lunes 19.04.2021

En una nueva unidad de hospitalización con 16 camas

CSIF denuncia que hay habitaciones del Materno-Infantil que no están adaptadas

En los últimos días se ha dado el caso de una mujer embarazada en silla de ruedas que estaba ingresada y que no podía entrar en el aseo de su habitación

reina sofia materno
Hospital Materno-Infantil del Reina Sofía
CSIF denuncia que hay habitaciones del Materno-Infantil que no están adaptadas

CSIF Córdoba denuncia las múltiples deficiencias del Hospital Materno-Infantil del Reina Sofía, a pesar de que la tercera planta se reformó a principios del año pasado a fin de habilitar este espacio para gestantes. El sindicato informa de que esta actuación, que fue presentada "a bombo y platillo" por la Delegación Territorial de Salud, Igualdad y Políticas Sociales tras invertir 116.000 euros, supuso la puesta en marcha de una nueva unidad de hospitalización dotada con 16 camas, sin que el número de trabajadores en el citado servicio se haya visto incrementado.

La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, indica que una de las carencias detectadas es que las habitaciones no están adaptadas para personas discapacitadas. La dirigente sindical indica que en los últimos días se ha dado el caso de una mujer embarazada en silla de ruedas que estaba ingresada que no podía entrar en el aseo de su habitación.

Desde CSIF, sindicato multiprofesional mayoritario en la Sanidad Pública cordobesa y Andaluza, se destaca que la solución ideada por los responsables del hospital ante este problema fue que la paciente utilizara el baño reservado para el personal, compartiéndolo de este modo o dejando sin sitio para asearse a unos profesionales que, al atender diariamente los partos, entran en contacto con fluidos, como sangre y líquido amniótico.

Reorganización

Maestre recuerda que CSIF ya denunció que, como consecuencia de la reorganización, el personal adscrito a la Unidad de Partos (matronas y auxiliares de enfermería) se vio obligado a seguir una serie de turnos para cubrir todas las nuevas necesidades asistenciales que se generaron con la reforma. "Todo ello sin que se produjera una ampliación de la plantilla para la realización de todas estas tareas, lo que ha originado una sobrecarga laboral entre los trabajadores", señala Maestre.

CSIF ya puso en conocimiento de la Dirección Gerencia del Reina Sofía este problema el año pasado con objetivo de que se le ponga solución para que "el servicio que se preste tenga la calidad que merece la ciudadanía y no generar un riesgo tanto para las gestantes como para sus respectivos fetos”.

Comentarios