domingo 24.01.2021

UN 'DESHAUCIO' INSTITUCIONAL

Podemos denuncia que la Junta echará a ocho federaciones deportivas de su sede

La Junta quiere echar, antes del próximo 15 de enero, a ocho federaciones deportivas andaluzas de su sede actual en la Casa del Deporte, tras 24 años allí instaladas. El edificio, en la calle Carbonell y Morand, ha sido vendido a "fondos buitre", según Podemos

La Federación Andaluza de Balonmano es una de las afectadas.
La Federación Andaluza de Balonmano es una de las afectadas.
Podemos denuncia que la Junta echará a ocho federaciones deportivas de su sede

El parlamentario andaluz de Podemos, David Moscoso, ha denunciado el ultimátum unilateral que han recibido esta semana varias federaciones deportivas de Córdoba, por parte de la Delegación de la Junta, para que abandonen sus instalaciones en la conocida Casa del Deporte. Las ocho federaciones deportivas con sede en este edificio de la calle Carbonell y Morand han recibido una misiva del gobierno andaluz para que desalojen estas instalaciones antes del 15 de enero de 2017, después de 24 años de uso ininterrumpido de dicho inmueble. Las federaciones afectadas son las andaluzas de Tenis, Voleibol, Kick Boxing, Pesca, Balonmano, Montañismo, Salvamento y Socorrismo y Tiro Olímpico.

Moscoso ha declarado que “este desahucio de un edificio emblemático para el deporte cordobés se produce por los intereses especulativos de los fondos buitre a los que el Gobierno andaluz ha venido regalando el patrimonio público desde el año 2014”. También ha añadido que “esta forma de gestión supone un fraude para los andaluces, ya que esta venta de inmuebles públicos con compromiso de arrendamiento a precio desorbitado sólo sale rentable para las empresas compradoras, como la estadounidense WP Carey. La factura de este despropósito la estamos pagando los ciudadanos”.

Sobre las consecuencias que esta orden de abandonar la Casa del Deporte pueda provocar a los deportistas de Córdoba, el diputado de la formación morada ha declarado que “se verán gravemente afectados los servicios públicos cuyas competencias tienen delegadas las federaciones deportivas como agentes colaboradores de la Junta de Andalucía. Con este desahucio inesperado y sin ningún consenso ni alternativa al mismo, no se pueden garantizar los servicios deportivos mínimos que deben prestar estas federaciones tal y como establece la nueva Ley del Deporte de Andalucía”.