miércoles 08.12.2021

POLÍTICA MUNICIPAL

El Pleno no consigue un acuerdo para homenajear a Miguel Ángel Blanco

Lo concejales del PP se marchan de la sala porque se sacó del orden del día la moción sobre el concejal asesinado por ETA hace ya 20 años 

El Pleno no consigue un acuerdo para homenajear a Miguel Ángel Blanco

Se veía venir. Los concejales del PP en el Ayuntamiento de Córdoba se han levantado de sus escaños y se han marchado del Pleno que se está celebrando esta mañana en el Consistorio cordobés. ¿La razón? Un escrito de la Fundación Miguel Ángel Blanco para recordar el vigésimo aniversario del asesinato del concejal del PP en Ermua a manos de la banda terrorista ETA, que no ha sido finalmente firmado ni por Ganemos Córdoba ni por IU, con lo que se tuvo que retirar de orden del día.

De preguntarse quién tuvo la culpa de la situación, habría que plantear una relación de hechos. Según ha expuesto en la sesión de esta mañana el portavoz del PSOE y edil de Presidencia, Emilio Aumente, la moción llegó a través de Alcaldía y no del PP y, de hecho, fue presentada por él mismo. 

A lo largo de la mañana se ha estado intentado consensuar un texto conjunto, ya que, en palabras de Aumente, lo que remitió en su día la Fundación Miguel Ángel Blanco por escrito tenía carácter modificable, aunque el concejal socialista acusó a la bancada del PP de no querer cambiar ni una coma tras dejar pasar el tiempo suficiente como para forzar hoy mismo la entrada de una moción por urgencia, tras la retirada de la declaración institucional, que sólo firmaron los populares, Ciudadanos y UCOR y que el secretario del Pleno no consideró conveniente aceptar. Es más, el portavoz de Ganemos Córdoba, Rafael Blázquez, planteó la posibilidad de presentar una nueva declaración, que en un principio se añadió al texto de la propia Fundación, pero que no fue aceptada por los seis grupos políticos.

Aumente también echó en cara al portavoz del PP, José María Bellido, el haber querido hacer para por una moción popular un texto que presentaron los socialistas, con lo que esa acusación de "mentir" quiso ser replicada por Bellido, pero no se le dio la ocasión. Ante esto, los concejales del PP se levantaron y se marcharon de la sala, a pesar de que la sesión continúa adelante.

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha sido la que ha añadido algo de cordura a esta absurda situación al declarar que "tendríamos que miramos si el recuerdo a una víctima de ETA nos enfrenta de ese modo" para convocar una concentración en la puerta del Ayuntamiento mañana, miércoles, al mediodía, donde se leerá una declaración de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Lo realmente llamativo del caso es que todos los grupos están de acuerdo en recordar y reconocer la figura de Miguel Ángel Blanco, porque su asesinato por ETA supuso un cambio en la sociedad de este país ante la lacra del terrorismo. Ahora cada cual tendrá que justificar su postura y las razones que han llevado a esta ruptura.

Bancada del PP vacía en el Pleno cordobés