sábado 02.07.2022

EDUCACIÓN

El PP dice que la Junta solo trata de torpedear la educación

Según Arcas, el Gobierno ha destinado 141 millones de euros para la implantación de la LOMCE, de los que Andalucía es la que más recibe con 28 millones

5.10.2015 Luis Arcas sobre Lomce
Arcas durante la rueda de prensa sobre la aplicación de la LOMCE en Andalucía
El PP dice que la Junta solo trata de torpedear la educación

El Gobierno del Partido Popular trabaja desde el primer día por mejorar la educación, a pesar de que el PSOE de la Junta de Andalucía solo trata de torpedearla. Así lo ha manifestado hoy en rueda de prensa la coordinadora de Educación del PP cordobés, Luisa Mª Arcas, quien ha valorado el compromiso financiero del Ejecutivo para la aplicación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

“El Gobierno ha destinado 141 millones de euros a las comunidades autónomas para financiar la implantación y desarrollo de la LOMCE, de nuevos ciclos de Formación Profesional Básica y de nuevos itinerarios en Educación Secundaria Obligatoria, y una vez más Andalucía es la comunidad que más fondos recibe con 27.926.352,20 euros”, asegura Arcas.

El PP siempre ha trabajado  por la mejora de la educación, pero para que esto ocurra “es necesario el compromiso de todas las cc.aa. para implantar la LOMCE y seguir mejorando un sistema educativo que era claramente deficitario”, dice.

Esta reforma del sistema educativo era imprescindible, pese a que el PSOE prefería privar al sistema educativo de la mejora sustancial que supone esta ley, algo que las anteriores normas socialistas fueron incapaces de lograr. Era imprescindible recuperar aquellos principios que nunca debieron de ser desterrados del sistema educativo español, como la cultura del esfuerzo, la equidad y la transparencia.

El Gobierno del PP ha apostado por hacer un esfuerzo para primar las becas de carácter general, que han aumentado y se han hecho sostenibles, además de hacer hincapié en la mejora del rendimiento escolar, que ha mejorado sustancialmente, dice la coordinadora popular.

“En general, no hay ningún resultado educativo que no haya mejorado con la LOMCE, sin embargo, el Gobierno andaluz de Susana Díaz sigue poniendo trabas a su implantación”. Esto, según Arcas, "entra dentro de su estrategia de confrontación política con el Gobierno central del PP, cayendo en una absoluta deslealtad a pesar de ser la región que más fondos recibe del Ejecutivo español".

Luisa Mª Arcas ha argumentado que mientras el resto de comunidades han asumido de forma leal la nueva Ley educativa y su calendario de aplicación, la Junta de Andalucía continúa obstaculizando su cumplimiento a sabiendas del perjuicio que causa tanto a los centros educativos como a sus comunidades escolares. “En Andalucía seguimos teniendo un año de retraso en la aplicación de la LOMCE respecto al resto de cc.aa.”, señaló. Y esto a pesar de que Andalucía es el ejemplo más palpable del fracaso que han supuesto las anteriores leyes educativas socialistas en España, siendo la región que peores niveles de calidad educativa en indicadores nacionales e internacionales.

“La Consejería de Educación no puede promover el incumplimiento de la LOMCE porque sitúa a los centros y a su profesorado ante la tesitura de colocarse fuera de la legalidad, situándolos en plena inseguridad jurídica si cumplen lo dictado en dichas instrucciones; además lanza el peligroso mensaje a la ciudadanía de que a partir de ahora los centros, los profesores o los ciudadanos en general de que no están dispuestos a cumplir las leyes”, dice Arcas.

Según la responsable popular de Educación, la Junta no está dudando en utilizar como rehenes de su estrategia de confrontación política al alumnado, a las familias, al profesorado y a los centros educativos de Andalucía y Córdoba. Y todo esto a pesar de que es la cc.aa. que más fondos recibe para la implantación y desarrollo de la LOMCE, casi 28 millones de euros.

Por esto, el PP pide a Susana Díaz que se ponga a trabajar por la educación en Andalucía y deje de confrontar con la LOMCE con una única finalidad política y electoralista, que se preocupe por mejorar los resultados educativos en Andalucía y Córdoba; que abandone el victimismo que utiliza como cortina de humo para tapar sus propios recortes en educación, y que no prive de la calidad en la educación a los niños andaluces.

“El Gobierno de España ha hecho sus deberes y ahora es la Junta de Andalucía la que tiene que demostrar que no vuelve a abandonar la educación y que apuesta por el futuro de nuestros niños y jóvenes”, concluye.

Comentarios