lunes 27.09.2021
Cordoba Hoy

PARO EN CÓRDOBA DE DICIEMBRE DE 2020

CCOO reclama la prórroga de los ERTE para evitar una ola de despidos

UGT Córdoba considera que la leve bajada del paro pone de manifiesto el agotamiento del sector agrario y el de los servicios
SAE Colón
Oficina del SAE en el Parque de Colón de Córdoba
CCOO reclama la prórroga de los ERTE para evitar una ola de despidos

El secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, se ha congratulado de la bajada del paro en la provincia en 577 personas en diciembre del 2020, lo que sitúa las cifras de desempleo cordobés por debajo de las 80.000 personas, en concreto, en 79.981.

"En diciembre suele bajar el paro por la coincidencia de las campañas de la aceituna y la naranja con la navideña y, de hecho, han sido la agricultura y el sector servicios los que han registrado una bajada del paro en diciembre, si bien no podemos perder de vista que Córdoba tiene 13.160 personas en desempleo más que hace un año y eso nos preocupa enormemente", ha señalado el responsable sindical.

"En estos momentos sería crucial una nueva prórroga de los ERTE para evitar que este mes de enero y sobre todo en febrero se produzca una ola de despidos, sobre todo si, como es previsible, se endurecen las restricciones de movilidad para evitar una tercera ola de la pandemia de la Covid-19", ha remarcado Merino.

Si a CCOO le preocupa, en general, las cifras de desempleo y el efecto que el final del compromiso de mantenimiento del empleo de los ERTE pueda tener en el mercado laboral cordobés, más le preocupa la situación de la mujer. "Las mujeres son el 59,8% de las personas paradas de Córdoba, una cifra que no ha dejado de crecer desde el inicio de la pandemia y no vamos a cansarnos de reclamar medidas específicas para favorecer el acceso de la mujer al mercado laboral y su mantenimiento en el mismo", ha señalado el responsable sindical quien ha insistido en que "no podemos desperdiciar el talento y la capacidad de la mitad de la población".

Asimismo, el sindicato muestra su preocupación por la subida del paro en la industria en diciembre y por la bajada de la contratación. "Los 52.174 contratos registrados en diciembre suponen un 17,11% menos que un año antes. Si además tenemos en cuenta que casi el 70% de los contratos registrados en diciembre se produjeron en la agricultura podemos hacernos una idea del estancamiento que sufre el mercado laboral cordobés", ha apuntado el secretario de Empleo.

Sobre la contratación, Manuel Merino también ha vuelto a denunciar la alta temporalidad que registra la provincia. Córdoba acabó el año 2020 con un 96,94% de contratación temporal, lo que la sitúa como la tercera provincia andaluza con más contratación temporal solo por detrás de Huelva y Jaén.

"La contratación temporal es necesaria, pero un mercado laboral con tan altos niveles de contratación temporal es un mercado laboral débil, muy expuesto a los cambios externos y por eso venimos reclamando medidas que fomenten un cambio de modelo productivo que tienda a una contratación más estable, con un empleo de mayor calidad que redunde en mejores cifras de consumo y empuje la producción de las empresas", ha hecho hincapié.

Por otra parte, CCOO ha vuelto a insistir en la necesidad de proteger a las personas desempleadas con menos recursos. Por ello, Manuel Merino ha reclamado "un refuerzo de los servicios sociales públicos, para poder atender las necesidades de la población con mayor celeridad".

La opinión de UGT

Entre tanto, la Unión General de Trabajadores de Córdoba (UGT Córdoba) ha considerado que la nueva bajada del paro en la provincia, de un 0,72% con respecto al mes anterior, es "leve" y, a pesar de ser la cuarta consecutiva, pone de manifiesto el "agotamiento de los dos sectores que tiran de la economía provincial", que aún "aguantan creando empleo", el sector agrario y el sector servicios.

La provincia ha registrado un descenso de 577 personas en las listas del paro, un exiguo 0,72% con respecto a las cifras registradas en noviembre de 2020. Por sectores el desempleo baja en el sector agrario (512 personas) y en el sector servicios (515 personas), mientras que sube en el sector industrial (252 personas) y en la construcción (311 personas). La tasa de paro juvenil, por su parte, se mantiene en torno al 50%.

Para el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba, "es fin de año y el balance no puede ser positivo, porque hemos dejado en el camino 13.160 empleos con respecto a diciembre del año anterior", lo que se traduce en incremento de la tasa interanual de desempleo del 19,69%.

Aún así, la dimensión real de la cifra del desempleo no la veremos hasta que llegue marzo, cuando conoceremos "el verdadero impacto de la pandemia" al cumplirse un año del confinamiento, explica Torralba.

El impacto de los ERTEs sobre el empleo en la provincia "ha sido positivo y esperamos que, durante el año que empezamos, se sigan manteniendo en los sectores que van a seguir más afectados", ha analizado Torralba, para añadir que, "al menos, hasta que veamos el resultado de la campaña de vacunación y vayamos ganándole la batalla al maldito virus".

"En lo que no cambiamos ni aprendemos", en opinión del responsable del área de Empleo del sindicato, es en la temporalidad de los contratos, que presenta "cifras escandalosas", ya que en ningún momento del año anterior ha bajado del 95%, "lo que implica que la figura del trabajador pobre se ha instalado definitivamente en nuestra provincia".            

En concreto, en el mes de diciembre tan sólo el 2,05% de los contratos firmados en la provincia fueron indefinidos, lo que implica que el 97,95% restante fueron contratos temporales.

Economía sumergida

A esta circunstancia hay que añadir que "la economía sumergida sigue campando a sus anchas sin que nadie parezca querer ponerle remedio", ha lamentado Torralba, que anticipa que será "muy difícil" poner solución a "los niveles de pobreza en los que estamos estancados".

Por todo ello, para el sindicato "lo de poner en marcha un cambio de modelo productivo se ha convertido en una carta a los Reyes Magos" que, de momento, "nos ha traído carbón", ya que "no ponemos casi ningún esfuerzo en intentar poner en marcha alguna iniciativa que palie nuestra situación".

Ante este panorama, "mucho nos tememos que en los primeros meses del año los niveles de paro subirán, cuando el sector agrícola y el sector servicios acaben sus campañas, y no se atisbará recuperación, con suerte, hasta el verano, pues las campañas de primavera corren serio peligro por las restricciones de la pandemia".

Del mismo modo, "veremos la cantidad de ERTEs que se convierten en EREs porque, sencillamente, las personas tiren la toalla ante la agobiante crisis que tenemos encima", ha manifestado Torralba.