sábado 16.10.2021
Cordoba Hoy

Afectadas por la pandemia

La Junta destina 2,1 millones para ayudar a 596 familias cordobesas a poder pagar el alquiler

El plazo de solicitudes empezó el 8 de julio y terminará el 30 de septiembre
Cristina Casanueva
Cristina Casanueva presenta la nueva línea de ayudas al alquiler por la Covid-19
La Junta destina 2,1 millones para ayudar a 596 familias cordobesas a poder pagar el alquiler

La Junta ha sacado un plan extraordinario de ayuda al alquiler para personas afectadas directamente por la crisis sanitaria, que a nivel andaluz está dotado con 30 millones de euros para beneficiar a unas 8.500 familias, y que en la provincia de Córdoba supondrán 2,1 millones, para cubrir las necesidades en este sentido de unas 596 familias, según han informado esta misma mañana el delegado del Gobierno de la Junta, Antonio Repullo, y la delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva.

Según Repullo, estas nuevas ayudas forman parte del paquete que ha ido sacando la Administración autonómica destinado a colectivos debilitados por la Covid-19, como son los autónomos, los artesanos o quienes han entrado en un ERTE, que "tienen auténticos problemas para poder pagar sus alquileres". En este sentido, el delegado de Gobierno en Córdoba ha indicado que el Ejecutivo central había destinado 17 millones para este concepto que ser´ría para cubrir las necesidades de 4.700 familias andaluzas "desde la Junta se ha implementado esa cantidad claramente insuficiente con otros 13 millones para poder alcanzar, al menos a 8.500, que son las que más necesitan estos recursos".

Casanueva, por su parte, ha recordado que las ayudas salieron el pasado 8 de julio y hay de plazo para solicitarlas hasta el próximo 30 de septiembre, a ser posible de forma telepática en la web de la Consejería, "que se puede hacer de una forma muy sencilla". Así, hay una primera fase fe presentación de la ayuda propiamente dicha, una segunda fase o anexo en los que se cuenta con 10 días para justificar que se cumplen los requisitos pertinentes y un tercer anexo en el que se ha de justificar que el dinero percibido ha tenido la finalidad de la ayuda, que es el pago del alquiler.

Entre los requisitos referidos están tener tres veces menos del IPREM o que algo más del 35% de los ingresos que se perciben se destinen a servicios básicos de la casa. Vista las dificultades de una parte importante de la población para acceder a las ayudas por vías telepáticas, "se ha habilitado un dispositivo especial para presentar la solicitud de forma presencial, con cita previa, hasta el viernes de forma excepcional", ha añadido la delegada.

No en balde, hasta la fecha se han presentado 211 solicitudes, de las que 159 son telemáticas y 52, presenciales y que de cumplir todas con los requisitos para percibir la ayuda supondría un desembolso de 1,1 millones, con lo que aún quedaría tiempo para acceder a una parte del millón restante.

La ayuda tiene un tope de seis meses a razón de 900 euros mensuales, con lo que habría un tope de 5.400 euros por familia. Casanueva ha indicado que se puede hacer para dos anualidades, una primera para afectados entre abril y septiembre, y una segunda para aquellos que siguen viñedos afectados por un ERTE que están saliendo todavía, con lo que empezarían en agosto a poder pagar el alquiler y entraría ya en 2021 (hasta febrero).

La idea es agilizar al máximo los tramites "para que esas ayudas se puedan percibir cuanto antes y sean realmente útiles", ha añadido la delegada.

Comentarios