viernes 05.03.2021
Cordoba Hoy

Los efectos de la pandemia en el trabajo

Víctimas de ERTEs, autónomos y trabajadores de la economía sumergida en el ojo del huracán

La sensación es de miedo, incertidumbre, inquietud e indefensión ante el futuro tras la crisis sanitaria
oficina de empleo
Oficina de Empleo de la capital cordobesa
Víctimas de ERTEs, autónomos y trabajadores de la economía sumergida en el ojo del huracán

Si algo está dejando claro esta crisis sanitaria, al contrario de la económica iniciada el pasado año 2007 (y que todavía coleaba antes de la irrupción del Covid-19), es que "quienes dan vida a la economía somos la gente de abajo; somos los que movemos de verdad la rueda de la economía. Sin los 'carritos' no consumen ni gastan lo demás no avanza".

Quien así opina es Manuel Torralba, secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, quien no puede evitar sentir cierto optimismo de cara al futuro con las medidas que se están poniendo en marcha en esta ocasión por parte del Gobierno central, aunque asegura entender perfectamente la desazón que están sintiendo autónomos que han visto cerrar sus negocios en estos días de confinamiento, además de personal que forman parte de un ERTE o personas que se han quedado sin nada por estar en la economía sumergida (como ocurre con un amplísimo porcentaje de mujeres que limpian hogares particulares).

Víctima de un ERTE

Es el caso, por ejemplo, de Alejandro Aranda Porras, trabajador de Boxer Food, que mediados de marzo pasado formó parte de uno de los locales que la firma tiene por el país con un ERTE, de los que al menos seis ya han sido aceptados, con lo que su futuro es bastante incierto. "Estamos en ascuas a ver si la Junta le da el visto bueno o no, pero entre tanto no sé cuándo voy a cobrar algo ni que va a pasar despeñes de la crisis".

"Si esto sigue así y se prolonga, empezaremos a dejar de pagar cosas, pero nunca dejaré que mis hijos no tengan nada que comer"

Por lo pronto, y para ser justos con la empresa, el pasado día 15 "me han pagado la mitad del sueldo, pero somos 30 empleados y somos todos conscientes de que aquello funciona al día, es decir con lo que factura en un mes y ahora está cerrado desde el día 11 de marzo", señala.

Alejandro Aranda Porras confinado en su casa

Su situación personal es que vive de alquiler y tiene la custodia compartida de sus hijos con su pareja, quien se encuentra en paro y en el momento de elaborar este reportaje estaba a la espera de que le llamaran desde el SEPE (Servicio Público de Estatal Estatal) para pedir la prestación, "y como no lo han hecho, asusta un poco". Y es que le finalizó el contrato justo antes del confinamiento y pidió el paro a expensas de que se lo aprueben. Por lo pronto, los padres de Alejandro ayudan económicamente al manteniendo de los niños.

En su opinión, las ayudas anunciadas por el Ejecutivo central es "escasa", por lo que los autónomos a duras penas van a resistir y "se va a cerrar medio país". De su empresa es toda una incógnita. "No sisé va a aguantar y, si bien es cierto que se retrasa el pago de la Seguridad Social, lo cierto es que desde el día 11 no ha generado ningún ingreso".

Ahora se pasa los días metido en casa, pero sus reservas personales le dan "lo justo para el día a día". El futuro lo ve negro. "Nos queda hasta junio mínimo y así no voy a aguantar", por lo que "habrá que mirar el dinero de otra manera", y eso implica recortar gastos. "Tendremos que negocia el alquiler o dejar de pagar cosas si la cosa se prolonga, como la luz, pero lo que no voy dejar que mis hijos no coman; si es necesario dejo yo de comer. No sería la primera vez que lo hago", asegura.

Desde la economía sumergida

Los que no llevan tan bien esta situación son las personas que trabajan en la economía sumergida y que en este momento no sólo han perdido su trabajo, sino cualquier posibilidad de ingresos.

Isabel Torrico

Es el caso de Isabel Torrico, empleada de hogar por horas, que de un día a otro ha dejado de poder trabajar. Torrico tiene un hijo de seis años al que cuida sola. Desde hace más de 14 meses está esperando que le llegue la Renta Mínima y ahora teme que está situación se alargue mucho más y que "las cosas se compliquen".

"Necesito que esto acabe pronto y que agilicen los trámites, porque muchos somos los que carecemos casi de opciones para seguir adelante"

En un principio, cuenta con algo de ahorros, pero "son pocos y no durarán mucho", con lo que está "muy preocupada", por el presente y por el futuro. Su pensamiento, no obstante, no para de dar vueltas a una idea: "Necesito que esto acabe pronto y que agilicen los trámites, porque muchos somos los que carecemos casi de opciones para seguir adelante". Por no decir que no tienen otra cosa para subsistir.

El punto de vista del autónomo

Jesús Galiani, es propietario de la cervecería que lleva su apellido en el barrio de Huerta de San Rafael, en el Distrito Norte-Sierra. Por supuesto, el local está cerrado y guarda escrupulosamente el confinamiento, por lo que dice tener "mucho tiempo" para darle vuelta a las cosas.

"Todo esto ahora mismo es nuevo y, por la tanto, no sabemos cómo se desarrollarán lo acontecimientos", ha apuntado, para añadir que "decir algo contundente sería engañarte a ti y a mí mismo también". Pero si algo tiene muy claro es que "se están haciendo las cosas muy mal a nivel de autónomos, a pesar de que siempre estamos ahí en los momentos malos y buenos".

"Se están haciendo las cosas muy mal a nivel de autónomos, a pesar de que siempre estamos ahí en los momentos malos y buenos"

En su opinión, el problema es que "nos ha tocado este Gobierno socialcomunista que no se adentra en el problema real y sí en salvaguardarse ellos". Frente a eso, Jesús ha indicado que "gracias al pedazo de alcalde que tenemos en córdoba José María Bellído, y a la buena labor de Carlos Urbano (diputado mayor de gobierno de la Buena Muerte) en Córdoba estamos salvados", y ha asegurado que, si bien él "sí aguanto esto", hay "muchísimas personas que no, y me refiero a gente que tenga muchos empleados, mujer e hijos".

Jesús Galiano en la terraza de su domicilio

De igual modo, este autónomo de la hostelería ha indicado que las ayudas "son de chiste" para un problema real del aquí y ahora: "no hay dinero en la actualidad", a lo que se añaden las "discrepancias" existentes en la Unión Europea (UE), porque "ya llevamos mucho tiempo haciendo las cosas mal, gastando más de lo que ganamos".

La visión de CCOO

En este punto, los sindicatos tienen mucho que decir. Así el pasado 12 de marzo CCOO, UGT, CEOE y Cepyme hicieron público un documento con las propuestas conjuntas que se remitían al Gobierno para establecer medidas que permitan afrontar la situación creada por el Covid-19 y evitar que se originen consecuencias irreversibles para las empresas y el empleo y que garanticen una protección adecuada a las personas trabajadoras

Entre dichas medidas destacaba la demanda de facilitar la utilización de ERTEs, que conlleva la salvaguarda de empleo y dota de renta al trabajador, y a la vez que exime de pago de salarios y cotizaciones a la empresa, como alternativa a los despidos, así como habilitar un fondo de ayuda extraordinario para cubrir esos expedientes.

"Desde CCOO nos preocupa que haya empresas que hagan un uso torticero de la crisis del Covid-19, que, por desgracia se está dando"

A CCOO le preocupa que las empresas "hagan un uso torticero de la crisis del Covid-19, que, por desgracia se está dando", ha señalado a este periódico la secretaria provincial del sindicato, Marina Borrego. Baste mencionar que siendo Andalucía una de las comunidades menos afectadas por la pandemia, "es una en las que más ha crecido el paro". Por esa misma razón, "son tan importantes medidas que eviten que el parón de la actividad económica se traduzca en una destrucción de puestos de trabajo de dimensiones imprevisibles", ha advertido.

En este sentido, el Gobierno ya ha adoptado algunas medidas importantes como la de eliminar temporalmente como causa de despido objetivo aquéllas de fuerza mayor, así como las económicas, organizativas y productivas que pueden justificar un ERTE. "Sin estas medidas la destrucción de empleo en marzo hubiera sido mucho mayor de lo que lo ha sido", indica la sindicalista.

CORDOBA. 30/03/2017. ENTREVISTA A MARINA BORREGO NUEVA SECRETARIA PROVINCIAL DE CCOO EN CORDOBA. FOTO: ROLDAN SERRANO. CORDOBA HOY.

El problema de verdad va a ser este mes. "Somos conscientes de que vendrá un mes de abril igualmente duro en materia de empleo", porque la combinación entre el recurso a los ERTE, el 'permiso retribuido recuperable' –que no deja de ser una distribución irregular de jornada en cómputo anual– y las formas de adaptación de jornada y teletrabajo, deben amortiguar un golpe que en otras circunstancias sería mucho más severo. 

A pesar de ello, "hay que ir preparando un acelerador económico para salir de este atolladero cuando se vaya recuperando la actividad". Al respecto, CCOO aboga por un Pacto de Estado y recuerda que los países no van a poder salir solos de este atolladero, de ahí la importancia de políticas europeas que protejan a los países y que el Banco Central Europeo (BCE) proteja a los estados de los ataques especulativos.

"Además, consideramos fundamental el refuerzo de los servicios públicos, especialmente, la sanidad; garantizar por parte de las administraciones el pago a las empresas contratistas, para que puedan mantener el empleo; y una vez superada la crisis sanitaria, que es la prioritaria, habrá que abordar otras cuestiones presupuestarias y fiscales", ha detallado Marina Borrego.

Para el sindicato, la protección de las personas debe ser lo primero y eso implica "la protección de los trabajadores y trabajadoras ante posibles contagios, la protección de quienes han perdido su puesto de trabajo y de los colectivos más vulnerables".

Las puntualizaciones de UGT

Manuel Torralba, en representación de UGT, se niega a ser pesimista. Advirtiendo de antemano que hasta que no se conozcan los detalles de la desescalada del decreto por el estado de alarma "sólo se puede hacer política ficción", el sindicalista señala que las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo nacional en principio "son las adecuadas para una vuelta a la actividad económica normal". Eso sí, de igual forma que todo se detuvo de un día para otro, "la recuperación, por el contrario, no se hará en un solo día".

El proceso, tal y como él lo ve, secará de forma gradual y los primeros en recuperarse serán los negocios que sean los primeros en poder recibir clientes. Por ello, por ejemplo, y ya que habrá restricciones a la movilidad masiva, las hostelería es posible que sea de las últimas, a no ser que "se deje la entrada aun numero determinado de clientes, manteniendo una distancia, o se utilicen las terrazas al aire libre".

Manuel Torralba, UGT

Torralba afirma entender el miedo que pueden tener tanto autónomos como personas que están en un ERTE y que hasta que no se resuelvan "no pueden considerarse parados". Al respecto, reconoce que no hay ingresos, "pero sí ayudas" con un "esfuerzo importante para liberar dinero", por lo que en los primeros días no se ganará tanto, pero sí servirá para mantenerse flote. "Hay que tener en cuenta que, al contrario de la crisis de 2007, ahora hay dinero porque no estamos apenas gastando y cuando nos suelten a la calle se va a notar el gasto y el movimiento de dinero, porque estamos poquitos por consumir, yes la verdad".

"Nos preocupa mucho en UGT la cantidad de personas que estaban en la economía sumergida, en torno a un 30% de la actividad, aunque haya una Renta Mínima de Inserción"

También ha señalado que las medidas puestas en marcha ahora distan mucho de las de hace diez años, cuando congelaron las pensiones, y ahora no; se congeló el sueldo de los funcionarios, y ahora no, y se aplicó una reforma laboral que "daba vía abierta al despido libre y que se estaba ya en proceso de derogar", ha señalado.

En cualquier caso, no ha podido ocultar su profunda preocupación por la gente que subsistía en la economía sumergida. Se calcula que un 30% de la actividad cordobesa está sumergida, o lo que es lo mismo "un 20% de la población vivía al día de esa manera". A eso hay que añadirle que la provincia, antes de esta crisis, ya estas 'tocada' a nivel de empleo y contracción, con un 97% de trabajo temporal, más de 70.000 parados y una subida espeluznante de 5.000 personas sin empleo entre enero y febrero. Al menos, "está la Renta Mínima de Inserción para quienes puedan demostrar fehacientemente que no tienen ingresos", ha apuntado.

Una batería de medidas andaluzas

¿Y que dice la Administración andaluza? El delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Ángel Herrador, ha presentado a este periódico toda una batería de medidas puestas en marcha para tratar de volver a la normalidad tras la crisis.

"Ante esta situación excepcional, que estamos viviendo, no sólo desde el punto de vista de la salud, sino también del económico, y tras el aluvión de ERTEs recibidos, en lo primero que hay que centrarse es en conseguir que los trabajadores tengan una renta de sustitución para hacer frente a sus gastos diarios y las empresas tengan liquidez", ha señalado. Por eso, desde el principio "hemos redoblado esfuerzos y personal porque la prioridad de la Consejería es resolver los ERTEs para que el SEPE pague cuanto antes a los trabajadores, y las empresas puedan acogerse a las medidas del Gobierno". 

Esto ha implicado desarrollar en un tiempo récord un procedimiento informático para, en primer lugar, registrar con garantías las solicitudes y después resolver las solicitudes en el breve plazo de cinco días. Se trata de simplificar al máximo todo el procedimiento y para ello se ha habilitado una plataforma telemática que incluso permite gestionar los expedientes sin certificado digital.

Nóminas semanales

En este sentido añadir que la Consejería de Empleo ha reclamado al Gobierno, mediante una carta dirigida a la ministra de Trabajo, nuevas medidas que aclaren y agilicen la tramitación de los ERTE, como la emisión de nóminas semanales en vez de mensuales para que puedan cobrar el mayor número de afectados. Así mismo, le ha solicitado tener en cuenta el tejido productivo de la región de carácter más estacional así como la necesidad de apoyar a los trabajadores autónomos.

Además, el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) ha adoptado medidas para facilitar el cobro de las prestaciones por desempleo y eliminar posibles trabas en su tramitación. En este sentido, la medida más importante es que "todas las demandas de empleo serán renovadas automáticamente por el SAE". De igual modo, para las personas solicitantes del subsidio extraordinario y la RAI, también se acreditará de forma automática la Búsqueda Activa de Empleo (BAE) de tal forma que la persona pueda percibir la prestación.

"Para los solicitantes del subsidio extraordinario y la RAI, se acreditará de forma automática la Búsqueda Activa de Empleo a fin de que la persona pueda percibir la prestación"

Una vez marcada las líneas de trabajo en lo urgente, la Junta ha trabajado a la vez en buscar fórmulas y soluciones, dentro de sus competencias, para apoyar a las empresas en estos momentos. Tenemos claro que hay que cuidar al empresariado más que nunca porque son ellos los que crean el empleo y los que harán posible la recuperación con nuestra ayuda. Nosotros tenemos que crear mecanismos de apoyo para que ellas se recuperen cuantos antes. Y en eso venimos trabajando desde que se declaró el Estado de Alarma.

Visita de la consejera de Empleo a la Escuela de la Joyería

Entre las medidas principales puestas en marcha por el Gobierno andaluz esta la convalidación la semana pasada por el Parlamento del Decreto Ley de Mejora y Simplificación de la Regulación para el Fomento de la Actividad Productiva de Andalucía. "La maraña burocrática y el exceso de legislación constituyen, sin duda, una carga permanente que reduce el crecimiento económico, por eso este Decreto va a ser más importante que nunca para marcar la recuperación económica en Andalucía una vez superemos la crisis sanitaria del coronavirus", ha señalado Herrador.

Ayer mismo, Economía convocó ayudas por valor de 43 millones de euros para fomentar la I+D+i empresarial. Se trata de las dos primeras convocatorias de las cinco previstas para este año para reactivar esta línea financiación.

Para autónomos y pymes

Entre las medidas específicas de apoyo financiero a autónomos y pymes, se ha lanzado un primer paquete de medidas urgentes que movilizará 900 millones de euros destinados a autónomos y pymes; para solventar problemas de liquidez, se concede una subvención de hasta 36 millones de euros a la sociedad de garantía recíproca Garántia para avalar operaciones financieras a pymes y autónomos;  se articulan avales para dar respuesta a las necesidades de las empresas, destinando 20 millones para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico, gestionado a través de IDEA; y se incrementa también en 9 millones de euros, hasta alcanzar los 22 millones, la línea de ayudas destinadas a proyectos de Transformación Digital de las pymes destinadas a posibilitar el teletrabajo.

"La Junta no suspenderá los pagos a las empresas contratadas por la Administración, a pesar de que éstas no puedan desarrollar sus actividades siempre que la empresa acredite la permanencia de la plantilla"

Asimismo, se han aprobado reducciones de  trámites y requisitos administrativos para optar a incentivos para el desarrollo industrial, y relacionado con esto, se han ampliado 18 meses los plazos a las empresas para justificar las ayudas recibidas.

A esto hay que sumar que la Junta no suspenderá los pagos a las empresas contratadas por la Administración, a pesar de que éstas no puedan desarrollar sus actividades siempre que la empresa acredite la permanencia de la plantilla en las mismas condiciones laborales y durante el tiempo que dure la suspensión y otras medidas carácter tributario y deudas de derecho público como la ampliación de plazos de presentación y pago de los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados; presentación y pago de autoliquidaciones del resto de tributos propios; pago del primer trimestre de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar por máquinas autorizadas; o pago de deudas de Derecho Público no tributarias.