martes 11.05.2021
Cordoba Hoy

Solicitan 11 meses de prisión

Piden cárcel para un acusado de quebrantar una orden de alejamiento sobre su madre

Según recoge la calificación del Ministerio Público, el procesado había sido condenado a la pena de seis meses de cárcel por un delito de quebrantamiento de condena.

Entrada al edificio de la Ciudad de la Justicia de Córdoba
Entrada al edificio de la Ciudad de la Justicia de Córdoba
Piden cárcel para un acusado de quebrantar una orden de alejamiento sobre su madre

La Fiscalía ha pedido una pena de once meses de prisión para un hombre acusado de un delito continuado de quebrantamiento de condena, tras incumplir continuamente una orden de alejamiento sobre su madre, acudiendo a su lugar de trabajo para pedirle dinero, con amenazas de volver a delinquir.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el procesado había sido condenado a la pena de seis meses de cárcel por un delito de quebrantamiento de condena.

En este sentido, el hombre era conocedor de dicha pena con la prohibición de aproximarse a menos de 200 metros y de comunicarse con su madre, impuesta por un juzgado de Puente Genil (Córdoba) en septiembre de 2016, así como de los efectos de su incumplimiento.

No en vano, fue notificado y apercibido de forma personal y expresa en octubre de 2016, si bien "con intención de quebrantar esta prohibición", realizó numerosas llamadas telefónicas a su progenitora, en las que le exigía dinero o si no volvía a delinquir, todo ello durante diez días del mes de mayo de 2017.

En concreto, uno de esos días, el acusado haciendo nuevamente caso omiso a la pena de prohibición de aproximarse y comunicarse con su madre fue al lugar de trabajo de ella en el citado municipio, se dirigió a la misma y le pidió dinero, aunque su madre le ignoró.

El día después fue nuevamente al lugar de trabajo de su madre y se dirigió a la misma desde la calle pidiéndole dinero en "un tono muy elevado", por lo que ella para que no le molestara más le dio dinero y el acusado se marchó.

Según el informe del médico forense, el procesado padece 'síndrome de Gilles', "trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno por dependencia a cannabinoides, coeficiente intelectual límite y alteración de conducta", a la vez que "tiene capacidad para conocer la ilicitud de los hechos cometidos por él, pero con déficit en la voluntad para llevarlos a cabo".

Comentarios