lunes 30.01.2023

Medio Ambiente

La Policía Local denunció en abril de 2015 que la planta que ardió carecía de licencia para una ampliación que se llevó a cabo

Emilio Aumente advierte de que antes de aprobar la innovación del PGOU para trasladar a la Campiña empresas que valoricen quiere sentarse y hablar de seguridad

Incendio planta de reciclaje
Visión del incendio en la planta de reciclaje de plásticos antes de enterrarse bajo tierra
La Policía Local denunció en abril de 2015 que la planta que ardió carecía de licencia para una ampliación que se llevó a cabo

El concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente (PSOE), ha recordado hoy que el incendio iniciado hace 11 días en la planta privada de reciclaje de plásticos Recicor XXI, del Grupo Barea, ubicada en la A-3051, en el kilómetro 10 de la Carretera de Guadalcázar, "no está apagado, porque aún hay rescoldos" bajo la capa de arena y ceniza con la que se cubrieron los restos que ardieron y, de hecho, "el otro día tuvieron que acudir los bomberos por la noche porque aquello continúa".

El teniente de alcalde socialista, una vez que se conocen las circunstancias del fuego y los medios con los que se contaba para combatir las llamas, ha asegurado que tiene previsto elaborar un informe que se hará público, antes de que se decida aplicar la innovación en el PGOU para que se destinen a la Campiña determinadas actividades industriales, como es el caso de la valorización que pretende aplicar Cosmos en su fábrica. "Todo lo que ha pasado con la planta de reciclaje de plásticos nos tiene que hacer ver que tenemos que sentarnos y hablar antes de decidir", ha continuado Aumente.

"Lo ocurrido con la planta de reciclaje tiene que hacernos ver que antes de decidir sobre la Campiña hay que hablar"

Ahora habrá un mes de exposición publica del documento que se ha aprobado esta mañana en el Pleno sobre Cosmos, pero, en su opinión, "habrá que hablar y matizar determinadas cuestiones que yo, desde luego, no estoy dispuesto a correr el riesgo que hemos corrido con este incendio". Según Aumente, que es el responsable municipal de Seguridad, si el viento hubiera soplado en dirección al núcleo urbano cordobés, "hubiéramos tenido un grave desastre medioambiental y de ciudadania". Por este motivo, el edil del PSOE ha avanzado que por su parrte va a "defender los intereses de todos los ciudadanos y no de colectivos concretos, porque creo que es mi obligación garantizar la seguridad de todos".

Sin licencia de ampliación

En el caso concreto de la planta de reciclaje de plásticos, ésta se encuentra en suelo de la Campiña y cuenta con su licencia de proyecto de actuación, así como un plan especial y una autorización ambiental integrada. Lo que no tiene es una licencia de ampliación del vertedero, ya que no llegó a salir desde la Gerencia Municipal de Urbanismo desde abril de 2015.

"Si el viento hubiera soplado en dirección a la ciudad habríamos tenido un grave desastre medioambiental y de ciudadanía"

"Al margen de ver y analizar qué ocurrió con esa licencnia de ampliacón en concreto, lo que sí es verdad es que la ampiación se llevó a cabo y en abril de 2015 la Policía Local acudió al lugar para elaborar un boletín de denuncia que se trasladó a la Gerencia". En esa época, justo antes de las elecciones de mayo que llevaron a la socialista Isabel Ambrosio a la Alcaldía, la GMU estaba en manos del concejal popular Luis Martín. "No sabemos si la zona que ha ardido es la que se amplió, pero aquello es tan extenso y con tantos metros cuadrados que creo que tenemos que analizar lo que hay allí y qué actividad ampara, así como la actividad que estaba haciendo, para comprobar si tenían licencia para ello", ha advertido Aumente.

La parte que acabó ardiendo contenía varias toneladas de plásticos muy apilados y comprimidos que ocupaban una altura de unos 20 metros sobre una pendiente.

Comentarios