miércoles 30.11.2022
Cordoba Hoy

EXPERTA DEL HOSPITAL QUIRÓNSALUD CÓRDOBA

Nutricionista recomienda a los pacientes con diabetes que disfruten de una alimentación variada

Imparte un taller sobre nutrición para personas con esta enfermedad en el que destaca que seguir una dieta equilibrada es fundamental para un mejor control de la enfermedad
Lourdes de la Bastida impartiendo el taller sobre nutrición para pacientes con diabetes.
Lourdes de la Bastida impartiendo el taller sobre nutrición para pacientes con diabetes.
Nutricionista recomienda a los pacientes con diabetes que disfruten de una alimentación variada

Los pacientes con diabetes "deben disfrutar de una alimentación variada y además así cuidarán su salud", según ha indicado Lourdes de la Bastida, nutricionista del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha añadido que existen diferentes herramientas para conocer cómo alimentarse adecuadamente en caso de tener diabetes.

Lourdes de la Bastida, que ha impartido un taller sobre alimentación para personas con diabetes, en colaboración con la Asociación para la Diabetes de Córdoba (Adicor), ha destacado que el método denominado 'del plato' es uno de los más recomendables para seguir una dieta adecuada en estos pacientes. En este plato, la mitad debe incluir verdura, un cuarto ha de tener alimentos proteicos (pescado, carne o huevo) y el otro cuarto alimentos con mayor contenido de hidratos de carbono (arroz, pasta, patata, entre otros).

Asimismo, ha explicado la importancia del índice y la carga glucémica de los alimentos, debido a su influencia en la biodisponibilidad de los hidratos de carbono en el organismo. Además del índice glucémico, debe tenerse en cuenta la carga glucémica del alimento, donde también se incluye la cantidad total de hidratos de carbono que contiene una porción habitual de consumo. Por ejemplo, la sandía presenta un índice glucémico alto pero su bajo contenido en hidratos de carbono por ración hace que su carga glucémica sea baja.

En este sentido, ha señalado que existen diferentes factores que van a influir tanto en el índice como en la carga glucémica. Por ejemplo, reducir el tiempo de cocción, un contenido alto de fibra y menor maduración de la fruta van a reducir la carga glucémica de las comidas. Así, una alimentación con baja carga glucémica produce diferentes beneficios en la salud cardiovascular, mejora el control glucémico y favorece la saciedad, disminución del apetito y mejor manejo del peso.

Comentarios