lunes 23.11.2020
Cordoba Hoy

Distrito Centro

Tres asociaciones vecinales se alzan contra la ampliación una hora del cierre de bares y terrazas

La Axerquía, San Lorenzo Existe y La Medina exigen al Ayuntamiento que no permitan que el descanso vecinal se vea perjudicado por esta medida y hay amenazas de movilizaciones
Restos de un botellón nocturno
Restos de un botellón nocturno
Tres asociaciones vecinales se alzan contra la ampliación una hora del cierre de bares y terrazas

Las asociaciones vecinales de La Medina, San Lorenzo Existe y La Axerquía han advertido hoy, a través de sendos comunicados, que no van a permitir una prolongación nocturna del horario de cierre de los bares y terrazas, un tema demandado por Hostecor y cuya "pelota está en el tejado del Ayuntamiento, por lo que no vamos a consentir que caiga encima de nuestra cabeza".

Así, al menos, reza en un texto registrado vía sede electrónica en el Consistorio bajo el título de 'Stop gentrificación' de La Medina y San Lorenzo, que han unido fuerzas. "No entendemos que se pueda ampliar una hora más ese cierre en perjuicio de los vecinos, que tienen derecho al descanso, porque trabajamos y madrugamos y tenemos personas mayores, niños y enfermos que necesitan el descanso". Precisamente, son momentos duros, donde hay que recuperar la vida, "pero no a costa del descanso, porque la vida sigue más allá de estar tomando copas hasta altas horas de la madrugada".

El caso es que ambas asociaciones vecinales ya presentaron y registraron escritos en conjunto con otras asociaciones del Distrito Centro al Defensor del Pueblo Andaluz, relacionados con la contaminación acústica. En esos escritos y ahora de cara al Consistorio, se ha presentado un listado de demandas para conciliar ocio y descanso.

Imagen del Casco Histórico de noche

Los vecinos y vecinas, por tanto, consideran que hasta las 02.00 horas de la madrugada "es suficiente" y que se aplique una reducción de impuestos a los bares para compensar posibles pérdidas". Además consideran que ir hasta las 03.00 horas "ya no es negocio , sino suciedad, ruidos, peleas y un sinfín de inconvenientes". Y es que cerrar a las horas que pide la hostelería "alarga la recogida de terrazas y la salida de los rezagados, con lo cual el ruido también se alarga".

Además, la zona de ocio instalada en el Casco Histórico, donde la población es mayoritariamente de una edad avanzada, no sólo maltrata al vecino, sino que "perjudica totalmente a nuestro Patrimonio y turismo de calidad".  

Y una aclaración: "Los vecinos apoyamos la recuperación de la restauración, pero no a costa del descanso vecinal y siempre siendo los vecinos los perjudicados", con problemas como dolor de cabeza, estrés, ansiedad, fatiga, alteraciones del sueño y disminución del rendimiento por falta de concentración".

Por su parte, un comunicado de La Axerquía recuerda que el pasado 25 de mayo,se pasó a la Fase 2 dela  desescalada. Pero ya en la fase anterior "empezamos a recibir en la Asociación quejas de la vecindad ante algunos desmanes en relación con molestias de establecimientos hosteleros, que saltándose las normas, están haciendo de su capa un sayo, y provocando alteraciones en la convivencia", y uno de estos establecimientos es "el Patio de María, sito en calle Lineros, ya conocido por sus incumplimientos, tiempos atrás".

Efecto del botellón en el Distrito Centro

La Junta de Andalucía, a través de su Consejo de Gobierno, ha aprobado hoy que los bares puedan estar abiertos hasta las tres de la mañana y pasa la pelota a los Ayuntamientos, para que sean éstos, los que finalmente dictaminen el horario. "Esta nueva medida, aplaudida por la hostelería, es vieja pretensión. Es decir, vamos a aprovechar el vendaval para vender paraguas", abunda el comunicado vecinal.

De hecho, ayer martes, que no era ni festivo ni víspera, algunos residentes de los aledaños de Plaza del Potro y Corredera se han quejado del tránsito a las 02.00 horas de la madrugada de grupos de personas con cánticos, palmas y jaleo, "como si de la Feria se tratase, abusando de esta reapertura, sin tener en cuenta las molestias que ocasionan".

Al igual que las otras dos asociaciones vecinales, La Axerquía, que preside Juana Pérez, aclara que "a nadie le quepa la menor duda de que somos los primeros en arrimar el hombro para que esta crisis haga el menor daño posible", y, así, "ayudamos a través de las redes vecinales, a decenas y cientos de familias a pasar los peores momentos, ya que las ayudas de la Administración tardan en llegar y aún están viendo cómo se coordinan entre las distintas delegaciones".

CORDOBA. 02/08/2016. ENTREVISTA A JUANA PEREZ GIRON. FOTO: ROLDAN SERRANO. CORDOBA HOY.

También señala que se han mostrado flexibles para que los veladores ocupen más espacio en aquellos lugares en los que sea posible. No obstante señala la nota que "200 peticiones de licencias de veladores en 10 días es un dato que da para pensar sobre la impunidad y el deterioro de la convivencia que venimos sufriendo el vencidario".

Los vecinos y vecinas de la zona se preguntan si realmente es un buen negocio estar abiertos hasta las tres de la madrugada, a no ser que se sea un multinegocio: bar-restaurante-pub-discoteca, todo en uno, que no lo permite la ley. Para ello La Axerquía señala que eso podría permitirse en los negocios situados en los polígonos industriales, ya que allí no causan molestias, "y, quizá así, quien quiera abrir ese tipo de negocio no intente hacerlo en zonas residenciales".

En aras de la situación económica de la población provocada por la Pandemia, se están empezando a tomar medidas para hacer que los negocios (de hostelería) se recuperen, "pero deberíamos de tener en cuenta que los efectos sobre la salud son la principal afección que hay que preservar".

Por ello, "instamos al cogobierno municipal que regule bien la ocupación de los espacios públicos, con aplicación de normativas que garanticen el descanso y la convivencia pacífica y sobre todo que vigile su cumplimiento, porque no estamos dispuestos a tolerar situaciones permanentes de atropello de los derechos de nuestra vecindad y llegado el caso, tomaremos las medidas de protesta necesarias para vivir en una ciudad apacible y saludable".