REFORZAMIENTO DE LA INDUSTRIA EN CÓRDOBA

Cunext Copper invertirá 120 millones en una nueva fábrica para elaborar cobre sostenible en Córdoba

Va a generar 80 nuevos empleos cualificados y las obras deberán iniciarse en julio para estar rematadas en marzo de 226
Dámaso Quintana y José María Bellido con el proyecto de Cunext en la mano FOTO RAFA MELLADO SENIOR
photo_camera Dámaso Quintana y José María Bellido con el proyecto de Cunext en la mano FOTO RAFA MELLADO SENIOR

La empresa Cunext Copper tiene previsto tener en marcha ya funcionando para marzo de 2026 una segunda fábrica en la capital, que va a suponer una inversión (sin contra los terrenos) de 120 millones de euros, la creación de 80 nuevos empleos cualificados, para la fabricación de cobre verde o sostenible a partir de materiales reciclados y que, a la postre, va a suponer la fórmula necesaria para que la empresa no termine estancándose.

"Más que una señal de que nos va bien, que es cierto, esta inversión debe contemplarse como una necesidad a medio plazo para evitar que nos vaya mal en el futuro", ha explicado esta mañana en el Ayuntamiento de Córdoba, junto al alcalde, José María Bellido (PP), Dámaso Quintana, presidente ejecutivo de Cunext.

Esa inversión se une a los 110 millones de euros que se están invirtiendo en maquinaria para mejorar el refinamiento del tratamiento del cobre, que entrarán en funcionamiento este año, y cuando esté en marcha la nueva planta será la tercera que tendrá el grupo en la provincia (hay otra en Espiel, en el Valle del Guadiato), con un total de 450 empleados.

Las necesidades de la empresa eran algo ambiciosas, un total de 31 hectáreas (309.500 metros cuadrados), por lo que se han buscado terrenos adecuados y se han localizado en la carretera de Granada, la N-432, a 3,4 kilómetros de la ciudad, no lejos del complejo de tratamiento de Sadeco y no muy alejado tampoco de la Ciudad Mercedes. No en balde, Dámaso Quintana ha considerado que va a ser un "proyecto tractor" para generar allí un nuevo polo industrial de la capital cordobesa.

Las obras comenzarán en santo se reciban las pertinentes licencias municipales, y la idea es iniciarlas el próximo mes de julio, de ahí que Bellido haya avanzado que en Junta de Gobierno Local (JGL) se va a catalogar el proyecto de interés estratégico local, de modo que se puedan agilizar al máximo todo lo referente a los procesos administrativos, porque hay cierta prisa.

Por lo pronto, el alto responsable del grupo se ha reunido esta mañana con los portavoces de los diferentes grupos municipales para darles a conocer la intención de construir esta nueva fábrica y también tiene conocimiento de ellos la Junta de Andalucía.

El regidor ha indicado, además, que se trata de un proyecto "muy en la línea de nuestra visión de futuro con la ciudad", es decir de fomentar la economía circular y verde, ya que la iniciativa de Cunext está llamada a convertirse en un "referente mundial" de productos de cobre neutros en carbono, claves para sectores industriales estratégicos como la automoción, especialmente en la fabricación de coches eléctricos; la industria del transporte o la industria eléctrica, tanto en formas de energía convencional como en energías renovables. 

En la actualidad, Cunext Copper genera 200.000 toneladas de cobre en cable, de las que la mitad proceden directamente de Atlantic Copper y el resto, de minas africanas y de América del Sur, como Perú o Chile. Pues bien, con esta nueva fábrica la empresa se va a ahorrar el transporte de ese cobre del tercer mundo, porque van a poder reciclar 100.000 toneladas de chatarra y transformarlas en "cobre de máxima calidad". Lo que significa que no va. aumentar la producción, sino que va a evitar residuos y, además, mejorará la calidad de su producción.

La visión ecológica de la empresa se ampliará al transporte de material, que se llevará desde la fábrica actual en Poniente Sur hasta la nueva de la N-432 en camiones eléctricos.

La nueva planta fabricará cátodos de cobre grado A (con un contenido en cobre del 99,99%) a partir de materiales recuperados (chatarras), gracias a lo que se podrá sustituir gran parte del cobre primario (procedente de mina) que se utiliza actualmente como materia prima para la fabricación de alambrón (producto intermedio que se utiliza para la fabricación de los productos de cobre).

Para fabricar este "alambrón de cobre verde" se desarrollará e implementará un nuevo proceso de electrólisis que sea capaz de producir inicialmente 100.000 toneladas anuales de cátodos grado A, a partir de ánodos de cobre procedentes de materiales reciclados.

En este proceso la actual fábrica de la empresa tiene un papel primordial, ya que la nueva maquinaria tiene por objetivo dotar al proceso de la capacidad de fabricar ánodos de cobre en dicha sección, que se obtendrán a partir de la fusión de chatarras. Estos ánodos serán la materia prima de la que se alimente el proceso de electrólisis de la nueva fábrica que se acaba de presentar y que completará el proceso de crecimiento.