martes 24.05.2022
Cordoba Hoy

Elecciones municipales del 26 de mayo

El PP creará la figura de un director técnico en Gerencia para agilizar la concesión de licencias

José María Bellido presenta ante la GMU un decálogo de actuaciones para mejorar el funcionamiento de la GMU

Bellido
José María Bellido y Salvador Fuentes con el despertador que despertará a la ciudad
El PP creará la figura de un director técnico en Gerencia para agilizar la concesión de licencias

El candidato del PP a la Alcaldía de Córdoba, José María Bellido, ha informado esta mañana de que invertirá medio centenar de millones de euros en un "ambicioso plan" urbanístico bajo la fórmula público-privada, que se unirá a los otros 50 millones previstos para actuaciones en barrios de la capital, de modo que sirvan para que la Gerencia funcione, como mínimo tan bien como funcionó el marea de Hacienda cuando él era el segundo de a bordo del alcalde José Antonio Nieto.

Bellido ha acudido esta mañana a las puertas de la Gerencia Municipal de urbanismo (GMU) acompañado del edil y coportavoz popular Salvador Fuentes para mostrar un gran reloj despertador como símbolo de que la ciudad tienen que despertar de cara a las próximas elecciones para que las cosas vuelvan a funcionar "bien gestionadas", y de, de ese modo, contar con una ciudad "más verde, amable y mejor movilidad, además de un atractivo mayor en materia de turismo y de ocio", fundamentales para incrementar las pernoctaciones.

Todo ello empezará a funcionar cuando "se resuelva el problema que vive esta ciudad con el Urbanismo", ha señalado el alcaldable del PP. Y es que, de la mano del actual presidente de la GMU, Pedro García (IU), han sido "constantes" los retrasos en materia de licencias, que ha generado "inseguridad jurídica" para atemorizar a os inversores, como ha sido el caso de Amazon,y con una actuación significativamente partidista como ha sido el caso de la cementera Cosmos, a la que se ha acosado, y del "tanatorio" en San Rafael, "que apenas tardó tres meses en conseguir una licencia, cuando se han llegado a producir retrasos de hasta tres años para proyectos privados", ha incidido Bellido.

José María Belliod y Salvador Fuentes atienden a los medios a las puertas de la GMU

Frente a eso, el PP plantea que si gana las elecciones las licencias se condirán en virtud de si los proyectos están o no conformes al PGOU y basadas en la realidad de las declaraciones responsables para evitar que haya obras que se paralicen una vez comenzadas por quedarse cortas en el presupuesto, y no en si están de acuerdo con "determinadas visiones urbanísticas estrechas y partidistas".

Bellido, por cierto, ha señalado no estar convencido con la ordenanza anunciada por IU para agilizar los trámites en la concesión de licencias y que ha dividido al actual cogobierno, y ha presentado un decálogo de actuaciones para impulsar realmente la GMU, cuyo primer punto, precisamente, es esa declaración responsable, además de un catálogo de actuaciones sometidas a declaraciones responsables, el el que se incluirá la realización de obras ligadas al acondicionamiento de los locales para desempeñar una actividad comercial y se extenderá a otros procedimientos relacionados con la vía pública, como la renovación automática de la ocupación de vía pública para mesas y veladores.

De igual modo, los cambios de titularidad de las actividades comerciales y de servicio no estarán sujetos a licencias, sustituyéndose por una comisión sólo a efectos informativos. Se fijará un plan anual de inspección urbanística bajo criterios de transparencia e inspección oportunos; se reducirán los procesos de obtención de licencias; se implantará un nuevo software de gestión de expedientes en la GMU (ya que el actual es de 1998), a fin de que se pueda presentar las solicitudes de forma telemática; se convocarán reuniones periódicas con los colegios profesionales, además de que se les dará una participación mayor para que intervengan en la fijación de criterios interpretativos; y se potenciarán los equipos de concesión de licencias y se nombrará un directivo responsable de los procesos de tramitación que será adjunto al gerente.

Finalmente, se pretende una jerarquización de la tramitación de las solicitudes, en las que serán preferentes la edificación de VPO, eliminación de barreras arquitectónicas, dotaciones públicas o privadas para servir a la ciudad o actuaciones en sectores estratégicos. Al mismo tiempo, se analizará si una modificación de las normas urbanísticas del PGOU fuera necesaria para actualizar las ordenanzas del suelo urbanístico, flexibilizándolas, y para facilitar la reducción de plazos de otorgamiento de licencias urbanísticas.

Funciones del director general

Bellido ha puntualizado que ese director nuevo funcionaría a modo de director general de cualquier delegación a fin de que "mejore la gestión en la Gerencia de Urbanismo", y su principal misión será la de agilizar los procesos de concesión de licencias". De igual modo, el alcaldable apuesta por "normalizar los procedimientos", de modo que "se establecerán formularios concretos para cada procedimiento y con la más absoluta seguridad jurídica se establezca en cada tipo sometido a licencia qué es lo que se evalúa y cómo", ha precisado, de forma que "el administrado sepa qué se le va a exigir por parte de la Gerencia de Urbanismo", algo que "se hará de manera transparente y eficaz, porque se cambiará todo el 'software' de funcionamiento para garantizar la agilidad en el Registro de Entrada y, sobre todo, hacer un seguimiento de los expedientes".

De igual modo, Bellido ha aseverado que "se dará cabida a los colegios profesionales" con una mesa permanente de participación y poder "fijar los criterios interpretativos urbanísticos de la Gerencia y se expongan en el tablón de anuncios", entre otras medidas que ha adelantado, como la defensa de la gestión de los empleados públicos.

Comentarios