jueves 28.01.2021
Cordoba Hoy

juicio del 'procés'

Nieto niega que hubiera apoyo de los mossos en el operativo policial catalán

El que fue Secretario de Estado para la seguridad el 1 de octubre de 2017 asegura que no hubo cargas policiales y sí actuaciones para evitar ser rodeados o que unidades policiales quedaran aisladas

José Antonio Nieto declara en el Juicio del 'Procés'
José Antonio Nieto declara en el Juicio del 'Procés'
Nieto niega que hubiera apoyo de los mossos en el operativo policial catalán

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, el cordobés José Antonio Nieto, ha declarado esta mañana en el Juicio del 'Procés', ya que cuando se produjeron los hechos en Catalunya en octubre de 2017 ocupaba el cargo de secretario de estado de Seguridad en el Ministerio del Interior que estaba en manos de Juan Ignacio Zoido.

Durante su declaración, y a respuesta del fiscal, Nieto ha asegurado que aquel 1 de octubre se produjeron "actos violentos y organizados contra la Policía Nacional y la Guardia Civil", además de que "no me constan que los Mossos d'escuadra cerraran colegios" ese día.

En opinión de Nieto, la actuación policial en cuanto a mantenimiento de la seguridad propia "fue ejemplar" y ha destacado que los efectivos desplazados a Catalunya que se concentraron en el puerto de Barcelona, "tienen experiencia y se forman para ese tipo de actuaciones", por lo que "saben en todo momento cómo gestionar la situación y cuándo usar la fuerza, pero siempre de forma proporcionada".

Uso "mínimo y proporcionado" de la fuerza

En este sentido se uso la fuerza "con un mínimo imprescindible y proporcionado", algo que se introdujo desde el primer momento en la instrucción. Por lo pronto, la Policía Nacional y la Guardia Civil tenían previsto actuar sólo de 07.30 a 10.00 horas, tiempo suficiente para cumplir su cometido, que no era otro que "entrar en los colegios, identificar a los que estaban al frente de las mesas y reclamarles todo el material electoral y los documentos para retirarlos". Sin embargo, el operativo se amplió hasta las cinco de la tarde para la Guardia Civil y hasta las seis de la tarde para la Policía Nacional, ya que los Mossos d'escuadra no cumplieron con su cometido y "hubo que prolongar la operación".

El propio Nieto llegó sobre las 04.40 horas a la Delegación del Gobierno, donde se había creado de una forma no oficial una célula de crisis, que era la que en ese momento tenía un mayor rango para decidir en toda Catalunya, junto con el propio delegado del Gobierno. Al respecto, la instrucción contenía la posibilidad de anular la actuación si se hubiera dado marcha atrás al referéndum, además de coordinar con los Mossos d'escuadra las actuaciones. En ese sentido, "yo tenía la verificación de que se iban dando los pasos pertinentes" y "me consta, tras evaluar a las siete y media la actuación de los mossos, que éstos no habían cerrado colegios" en la capital, lo que supuso optar por seguir el proceso "en solitario por no contar con unidades de apoyo de moscos", y a pesar de que el número de efectivos policiales "era reducido para una actuación como ésta".

Es más, cuando el fiscal ha preguntado si se había producido una actuación de los mossos, Nieto ha contestado que "ellos nos dijeron que sus efectivos eran insuficientes y nosotros comprobamos que era inexistente".

"En solitario"

Una vez que se optó por continuar la operación, los agentes se encontraron de forma general "con un numero importante de personas en los colegios que no fueron a votar, sino que tenían el objetivo añadido al de votar el impedir que la Policía se personara e hiciera su trabajo". Así, hubo algunos colegios donde se pudo retirar sin problemas el material y otros donde "se les impidió trabajar con distintos grados de presión o fuerza es y en donde se produjo algún incidente, unos leves y otros más grave". Eso significa, en opinión de Nieto, que "existía una organización premeditada con el objetivo de impedir la actuación policial".

Tras negar que hubiera caras policiales, técnicamente hablando, aunque sí actuación policial tendente a evitar ser rodeados o que algunas unidades quedaran aisladas, para lo cual "estaban legitimadas para actuar", Nieto ha reconocido que "se produjeron choques en un numero limitado de colegios" y que hubo agresiones a los agentes de la Policía y Guardia Civil, con "un numero importante de cortes, lanzamientos de vallas, adoquines, bancos, con ataques importantes" que causaron "contusiones y heridas muy serias" y, aún así, "los agentes me dijeron que no querían darse de baja dada la necesidad de efectivos que había".

"Lesionados y gente que dijo haber sido lesionados"

De la otra parte, Nieto ha indicado que tenía conocimiento de que "hubo lesionados y otros que dijeron que habían sido lesionados". En forma de respuesta a una pregunta parlamentario se pudo saber luego que se hablaba de 850 civiles que recibieron atención médica, "pero cuando pedimos ampliación vimos que hubo mucha gente con crisis nerviosa al ver la televisión, otras con erosiones por levantarlos del suelo para poder entrar en los colegios al moverlos y también cuatro con atención no puntual, uno de un infarto en las proximidades de un colegio, un impacto de bola de goma y dos fracturas de extremidades".

En total durante esa jornada, se llegaron a cerrar "entre 113 y 104 colegios". Nieto no ha podido dar la cifra concreta, ya que algunos cerrados por la mañana volvieron a abrir por la tarde, con lo que se tuvo que volver a actuar. De ese total, los moscos señalan que cerraron más de 200 colegios, pero de ésos "muchos no se abrieron siquiera, por las advertencias hechas a instancias judiciales a directores de colegio que no permitieron su apertura y remitían con grandes carteles a otros colegios". Los mossos también hablan de algo más de 90 colegios cerrados en pequeños municipios, "donde luego en algunos casos la Generalitat daba una cifra de participación que superaba el propio censo electoral, lo que contradice el cierre con los resultados de la Generalitat".

En su declaración, Nieto también ha negado que se hubiera recibido orden civil de retirada y que cuando se decidió finalizar con la actuación policial fue porque "nos tocó el peor escenario posible, sin el apoyo de los Mossos d'escuadra y en sitios con un nivel de resistencia mayor del previsto, muy intensa en algunos colegios y con situaciones de violencia en muchos de ellos, y se optó por finalizar por una mera cuestión física". Es decir, que los efectivos estaban ya preparados y con la equitación completa desde la cinco de la mañana, por lo que "tuvieron una jornada muy larga, muy intensa, con mucho esfuerzo que no podía exigir llevarlo más allá del horario".