viernes 27.11.2020

LA TASA DE MORA DEL GRUPO VUELVE A DESCENDER HASTA EL 8,03%

Kutxabank logra un beneficio de 75,2 millones de euros, un 16,5% más, con una aportación positiva de CajaSur de 3,6 millones

Supera sus objetivos en el primer trimestre de 2016 y consolida la sostenibilidad de los resultados, en un contexto de gran dificultad. La intensa actividad en hipotecas, empresas y seguros, la reducción de los gastos, la mejora de los ingresos por dividendos y las menores dotaciones, claves del resultado

Oficina de Cajasur en Córdoba
Oficina de Cajasur en Córdoba
Kutxabank logra un beneficio de 75,2 millones de euros, un 16,5% más, con una aportación positiva de CajaSur de 3,6 millones

El Grupo Kutxabank ha logrado en el primer trimestre de 2016 un beneficio neto de 75,2 millones de euros, un 16,5% más que en el mismo periodo de 2015, con el que supera las previsiones fijadas por la entidad y apuntala la sostenibilidad de sus resultados anuales. Este beneficio, al que CajaSur ha contribuido con 3,6 millones de euros, se ha obtenido gracias a la adecuada gestión de las palancas de negocio, al incremento derivado de la comercialización de nuevos productos financieros, a los relevantes ingresos recurrentes de la cartera de participadas, a su política de contención de costes y a la menor exigencia de provisiones. Así, el Margen Bancario Recurrente, o negocio típico bancario, se mantiene estable y crece un ligero 0,5% con respecto del mismo periodo del año anterior.

Estos buenos datos se han conseguido en un entorno extremadamente complicado, con tipos de interés en mínimos históricos y a pesar del impacto por la eliminación de determinadas cláusulas suelo de CajaSur. Y con una merma, además, en las comisiones, motivada por la evolución de las valoraciones de los recursos fuera de balance (fondos de inversión y planes de pensiones), así como por la nueva normativa aplicada a los precios de los medios de pago. Con todo ello, el Margen de Clientes ha alcanzado los 233 millones de euros.

En cuanto a la aportación de la cartera de participaciones, el resultado recurrente derivado del cobro de dividendos ha continuado registrando un nivel elevado, superior a los 44,5 millones euros, de forma que este epígrafe ha crecido un 29,7% durante los tres primeros meses del año. Cabe destacar que los resultados del grupo se han obtenido con una menor aportación de la gestión activa de la cartera de participaciones, al no haberse realizado operaciones reseñables en este periodo. El negocio asegurador ha crecido un 10,6% y ha mantenido su aportación positiva a Otros resultados de explotación, que se  incrementan un 11,2%.

En línea con los objetivos de mejora de la eficiencia, los Gastos de Administración del Grupo financiero han caído un 5,5% con respecto al primer trimestre de 2015, con una rebaja de 9,5% en los gastos generales y del 3,7% en los gastos de personal. Estas bajadas han situado el Margen de Explotación en los 133,2 millones.

El Grupo mantiene todavía un elevado nivel de prudencia en la cobertura de la cartera de participaciones y del riesgo crediticio e inmobiliario. De hecho, ha destinado 63 millones de euros a dotaciones, un 22,2% menos que en 2015, por la mejora de estos riesgos.

El Volumen de Negocio alcanza casi los 100.000 millones de euros

El total de los recursos de clientes gestionados por las redes de negocio ha alcanzado los 52.988 millones de euros. Supone un ligero incremento con respecto al mismo periodo de 2015, y se ha logrado por la evolución del 1,3% de los recursos en la red minorista y en el área de empresas, que ha crecido hasta el 4,9%.

El ahorro a vista y los fondos de inversión han sido los productos que mejor comportamiento han mostrado en este periodo. En concreto, las gestoras del Grupo han sido las que mayores entradas netas han obtenido entre las grandes gestoras del mercado, al incorporar 343 millones a la cartera que gestionan. Gracias al buen comportamiento en la captación, el saldo de los fondos ha crecido un 6,3%, a pesar del efecto que ha tenido la inestabilidad económica en las valoraciones. 

La inversión crediticia del grupo ha continuado con su evolución positiva, principalmente por el fuerte ritmo en la nueva contratación de préstamos, que sin embargo no logran compensar las amortizaciones. El saldo de la Inversión Crediticia de las redes de negocio se ha reducido tan solo un 1,4%, y ha crecido un 6% en la banca mayorista.

El volumen de negocio de clientes del grupo Kutxabank ha alcanzado los 99.732 millones de euros, un 0,3% más que en el primer trimestre de 2015.

Notable mejora de la financiación a empresas y familias

La apuesta estratégica que realiza la entidad para afianzar el crecimiento de la inversión crediticia se está viendo acompañada por la reactivación de la demanda solvente de crédito, tanto por parte de las empresas como de los hogares.

Durante los primeros meses del año la financiación para inversiones productivas ha superado las previsiones más optimistas del Grupo, y la formalización de préstamos ha crecido un 38% sobre el año anterior. De esta forma, ha destinado un total de 570 millones de euros a Pymes, un 8% más. Como dato novedoso y, por primera vez desde 2008, el saldo en activo fijo productivo ha crecido un 2%, lo que significa que los importes de las nuevas formalizaciones en inversión crediticia productiva han superado a los de las amortizaciones. Además, se ha registrado un incremento del 4% en los importes de descuento comercial y del 15% en la financiación al comercio exterior.

En cuanto a la financiación para la adquisición de viviendas, los préstamos hipotecarios concedidos por el Grupo han crecido un 40%, con un incremento destacado en todas las zonas en las que está implantada la entidad bancaria. Gracias a la recuperación gradual y sostenida del mercado inmobiliario, el Banco ha prestado un total de 400 millones de euros para la compra de vivienda. También se ha registrado una evolución satisfactoria en el ámbito de los préstamos personales. El total de créditos concedidos por Kutxabank ha crecido un 34%. Destaca la evolución de la financiación personal suscrita a través de los canales digitales, cuyo saldo ha crecido un 91% en un año. Cada vez son más las personas que optan por la comodidad de los nuevos servicios tecnológicos de Kutxabank, ya que el 10% del total de préstamos personales se han formalizado por internet.

La tasa de mora se reduce en 63 puntos básicos

Kutxabank ha continuado disminuyendo su tasa de morosidad, que ha caído hasta el 8,03%, 173 puntos básicos menos que en marzo de 2015, por lo que mantiene la distancia de dos puntos sobre la media del sector, que es del 10,09% (febrero). Este descenso en la tasa de morosidad se debe a la caída en el primer trimestre de 286 millones en el saldo de activos dudosos. Exceptuada la ligada al riesgo promotor, la mora del Grupo ha quedado fijada en el 4,7%. 

Comentarios