sábado 21.05.2022

Demanda conjunta en Change.Org

Más de 1,3 millones de firmas apoyan la petición de Ruth Ortiz para que la prisión permanente revisable no se derogue

Las otras familias son las de Marta del Castillo, MariLuz Cortés, Diana Quer y Candela y Amaia Oubel Viéitez

breton youtube
José Bretón cumple condena por el asesinato en Córdoba de sus hijos Ruth y José
Más de 1,3 millones de firmas apoyan la petición de Ruth Ortiz para que la prisión permanente revisable no se derogue

Por ahora, la petición 'NO a la derogación de la Prisión Permanente Revisable', que han puesto en marcha familiares de Ruth y José Bretón Ortiz, de Marta del Castillo, de MariLuz Cortés, de Diana Quer y de Candela y Amaia Oubel Viéitez, va por 1.335.118 firmas, si bien el objetivo es llegar a 1,5 millones para presentar la iniciativa de forma oficial.

"Ojalá pudiéramos volver atrás y evitar los trágicos asesinatos de nuestros hijos, pero la dura realidad es que tan solo puede llegar a reconfortarnos un objetivo que queremos compartir contigo y para el que pedimos tu valiosa ayuda", comienza diciendo la petición conjunta en Change.Org de estas familias unidas por la tragedia de haber perdido algún familiar a manos de un asesino.

La idea es "evitar que se derogue la prisión permanente revisable", una pena excepcional contemplada para casos de extrema gravedad, como por ejemplo el asesinato de menores. "Para que así, el legado de la vida de Marta, Diana, Mari Luz, Candela, Amaia, Ruth y José sirva para construir –con vuestro apoyo– una sociedad más segura, más justa y más solidaria", prosigue la demanda.

Las cinco familias, ajenas a cualquier ideología política, "nos hemos unido en esta gran lucha con la esperanza de evitar que se vulneren los derechos más elementales del ser humano y que otras familias tengan que vivir nuestro calvario. Por eso, hoy más que nunca, necesitamos tu firma en esta petición".

Prisión permanente

Para ello se basan en una encuesta realizada por GAD3 y que fue publicada el pasado 17 de enero. En ella se indica que ocho de cada diez españoles son partidarios de la prisión permanente revisable para los crímenes excepcionalmente graves.

Para entender con mayor fundamento la petición hay que remontarse al 4 de octubre de 2017, día en el que el Congreso de los Diputados dio luz verde a una iniciativa para pedir al Gobierno la derogación de la prisión permanente revisable, que fue incorporada al ordenamiento jurídico en 2015. Ahora esa proposición se encuentra en la Comisión de Justicia del Congreso para su debate. 

Antes de 2015, el tiempo máximo que un condenado podía estar en la cárcel era de 40 años, si bien rara vez se cumple entera. Según la petición, "hay demasiados casos en los que un violador o un asesino sale de la cárcel y vuelve a cometer crímenes".

Con la entrada en vigor de la prisión permanente revisable, la situación del preso se puede revisar a partir de los 25 años del cumplimiento de la condena, y reinsertarse en la sociedad si cumple las exigencias de su rehabilitación. Países como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica, Austria o Suiza disponen de una pena similar a la que ahora se debate su eliminación en España.