martes 11.05.2021

CON EL ÚNICO VOTO EN CONTRA DE CIUDADANOS

El Pleno municipal aprueba las ordenanzas fiscales

Ganemos finalmente, dio su voto a favor, mientras que PP y UCOR ofrecieron su abstención "vigilante"

casco historico
El IBI finalmente no subirá durante 2017
El Pleno municipal aprueba las ordenanzas fiscales

Las ordenanzas fiscales para 2017 han salido adelante en el Pleno municipal que se está celebrando esta mañana con el voto favorable de PSOE, IU y Ganemos, la abstención del PP y de UCOR y el único voto en contra de Ciudadanos. De esta forma, las ordenanzas del 2017 contemplan una subida media ponderada de los impuestos, tasas y precios públicos de un 0,43%. 

En principio, todo estaba pendiente de la decisión de Ganemos, tras su amenaza de no votar a favor en caso de que no se tuvieran en cuenta una serie de condiciones planteadas en las últimas semanas, si bien, el cogobierno ha sabido también tener en cuenta algunas de las reclamaciones planteadas por el resto de grupos, con lo que finalmente también se llevó la abstención de la mayoría de la oposición.

Si algo ha sido determinante en estas decisiones ha sido el anuncio de que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) no va a subir, si bien tanto las abstenciones como el voto favorable de Ganemos están condicionados a una vigilancia constante de que lo aprobado finalmente se va a cumplir.

El punto de polémica lo ha puesto la subida del IBI a los inmuebles no residenciales, lo que supondrá en palabras de Doblas una subida a un 1,02% de los inmuebles de la ciudad que incluye a grandes superficies comerciales y en opinión de la oposición una sorpresa que hace que el equipo de gobierno no cumpla con su palabra de no subir el IBI ni directa ni indirectamente ni a inmuebles residenciales ni no residenciales. En conjunto, la oposición ha acusado al equipo de gobierno de no fomentar la creación de empleo y de no apoyar a los comerciantes.

En la ordenanzas se incluye una subida del dos por ciento en las tasas de las empresas municipales de Saneamientos (Sadeco) y Cementerios (Cecosam), además de una nueva tasa sobre la utilización del espacio público por las compañías de telecomunicaciones, en relación al cableado de fibra óptica o la instalación de antenas, poniendo como ejemplo al Ayuntamiento de Madrid.

Igualmente, se consolidan beneficios fiscales establecidos en 2016 y se profundiza en otros supuestos, sobre la recogida de residuos en actos públicos, la instalación de módulos y estructuras para eventos públicos y auxilios de Policía en esos eventos. Así, en la instalación de módulos y estructuras para eventos públicos, destaca la bajada de la tarifa, hasta en un 62 por ciento, a la vez que se respalda la bonificación que se recoge en el establecimiento de empresas y contratación en función del número de trabajadores, entre otras medidas.