado mayoritariamente cobrar dietas por asistencia a los consejos de administración, a excepción de IU y la propia formación morada.

"Pensamos que no teníamos que cobrar esas dietas y fuimos coherentes, tanto con la ideología de nuestros partidos y formaciones y, sobre todo , ahora por la situación que se está viviendo en todo el mundo y ante la que tendríamos que dar ejemplo desde las administraciones", ha señalado Pedrajas. Sobre todo teniendo en cuenta que el cobro de dietas es por un triple concepto que en el caso concreto de los asistentes a esas reuniones no se cumplen, como es la manutención, la pernoctación o el transporte. "Al vivir en la capital, en ningún de estos supuestos hemos tenido que hacer un gasto", ha añadido.

Por contra, quienes sí han aprobado ese cobro aluden a justificaciones "peregrinas", tales como que la cantidad cobrada es escasa en comparación al volumen de dinero que mueve el Ayuntamiento. "Pues no es tan pequeña", asegura la portavoz de Podemos. Concretamente son 228,38 euros brutos menos el 35% de IRPF por cada una de las 16 reuniones que ha habido en estos siete meses de pandemia, la mayoría de las cuales han sido por videoconferencia, "con lo cual van a cobrar por estar en el sillón de sus casas sin moverse delante de una pantalla", y la que más ha durado ha sido de dos horas, y la mayoría entre 50 minutos y una hora. 

"Son dineros públicos y nos duele que se utilicen de esa manera y con total descaro, cuando hablamos de cantidades que bien pueden servir en estos tiempos para ayudas directas a familias que lo están pasando fatal o para infraestructuras o pequeñas actuaciones, pero no así".

Para tener una idea del efecto económico que eso supone, Pedrajas ha explicado que de media, teniendo en cuenta que en cada reunión asisten 10 consejeros mas el presidente, y en alguna también  secretarios o secretarias y letrados, se han ido este año unos 35.627,28 euros por cada empresa pública en concepto de dietas. Eso supone que entre las tres se han ido 106.882 euros (casi 18 millones de las antiguas pesetas) en ese concepto "tan merecidísimo", ha recordado con ironía la edil.

Frente a eso, las consejeras de IU y Podemos Córdoba al renunciar a ellas han ahorrado 2.740,56 euros al año cada una por empresa. En caso de asistir a las tres empresas, como ocurre con Cristina Pedrajas, son 8.221,68 euros, es decir 16.443,36 euros no gastados entre ambas.

Frente a esta situación, Cristina Pedrajas ha considerado como principal reflexión que "no todos los partidos y formaciones son iguales", y mientras que Podemos Córdoba ha renunciado incluso al abono de temporada de la Orquesta o por ejemplo asistir a palcos del Córdoba CF o al fútbol sala, también por coherencia, otros "son del todo incoherentes", como es el caso de Vox, "que vino denunciando los privilegios de la clase política, pero bien que aprobó y no renunció a los 'sobresueldos camuflados en forma de dietas' de los consejos". 

De igual modo, "otros criticaron en su día ese sobresueldo, pero luego dieron sin dudarlo su cuenta corriente para que se les ingresase". Y entre tanto, Córdoba padece "una situación de crisis económica brutal, donde nos vemos obligados a aprobar modificaciones presupuestarias para salvar a las empresas públicas que no llegarían ni a pagar los sueldos de sus empleados, y estos políticos les restan esas cantidades, que podría utilizarse en ayudas sociales a quienes tanto lo necesitan".