viernes 30.09.2022
Cordoba Hoy

MEMORIA HISTÓRICA

La Memoria Histórica: exhumaciones, bancos de ADN, apertura de archivos y educación para el futuro

Un encuentro organizado por IU Córdoba analiza de la mano de expertos los desafíos y amenazas del movimiento por la Memoria

Homenaje memoria histórica 5
La Memoria Histórica: exhumaciones, bancos de ADN, apertura de archivos y educación para el futuro

Exhumaciones de las fosas comunes, creación de bancos de ADN para facilitar la identificación genética de las víctimas, cambios en el Código Penal, facilidades para la investigación de los fondos documentales y educación para el futuro. Son algunos de los retos inmediatos que tiene el movimiento por la Memoria Histórica en Andalucía, tal y como quedó patente en el encuentro digital organizado por IU Córdoba y en el que participaron el presidente del Foro por la Memoria, Luis Naranjo; la investigadora Carmen Jiménez Aguilera y el director del IES Grupo Cántico, Rafael González, conducidos por la portavoz de Memoria de Adelante Andalucía y responsable de la red de activistas de IU Andalucía, Ana Naranjo.

El encuentro, que está disponible en el canal de YouTube de IU Córdoba, puso de manifiesto que Andalucía tiene muchas tareas pendientes en materia de Memoria. La investigadora Carmen Jiménez se refirió a la exhumación en el cementerio de la Salud, en la que ha trabajado, y aseguró que los informes que ya están en manos de la administración constatan que «es viable» excavar parte del terreno en el que se hallaron evidencias de una gran fosa. Lamentó, sin embargo, que la administración va «muy despacio». El año 2018, señaló, fue «nefasto» en materia de Memoria y en 2019 el Gobierno andaluz solo gastó el 30% de su presupuesto en esta materia.

«El régimen reprimió a unas 2.000 mujeres en Córdoba»

La investigadora, especialista en la represión sobre las mujeres durante la guerra civil y el franquismo, expuso que en la provincia de Córdoba constan al menos 2.000 mujeres que sufrieron una represión que aún es «desconocida». Muchas de ellas, explicó, fueron señaladas por el régimen en base a su relación con otros hombres -eran madres, hijas, hermanas, parejas de hombres represaliados-, pero también se atacó a aquellas que fueron «transgresoras»: concejalas, dirigentes de partidos políticos, milicianas, un perfil de mujeres «bastante politizadas, especialmente en la zona norte de la provincia».

En este sentido, señaló la falta de recursos para los inevstigadores y las dificultades que tienen a la hora de realizar la documentación previa al trabajo de campo. Reivindicó que fondos documentales de gran importancia como el de la Prisión Provincial se trasladen, tal y como marca la legislación, al Archivo Histórico Provincial, donde puedan ser consultados por historiadores pero también por la ciudadanía. Jiménez valoró el trabajo de la Delegación de Memoria de la Diputación, que en breve comenzará a digitalizar el archivo del Tribunal Militar Territorial Segundo, un «gran paso» que marca la línea que debería seguir la administración.

«Hay alumnos que no saben quién fue Franco»

En el encuentro también participó el director del IES Grupo Cántico, Rafael Jiménez, que criticó el peso residual que tiene la Historia de la España reciente en el currículo educativo. «Cuando a un alumno se le va a formar como ciudadano y la Historia más reciente de su país apenas se da en dos clases, algo falla», y la consecuencia es que «hoy hay alumnos que ni siquiera saben quién fue Franco. Eso en Alemania no pasa: desde que el niño entra en el sistema educativo sabe quiénes fueron los nazis».

Además, criticó que la Ley de Memoria de Andalucía no ha tenido traslado alguno a la Educación: «Desde el ámbito educativo no se ha desarrollado curricularmente nada. Todo queda a expensas de que el profesor de turno se implique». Apostó por introducir la Memoria de forma transversal en todos los contenidos, desde Literatura hasta Plástica, pasando por Ciudadanía, y mediante recursos musicales o cinematográficos que atraigan a los más jóvenes. González afirmó que «en los alumnos tenemos la mejor cantera» y que deben estar «bien informados». Recibir, en las aulas, el empuje que les haga hacerse preguntas e interesarse por la Historia.

«No hacer bancos de ADN es una traición a las víctimas»

Por su parte, el presidente del Foro por la Memoria, Luis Naranjo, fue tajante al poner sobre la mesa los retos más inmediatos del movimiento memorialista, que requiere de «unidad de acción» para cumplir sus objetivos. Para Naranjo, «la principal amenaza es la contramemoria», empujada por determinadas fuerzas políticas y ahora por el propio Gobierno andaluz, con posturas que pretenden instaurar «que aquí no ha habido golpe, represión ni dictadura; solo guerra entre iguales, y por tanto ni víctimas ni verdugos».

Por ello, «no basta con leyes de memoria. Es fundamental modificar el Código Penal para que las víctimas del franquismo tengan un estatuto jurídico similar al de las víctimas del terrorismo y castigar los delitos contra la democracia», y lograr una reparación que pasa «por un censo oficial de víctimas del franquismo, no hecho por los historiadores, sino declarado públicamente por el Parlamento español». «Las exhumaciones son fundamentales siempre que haya Verdad y Justicia», por eso es necesaria y urgente la identificación genética. «Es una traición a las víctimas que todavía no se hayan creado bancos de ADN», afirmó.

Comentarios