jueves 28.10.2021
Cordoba Hoy

MEDIO AMBIENTE EN LA CAPITAL

Podemos reclama un sistema de depuración de aguas residuales en el Arroyo del Molino

Cristina Pedrajas ha advertido a Emacsa que un segundo expediente podría ser de carácter grave por reincidencia
Baños de Popea
Aguas estancadas en los Baños de Popea
Podemos reclama un sistema de depuración de aguas residuales en el Arroyo del Molino

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Córdoba, Cristina Pedrajas, ha denunciado "la dejadez" del gobierno municipal para evitar el desastre ecológico en las aguas del Arroyo del Molino y Baños de Popea, lo que puede conllevar una segunda multa seguida, en esta ocasión más grave que la del pasado año, por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

Según Pedrajas, hace escasos días se conoció la noticia de que la Confederación había iniciado un expediente sancionador tras analizar durante este verano el agua en los Baños de Popea y certificar que eran residuales, procedentes de vertidos de las viviendas cercanas. "Por desgracia, esta noticia no es nueva y es consecuencia del pasotismo por parte del gobierno municipal de PP y Cs a las voces que les venían avisándolo en este sentido", ha indicado la portavoz de la formación morada.

Ya en 2019, la Plataforma A Desalambrar denunció vertidos en el Arroyo del Molino por la inexistencia de un sistema de depuración de aguas residuales en el entorno, en la barriada de Trassierra y las parcelaciones aledañas. Esos vertidos estaban llegando al arroyo y, por tanto, a los Baños de Popea, "pero no se hizo nada al respecto por parte del gobierno municipal".

El pasado año la multa de Confederación al Ayuntamiento fue "leve" en el expediente abierto al Ayuntamiento, de 8.600 euros. "Mucho nos tememos que la reincidencia en la desidia municipal podría resolverse en otro nuevo expediente con sanción, probablemente de mayor cuantía, dado que la catalogación podría pasar a grave".

Baños de Popea

Sanciones económicas al margen, lo verdaderamente preocupante, en opinión de Pedrajas, es el "atentado que se está cometiendo diariamente, desde hace casi 20 años contra la salud de nuestro ecosistema, con afectación tanto de la flora como de la fauna de unos parajes de nuestro entorno periurbano de tantísimo valor".

Para agravar el problema año a año, el Ayuntamiento está permitiendo parcelaciones ilegales y construcciones de pozos, que merman cada vez más el nivel freático del suelo, lo que unido a la seguía cada año más severa, desemboca en una bajada del caudal en el cauce de los arroyos. De esta forma, hay una cada vez mayor concentración de sustancias contaminantes, y la capacidad natural de biodegradación de la materia orgánica en el agua es cada vez menor; "prácticamente inexistente ya".

Hace años, el entonces concejal de Urbanismo, Francisco Tejada, intentó buscar solución a este problema mediante un convenio de colaboración con la Agencia Andaluza del Agua (AAA), para abordar el suministro de agua potable y el tratamiento de las aguas residuales, integrando abastecimiento y saneamiento. Pero todo quedó en un proyecto sin realizar.

Ante la gravedad de uña situación y los conflictos con denuncias de grupos ecologistas desde el año 2007, el Grupo Municipal de Podemos Córdoba ha forzado una conversación con el presidente de Emacsa, Ramón Díaz-Castellanos, quien ha reconocido que se está negociando un convenio con la Junta para resolver la situación en esa zona, si bien éste "va lento, según nos ha reconocido el responsables".

Y es que un trazado inicial de las canalizaciones recibió la negativa inicial por parte de la Diputación, si bien ahora en un trazado alternativo en la carretera ha recibido el visto bueno inicial de la Administración provincial, "pero todavía, a día de hoy, no es un sí oficial, por lo que sigue atascado administrativamente".

En cualquier caso, según ha podido indagar Podemos Córdoba, las actuaciones que se van a practicar en el Arroyo del Molino y los Baños de Popea serán a medias entre el Ayuntamiento, a través de Emacsa, y la Junta de Andalucía, e incluyen drenaje de aguas residuales y la instalación de canalizaciones.

De igual modo, "y para evitar que por segundo año consecutivo la Confederación nos abra un expediente y nos vuelva a sancionar con una multa mayor", según Pedrajas, se va a exponer a la CHG la ejecución de una estación depuradora en Trassierra, "cuya licitación dice Emacsa que está sobre la mesa", si bien no es seguro que eso vaya a frenar un segundo expediente sancionador.

Baños de Popea

Cristina Pedrajas ha insistido en que el Ayuntamiento "tiene que implementar un sistema de depuración de aguas residuales con carácter inmediato para dejar de contaminar el agua del subsuelo y la de los arroyos de nuestra Sierra de Córdoba, ya que "la Directiva de Agua de 2001 obligaba a instalar depuradoras", pero el Ayuntamiento "ha estado esquivando su responsabilidad en base a que no había densidad de población suficiente para implantar un sistema de depuración, acogiéndose según ellos a la Ley vigente, el Plan Nacional de Depuración".

La situación no es de broma, precisamente te, cuando "se ha tenido que prohibir definitivamente el baño en los Baños de Popea, por la peligrosidad para la salud que entraña el contacto con esas aguas contaminadas".

Una de las soluciones que en su día se planteó para paliar este problema y conservar este entorno natural, fue un plan de expropiación de la zona de Popea, aprobado en un Pleno del Ayuntamiento, en torno al año 2005, pero tampoco se llevó a cabo nunca. De seguir con los mismos problemas, "se podría retomar esa iniciativa e instalar en ese lugar un ecomuseo, dando valor a los molinos y al entorno natural de la zona", ha propuesta la edil de Podemos Córdoba.

Comentarios