lunes 06.12.2021

Aunque cierre el centro de Las Quemadas

Finanzauto afirma que los trabajadores de Córdoba seguirán prestando servicio

Finalmente no ha habido acuerdo entre la compañía y los sindicatos para el proceso del despido colectivo iniciado hace un mes; el encargado de la tienda cordobesa tendrán nueva ubicación

Finanzauto en Córdoba
Centro de Finanzauto en el polígono de Las Quemadas de Córdoba
Finanzauto afirma que los trabajadores de Córdoba seguirán prestando servicio

La empresa Finanzauto y los representantes sindicales han concluido sin acuerdo la negociación del proceso de despido colectivo iniciado hace un mes con el objetivo de adecuar la compañía a las condiciones actuales del mercado y a los cambios estructurales del sector, según han informado fuentes de la compañía a travesee un comunicado.

En este sentido, la compañía, distribuidor oficial de Caterpillar Máquinas pesadas, motores y energía, ha apuntado a este periódico que, en efecto, el centro de trabajo de Córdoba se cerrará, "pero no se verán afectados sus empleados". Y es que "a la persona encargada de la tienda se le ofrecerá una nueva ubicación, mientras que el resto de empleados, todos ellos técnicos, seguirán prestando servicio a sus clientes con normalidad".

El pasado 25 de julio, Finanzauto y los representantes sindicales llegaron a un acuerdo preliminar con el que se concluía y cerraba el diálogo mantenido por ambas partes sobre el proceso de despido colectivo. Según la compañía, "a pesar de la firma de un preacuerdo y de que la mayoría de los empleados habían votado a favor de la propuesta, una mayoría de los centros de trabajo han votado en contra de la oferta presentada por la empresa".

Por ello, la compañía "lamenta volver a la propuesta original, a pesar de haber negociado abiertamente y planteado una oferta que reducía significativamente el impacto social en los empleados, aceptando únicamente bajas voluntarias, tal y como habían solicitado los sindicatos".

Condiciones ofertadas

Siempre según las mismas fuentes, las principales concesiones ofertadas por la compañía a los trabajadores habían sido aceptar únicamente despidos voluntarios, en lugar de la propuesta inicial de considerar hasta un total de 192 despidos; oferta de 39 días por año trabajado con un límite de 19 meses de indemnización para las bajas voluntarias; hasta un 30% de los despidos totales serían considerados como prejubilaciones; ampliar el plazo de adhesión a los despidos voluntarios hasta el 30 de noviembre en los mismos términos y condiciones que los de la oferta original; reducir el número de centros de trabajo destinados al cierre, reduciendo la escala a instalaciones más pequeñas para dos de ellos; todos los técnicos recibirían 4 euros por cada hora flexible, así como por cada hora extraordinaria, compensada con descanso. En la actualidad, cuando el tiempo flexible o la hora extraordinaria se compensa con el descanso no hay retribución económica.

Igualmente, se ha ofertado ampliar el período de revisión de la actividad de los centros de 12 meses a 24 meses; comprometerse a no realizar más despidos colectivos durante los próximos dos años; reducir el tiempo de descanso en compensación de horas flexibles de un máximo de 50 días a 45; ofrecer opciones de tickets restaurante o servicio de comedor en función de las posibilidades de cada centro; adaptar y converger las horas de apertura y de trabajo de la empresa, pero manteniendo el total de horas anuales trabajadas; cierre de centros el día previo a las festividades de Semana Santa a las 15.00 horas y garantizar un aumento salarial del 2% a partir del 1 de octubre de 2017 y de nuevo el 1 de octubre de 2018.

"Todas estas condiciones fueron comunicadas a los empleados, para que pudieran votar en relación a este preacuerdo, el 27 de julio de 2017", añade la nota.

La compañía aclaró también que su intención era llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores en base a estas condiciones y que, de no ser posible, la oferta presentada no sería vinculante. Por esta razón, Finanzauto considera que se han hecho los esfuerzos necesarios para explorar todas las soluciones viables con el fin de reducir el impacto en los empleados, a la vez que se garantizaba un futuro sostenible para el negocio.

El desarrollo de un modelo de negocio más sostenible en el largo plazo continúa siendo necesario y por ello la compañía seguirá adelante con la implementación del plan de mejora de negocio previsto. Asimismo, y en este contexto, volverá a la propuesta inicial que consideraba hasta un total de 192 despidos, en las condiciones mínimas establecidas por ley, con 20 días por año trabajado y un límite de 12 meses.